INTERNACIONAL
15/02/2016 17:00 CET | Actualizado 15/02/2016 17:00 CET

Bosnia pide formalmente entrar en la UE, ¿y ahora qué?

REUTERS

Bosnia-Herzegovina ha presentado este lunes a la Unión Europea (UE) su candidatura para adherirse al club comunitario en una ceremonia en la que las autoridades europeas ha celebrado la apertura de una "nueva etapa" con el país.

Es el primer paso, pero Bosnia aún tiene que cumplir con múltiples requisitos para lograr su objetivo.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

La solicitud llega 21 años después de la guerra civil que arrasó el país y terminó con un acuerdo de paz que creó una complicada estructura estatal, con dos entidades autónomas basadas en criterios étnicos, un Gobierno central débil y una administración hipertrofiada. La clase política ha publicitado este paso como un gran éxito, pero las cifras económicas y la calle han denunciado que las condiciones de vida no han mejorado y la corrupción sigue siendo elevada.

"Va a ser un año muy importante para nuestro país y no nos vamos a detener aquí (...) Somos conscientes de que ésta es nuestra tarea, tenemos que hacerla", ha indicado el presidente de turno de la presidencia bosnia, Dragan Covic, en la ceremonia de este lunes.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

Ceremonia en la que se ha formalizado la solicitud de Bosnia

Que este país haya podido presentar ahora su solicitud se debe a que en junio de 2015, entró en vigor el Acuerdo de Estabilización y Asociación entre la UE y Bosnia, una antesala del proceso de candidatura que busca impulsar en los países aspirantes reformas económicas, sociales y de lucha contra la corrupción. Los principales partidos bosnios, que llevan dos décadas jugando la carta del enfrentamiento étnico, se comprometieron a pactar y trabajar juntos para iniciar esas reformas.

¿Qué le queda por hacer a Bosnia?

El comisario europeo de Vecindad y Ampliación, Johannes Hahn, ha sido directo: "Éste es el inicio de un largo camino" y ha abogado por "ser claro" en cuanto a que "convertirse en miembro no es posible en un par de meses o incluso varios años". "Se basa en tener perspectivas europeas concretas. El de hoy es el principio de un trabajo muy difícil y duro, pero basado en el entendimiento mutuo", ha añadido Hahn.

A esto hay que añadir que a Bosnia todavía le quedan muchas tareas por cumplir: no se ha modificado el acuerdo comercial para exportar productos agrícolas a la UE, no se han publicado los datos del censo realizado hace dos años y ni siquiera está claro quién dirigirá unas hipotéticas negociaciones con la UE, en un país con tres Parlamentos, tres Gobiernos y multitud de entidades locales con mucha autonomía.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

Uno de los momentos de la ceremonia en la que Bosnia ha formalizado su candidatura

Aparte del Gobierno y el Parlamento central, las dos entidades que forman el país, la de los serbios y la común de croatas y musulmanes, tienen su propio Ejecutivo y Legislativo. Por eso, la UE había pedido un mecanismos de coordinación para que esa maraña estatal no dificultara las negociaciones. Hasta la fecha, pese al compromiso de trabajar juntos, poco se sabe de cómo funcionará.

Además, los intentos de reformar la Constitución del país han fracasado hasta ahora, debido a la tensión entre quienes quieren un Estado más centralizado, especialmente los partidos de la comunidad musulmana, y quienes reclaman más autonomía, e incluso la secesión, en el ente serbobosnio.

A pesar de ello, el presidente de turno de la presidencia bosnia, Dragan Covic, ve realista prometer a los bosnios que la UE les concederá el estatus de Estado candidato a principios de 2017.

¿Por qué Bosnia quiere entrar en la UE?

La imagen que muchos bosnios tienen de la UE es la de Alemania: un país rico, en el que poder trabajar y tener un futuro lejos del paro y la corrupción de su país, donde los mejores trabajos quedan reservados a quienes tienen contactos para colocarse de funcionario.

El desempleo oficial en Bosnia lleva años instalado en el 40%, aunque si se incluye la economía sumergida, sería 'sólo' un 26 % de la población activa la que no trabaja. Entre los jóvenes, el paro llega al 64% y el sueldo medio es de sólo 415 euros. Para 2016 se prevé un crecimiento económico del 3%, poco más que el año pasado, insuficiente para recuperar la débil economía.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

Banderas de Bosnia ondean en el Parlamento de Sarajevo

De ahí que las esperanzas esté puestas en esta nueva etapa. El empresario Nihad Imamovic ha declarado a la agencia Efe que la solicitud de adhesión es sólo el inicio de lo que necesita la economía bosnia. Espera, sin embargo, que sea un incentivo 'para que se cree un ambiente en el que los empresarios puedan respirar', que se reduzca la enorme burocracia y se abra la puerta a inversiones extranjeras.

¿Y ahora qué?

La Comisión Europea financiará las reformas en Bosnia con 1.000 millones de euros en los próximos tres años e invertirá 500 millones en mejorar sus infraestructuras.

Por su parte, como gesto de compromiso con operaciones internacionales, Bosnia ha anunciado que ha donado 550 toneladas de armas y municiones a Irak, según informa la agencia Reuters. El país balcánico forma parte de la coalición de países contra el Estado Islámico liderada por Estados Unidos, que ha solicitado la entrega a Bosnia. “Continuaremos las conversaciones con nuestros socios y es posible ver otras donaciones como esta en el futuro”, ha avanzado el ministro bosnio de Defensa, Zekerijah Osmic.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

ESPACIO ECO