POLÍTICA
18/01/2016 17:38 CET | Actualizado 22/01/2016 17:37 CET

El rey se despide de los portavoces de NC y Foro apuntando que quizá tenga que volver a verles pronto

EFE

El rey se ha despedido este lunes de los dos portavoces parlamentarios con los que ha abierto la ronda de contactos para buscar candidato a la investidura como presidente del Gobierno de la misma manera: comentando la posibilidad de que quizá tenga que volver a citarles pronto.

Así lo han explicado tanto el diputado de Nueva Canarias, Pedro Quevedo, como el de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, quienes han comparecido en el Congreso tras sus respectivas entrevistas con el jefe del Estado.

Quevedo ha explicado en esa rueda de prensa que ha sido al despedirse de él cuando el monarca ha mencionado que, en función de cómo se desarrollen los acontecimientos, era posible que tuvieran que volver a verse pronto.

El rey Felipe VI saluda al diputado de Nueva Canarias Pedro Quevedo

Después, en conversación con los periodistas ha explicado que ese segundo encuentro podría producirse, bien porque el Monarca abra una nueva ronda de consultas antes de proponer un segundo candidato a la investidura -en el caso de que proponga primero a Rajoy pero no logre ser investido- o bien porque finalmente se tengan que convocar nuevos comicios.

Por su parte, Martínez Oblanca ha confirmado que Felipe VI ha utilizado una fórmula similar cuando ambos se han despedido tras su audiencia en el Palacio de la Zarzuela.

"EN UN FUTURO INMEDIATO"

En su caso, según ha explicado el diputado de Foro Asturias, el jefe del Estado ha dejado abierta la posibilidad de que ambos tuvieran que volver a encontrarse "en un inmediato futuro".

El rey Felipe VI conversa con el portavoz de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca

Para Martínez Oblanca, esta expresión más que referirse a unas próximas elecciones estaría relacionada con la convocatoria de una segunda ronda de consultas con los partidos. Desde su punto de vista, sería normal que el rey volviera a sondear a los portavoces, si su primer candidato para la investidura fuera Rajoy y éste fracasara en el intento de ser designado presidente.

El mismo lunes por la tarde, el monarca ha recibido también a Ana Oramas, de Coalición Canaria, quien ha asegurado que el Rey no está "preocupado" por la situación derivada de las elecciones del 20 de diciembre, aunque sí es "consciente" de la "dificultad" que existe para constituir un Gobierno "estable". Según el relato de la diputada nacionalista canaria, el Rey está "sereno" y tiene perfectamente "claro" cuál es su papel constitucional. Es decir, contempla la situación actual como de "normalidad democrática" y sabe que la "pelota no está en el tejado" de la Corona, sino de los partidos políticos y su capacidad de alcanzar acuerdos.

"Es consciente de la dificultad para constituir un gobierno estable, pero no está preocupado", ha resumido Oramas, quien ha añadido que, a diferencia de lo que ha hecho con los portavoces que le han precedido en Zarzuela, a ella no le ha comentado expresamente la posibilidad de volver a convocarla en breve a una nueva ronda de consultas.

El rey junto a la diputada de Coalición Canaria Ana Oramas durante la recepción en el Palacio de la Zarzuela

El martes se reunirán con el Monarca Javier Esparza (UPN) -que formará parte del Grupo Popular-, mientras que el miércoles se entrevistarán con él Alberto Garzón (UP-IU), Antón Gómez-Reino y Alexandra Fernández (En Marea Podemos) y Francesc Homs (DiL). Para el martes también estaba programada la reunión con Marian Beitialarrangoitia (EH-Bildu), pero el partido vasco ha decidido no asistir. Aitor Esteban (PNV), sí acudirá ese día al palacio de la Zarzuela.

La ronda continúa el jueves con Joan Baldoví (Compromís-Podemos), Xavier Domènech (En Comú-Podem) y Albert Rivera (Ciudadanos) y se completará el viernes con Pablo Iglesias (Podemos), Pedro Sánchez (PSOE) y Mariano Rajoy (PP).

Una vez concluidas las reuniones, Felipe VI convocará al presidente del Congreso para comunicarle cuál será su candidato a la Presidencia del Gobierno, presumiblemente Mariano Rajoy. La formación de nuevo gobierno debe resolverse antes de que se cumplan dos meses desde la primera votación para elegir al jefe de Gobierno. En caso contrario, habría que convocar nuevas elecciones.

TE PUEDE INTERESAR...

NUEVOS TIEMPOS