POLÍTICA
03/02/2016 09:45 CET | Actualizado 03/02/2016 09:47 CET

"Sánchez inicia una negociación a la desesperada para un gobierno imposible de perdedores"

Esta mañana hay un cierto alivio en una parte de la prensa por lo que supone el encargo a Pedro Sánchez de formar gobierno, pero la conservadora no augura nada bueno en las negociaciones que ahora se abren...



"Roto el bloqueo". El titular del editorial de El País suena como si España se hubiera quitado un peso de encima porque "el paso al frente de Sánchez posibilita una investidura que Rajoy impedía". No lo va a tener fácil el secretario general del PSOE porque, como señala El Correo, deberá "cuadrar el círculo... demostrar que su aspiración no es puro voluntarismo, sino una alternativa de gobierno viable".

Y esto no lo ven claro en los medios conservadores. Si unimos los titulares de El Mundo, La Razón y ABC, nos daría el siguiente titular: "Sánchez inicia una negociación a la desesperada para un gobierno imposible, el primer gobierno de perdedores". La Vanguardia intenta aportar un poco de sensatez al señalar que "es verdad que el Parlamento refleja una inédita fragmentación. Pero, aun así, España necesita un gobierno sensato y viable. Y corresponde al candidato llamado a formarlo, y a las fuerzas que deben asistirle, emplearse a fondo con ese objetivo".  



Conseguir ese objetivo va a depender de la actitud de Sánchez pero también de Rajoy, a juicio de los analistas...



"Dos hombres y un destino", como evoca fílmicamente Antoni Puigverd : "Diferentes en todo, Rajoy y Sánchez coinciden en un gesto españolísimo: resistir es vencer". La muerte "es una perfección que nadie ambiciona", escribe en La Vanguardia Ciorán.

En la web de El País, Ernesto Ekaizer considera que "Rajoy se sitúa en la reserva tras una comparecencia concebida como el prólogo de una nueva campaña electoral", mientras que, para Victoria Prego, "Pedro Sánchez nos hizo ayer un auténtico discurso de investidura" que dejó al descubierto una estrategia: la de alcanzar acuerdos básicos con las otras formaciones políticas que, a juicio de la columnista de El Mundo, "es un andamiaje extraordinariamente débil que no podrá superar la mínima prueba de credibilidad".

De momento, el ministro De Guindos, en Financial Times, advierte que "un gobierno con Podemos puede desbaratar las reformas". 



Pero el diario de la City está más pendiente de la propuesta de acuerdo formulada por la Unión Europea a David Cameron para evitar la salida de Reino Unido...



Su columnista Gideon Rachman estima que Cameron "sería un perfecto vendedor de coches de segunda mano" en una segunda vida, pero que va a tener que echar mano de todas sus habilidades como político "para convencer a los británicos de que el acuerdo con la Unión Europea es lo que les había prometido". En esta línea, el Times, en un editorial, considera que Cameron deberá obtener más concesiones para impresionar a los votantes. ¿Más?, podría exclamar Xavier Vidal-Folch que en El País, que califica la oferta hecha por Donald Tusk de "una vergüenza porque es un retroceso".

El respeto mutuo que propone el presidente del Consejo ofrece palabrería a los que quieren más integración europea y a los reticentes les otorga, nada menos, que un casi veto con el que echar atrás los proyectos normativos de la Unión. En Alemania, algunos lo ven como un mal menor. Nikolas Busse, en el Frankfurter Allgemaine, recuerda que "una retirada de Gran Bretaña podría tener consecuencias de largo alcance".  



Más unanimidad encontramos ésta mañana en el análisis del resultado de las primarias que se han iniciado en Estados Unidos... 



Y el ganador es... Marco Rubio. El joven senador por Florida, con su tercera posición, es "un republicano elegible", como señala el Times de Londres. De hecho, el Washington Post constata que su emergencia detrás de Cruz y Trump es mirada con buenos ojos por el establishment republicano.

No obstante, el New York Times tiene dudas de que el pinchazo del multimillonario sea suficiente como para que Cruz y Rubio puedan construir una alternativa de cara a New Hampshire, la próxima cita, a la que Edward Luce en Financial Times constata que ambos bandos, demócratas y republicanos, acuden muy divididos. 



No sólo en Estados Unidos es complicado conseguir el voto, también en Francia, donde estos días se puede encontrar a un expresidente en el supermercado...



En concreto, a Nicolas Sarkozy. Acaba de sacar un libro sobre su experiencia en el Elíseo en el que no hace autocrítica alguna pero que ya le ha situado como superventas, con 66.000 ejemplares vendidos en una semana. No es suficiente para el bulímico político porque, leemos en Le Figaro, Sarkozy tiene previsto firmar libros en las grandes superficies de los barrios más populares. Una manera de frenar la popularidad ascendente de su principal rival en la derecha, Alain Juppé, considerado un "elitista".



Y el tuit de ésta mañana es la historia de una recuperación gracias a la música...



La del guitarrista Wilko Johnson, que celebra con conciertos la superación de un cáncer por el que le dijeron que le quedaban 10 meses de vida... En una entrevista en El País, asegura: "Saber cuándo me iba morir me liberaba de la incertidumbre".

ESPECIAL PUBLICIDAD