TENDENCIAS
23/02/2016 09:30 CET | Actualizado 23/02/2016 09:46 CET

El EGO cumple 10 años: una década exprimiendo el potencial de la moda joven en España

En la moda, como en toda profesión creativa, hay egos, muchos egos desenfrenados que buscan destacar. Pero si hay un EGO, literalmente en mayúsculas, en el mundo de la moda, ese es la pasarela que desde hace ahora 10 años se organiza en la semana de la moda de Madrid en busca de jóvenes talentos, de los creadores que traerán un soplo de aire fresco a los percheros y las calles de España.

Diez años, veinte ediciones, que han ido metiendo ruido poco a poco como hermana pequeña de aquella Cibeles —hoy Mercedes-Benz Fashion Week Madrid— que es quien se lleva todos los titulares. Pero este desfile, más bien esta serie de desfiles, se alza cada vez más como protagonista en una pasarela en la que las opciones oficiales a veces aburren o pecan de clásicas. Pocos tacones y americanas se ven en esa jornada, en la que campan a sus anchas los vaqueros de todos cortes y colores y las deportivas blancas.

Pero, ¿qué es exactamente el EGO? Según la define la organización, es una puesta en escena en la que las protagonistas son "creación, innovación y vanguardia". A Samsung EGO (su nombre oficial, puesto que esta firma electrónica es su patrocinadora) acuden cada temporada entre ocho y diez diseñadores emergentes que muestran sus propuestas en el último día de la pasarela. Además, desde hace siete ediciones se otorga el Mercedes-Benz Fashion Talent, que permite que una de las colecciones sea mostrada en otra pasarela internacional.

Hace 10 años, la idea del EGO se le ocurrió a Andrés Aberasturi (creador de la agencia de comunicación Pelonio e hijo del periodista homónimo) tras conocer Circuit, "una pasarela joven, urbana y muy rompedora que se había creado en Barcelona y cuyas características la hacían diferente a lo que había habido hasta el momento: la antigua Cibeles y Pasarela Gaudí", explica en una entrevista con El Huffington Post. "Además, nos habíamos dado cuenta del talento joven que había en ese momento (y que sigue habiendo, por supuesto), un talento que necesitaba una plataforma de lanzamiento en la que poder exhibirse y Madrid era una ciudad clave para desarrollarla. Este es el germen del nacimiento de EGO, actualmente Samsung EGO, en febrero de 2006", cuenta Aberasturi, que una década después sigue al frente de este proyecto.

No fue fácil montar algo así. ¿Cómo recuerda los comienzos? "Desde que surgió la idea estuvimos buscando financiación privada pero los esfuerzos invertidos no tuvieron mucho éxito. A pesar de no tener muchas opciones, conseguimos un espacio en Alcalá, 31 gracias a la Comunidad de Madrid y hablamos con jóvenes diseñadores que estuviesen interesados en formar parte de este nuevo proyecto. Una vez que teníamos casi todo el proyecto armado, decidimos presentárselo a IFEMA, que fue quien decidió apostar por nosotros y por el futuro del diseño español. Y así tuvo lugar la primera edición de EGO en febrero de 2006".

IFEMA, el espacio dedicado a ferias y exposiciones de Madrid, ha sido clave en su desarrollo. "Con la llegada a IFEMA dimos un salto en el que quedaron algunas cosas por el camino, como la frescura de la improvisación o el traslado desde el centro de Madrid a las afueras. Pero ganamos en solidez como plataforma, la entrada y apoyo de patrocinadores y el de una gran institución que nos acogió e impulsó. Por ello el cambio fue muy positivo", reconoce.

REPORTAJE: La semana de la moda de Madrid cumple 30 años: arranca la 60ª edición de MBFWM (FOTOS)

LA ELECCIÓN DE LOS TALENTOS, COMPLICADA

Para llegar a la selección de talentos el camino también es largo, como cuenta el comisario de la pasarela. "La elección siempre es muy difícil porque recibimos muchos dossieres muy buenos. Para hacer la selección llevamos a cabo un proceso que comienza con la publicación de las bases de participación. A continuación, una vez recibimos los dossieres, nos reunimos para hacer una preselección de aquellos que pasarán al Comité de Selección, un comité integrado por prensa especializada (que rota cada edición para evitar generar dependencias), miembros de IFEMA y yo como Comisario de Samsung EGO y los sometemos a votación", relata.

Vestidos que cambian de color con el agua: la propuesta de Pepa Salazar en el Samsung EGO de la 60ª MBFWMadrid (FOTOS)

Aberasturi también reconoce que comprende las críticas que tienen lugar en algunas ocasiones. La cantidad de material recibido es inmensa y "lo ideal de este proceso sería poder conocer uno a uno a cada diseñador y que pudiese contarnos su proyecto en persona, al detalle. Pero sería una tarea imposible por la cantidad de solicitudes que recibimos. Somos conscientes de que el dossier quizá no es la mejor solución a la hora de presentar un proyecto y asumimos los errores que esto genera, pero actualmente es imposible hacerlo de otra forma. Y sabemos que hay ocasiones en las que un dossier ha sido rechazado y su creador ha sido posteriormente un gran diseñador, o al contrario, grandes dossieres cuya puesta en escena no ha sido la esperada".

Entre esos grandes diseñadores que fueron noveles y ya vuelan solos se encuentran María Escoté (que vistió a Katy Perry en unos MTV VMA), Maya Hansen (arriba, Lady Gaga con un diseño suyo), Etxeberría o María Ke Fisherman (cuyos diseños ha lucido a Miley Cyrus en más de una ocasión, como abajo, en un concierto). Esta última, por ejemplo, afirma que la mayor parte de sus ventas se realizan fuera de España (y que, de hecho, el 40% de su facturación viene únicamente de Estados Unidos).

Otra de ellas es Pepa Salazar, que en el EGO lo ha logrado todo: desfilar en tres ocasiones, llevarse dos veces el Mercedes-Benz Fashion Talent, lo que le permitió desfilar en México ("el diseño mexicano se nota mucho, esos colores…", recuerda) y Zúrich (es un evento social, es un poco como ir a la ópera, las entradas se pueden comprar) y ganar el Samsung EGO Innovation Project, destinado a proyectos que unen moda y tecnología. Ahora, sus diseños se muestran en la Feria de París (a la que marcha el próximo 29 de febrero) y además de en Londres va a vender en la tienda multimarca Opening Ceremony, presente en Nueva York, Los Ángeles y vía web, una de las plataformas de moda más importantes y reputadas.

Salazar cuenta que presentarse por primera vez a EGO fue "por pura casualidad". "Mi mejor amigo siempre me decía: 'Nunca enseñas tus cosas. ¿Por qué no te llevas algo? Y me presenté y fue una cosa muy orgánica", rememora. Aunque había acabado su tesis hacía poco y había pasado por Loewe para realizar una beca, afirma que aprendió "muchísimo, muchísimas cosas. Desarrollar una colección, desde la imagen de marca a lo que quieres comunicar, es complicado. Te planteas cosas que no habías llegado a pensar que eran necesarias. Aprendes a trabajar en equipo, a mandar…".

Aunque ahora no desfile en IFEMA (lo ha hecho en el OFF, una pasarela alternativa, "bastante trash, no tan solemne"), reconoce las posibilidades que el formato le ha dado. Preguntado sobre cómo ha logrado sobrevivir una pasarela semiindependiente y alternativa, situada el primer o el último día de los desfiles, Aberasturi responde: "El primer y principal apoyo a la pasarela ha venido desde IFEMA, como estructura, como sede y, sobre todo, a través de sus patrocinadores. Sobrevivimos porque IFEMA apostó por esta pasarela, asumiendo los riesgos que conllevaba. Y este apoyo ha hecho que la pasarela esté actualmente en uno de sus mejores momentos, pues ha conseguido patrocinadores propios, como Samsung o Mercedes-Benz, que apuestan por el futuro del diseño español. Por ello, es muy atractiva para las marcas".

Entre las instalaciones de IFEMA, una enorme sala de maquillaje y peluquería que da cobertura a todos los desfiles.

TECNOLOGÍA+INTERNACIONALIZACIÓN

De hecho, él mismo resalta la creación de esos dos extras que conlleva ahora EGO: Samsung EGO Innovation Project y Mercedes-Benz Fashion Talent."El primero de ellos es el primer certamen —creado por Samsung— que ha sabido adelantarse al futuro del sector e incorporar la tecnología al diseño, premiando proyectos que vinculen moda y tecnología. Se abre así una nueva línea de trabajo que veremos evolucionar y que marcará en el futuro del diseño". Ya ha habido seis ganadores bianuales desde septiembre de 2013: Ying Gao, Leandro Cano, la propia Salazar, Gómez, Howl by María Glück y Virginia Vallejo.

Por otro lado, Aberasturi descata que resulta "muy importante la internacionalización de estos diseñadores y sus colecciones". "En este sentido, se ha abierto una puerta al exterior mediante Mercedes-Benz Fashion Talent, un premio que ya cumple siete ediciones y que otorga a la mejor colección presentada cada edición la oportunidad de ser mostrada en una de las pasarelas internacionales de Mercedes-Benz, contando con todo el apoyo —económico y de comunicación— de esta marca", resume.

El último premio a esa mejor colección se lo llevó en septiembre de 2015 el joven diseñador Xavi Reyes. Era la segunda colección que presentaba en Samsung EGO. "Antes de presentarme creé dos colecciones cápsulas enfocadas a la venta para poder financiar mi primer desfile. Una vez reuní los recursos y la valentía desfilé en Samsung EGO, hace ahora justo un año. Como Salazar, confirma que la primera vez "te das cuenta de lo mucho que te queda por aprender pero también valoras el trabajo realizado con los recursos de los que dispones. Ayudó a que la prensa me tuviera en el punto de mira", relata, lo que le ayudó a presentarse a otro concurso de talentos de moda organizado por Vogue.

Pincha para ampliar la imagen con la colección de Reyes que ganó el Mercedes-Benz Fashion Talent en septiembre de 2015.

"La segunda vez ya vas con los deberes hechos, tienes que ofrecer cada vez más, que el público note una cierta madurez sin perder la esencia de la marca", explica sobre su paso por el desfile en septiembre, cuando ganó el premio a los mejores diseños. "El jurado valoró mucho los elementos biográficos en la colección, la evolución y el potencial demostrado. El desfile en Berlín fue el momento en el que más claro tuve que quería dedicarme a esto; el trato recibido, la buena acogida y el público alemán supo entender perfectamente mi colección, que además tenía mucho aroma español". Ahora, en esta tercera vez, llega con más presión es mayor tras proclamarse vencedor: "Los nervios y la inseguridad son siempre las mismas, creo, aunque lo llevas de una manera más madura, la experiencia ya se va notando. Sabes que el mundo no se acaba por muy bien o muy mal que lo hagas, al final uno tiene que ser el primero en confiar en su producto para que los demás lo hagan".

El propio comisario lo confirma: "Presentar su colección en esta plataforma es una experiencia única para los diseñadores. Primero por la comunicación y la difusión que tiene su firma, y que por suerte para la plataforma y para la moda española, cada vez cuenta con más apoyo de la prensa. Pero además es la primera piedra del futuro de muchos de ellos, la cantera de los diseñadores que desfilan posteriormente en MBFWM".

Por supuesto, todo es mejorable. Samsung EGO "ha cambiado mucho, pero lo ha hecho para bien", ya que las convocatorias crecen, cada vez hay más peticiones de desfilar y "esto genera que cada vez haya más adeptos al sector moda español". Sin embargo, como explica su fundador, siempre se puede pedir más: "Quizá lo que echaría en falta sería más apoyo, tanto de la industria como del sector, para que las empresas y marcas que crean estos jóvenes diseñadores puedan consolidarse. Es decir, hay que conciliar la industria con el diseño, principalmente a través de incentivos que permitan el continuo desarrollo del sector de moda español. Es ahí donde considero que hay todavía mucho camino por recorrer. Lo que sí es cierto es que ha habido una evolución: al principio la industria no nos apoyaba. Ahora sí que tenemos ese apoyo gracias a Inditex. El tercer paso sería que, ahora que tenemos este apoyo, Inditex invirtiera directamente en los diseñadores y en sus marcas, para así hacer crecer sus proyectos".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

#YONOMEOLVIDO