INTERNACIONAL
27/02/2016 10:51 CET | Actualizado 27/02/2016 10:51 CET

Siria amanece sin bombardeos y sólo hay choques en zonas con yihadistas

HASSAM AMMAR / AP

Siria amaneció este sábado, por fin, sin bombardeos. Hoy es el primer día del alto el fuego entre el régimen y la oposición, que entró en vigor esta pasada medianoche, y únicamente se registran combates en zonas donde están presentes el Frente al Nusra, filial de Al Qaeda en el país, y el grupo Estado Islámico (EI). Es la primera vez en cinco años de conflicto que se logra una tregua en Siria, un país en el que los muertos superan ya los 270.000 muertos, al menos. 13,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria urgente dentro de Siria y más del 50% de su población -unos 22 millones cuando empezó el conflicto- ha tenido que dejar su hogar.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos precisó que hay combates entre las fuerzas gubernamentales y el Daesh en el área de Janaser, donde está cortado el camino que une esta localidad con Alepo, en el norte del país. También hay choques entre los efectivos leales al Gobierno y varias organizaciones, entre las que figura Al Nusra, en las regiones de Yabal al Akrad y Yabal Turcomán, en el norte de la provincia costera de Latakia. En ese territorio, actúan también otros grupos como el Movimiento Islámico de los Libres de Sham y el Ejército Islámico de Turquestán.

Los también llamados Libres de Sham forman parte de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), la principal alianza opositora siria, que ha aceptado la tregua. Sin embargo, no se sabía si la organización armada cumpliría con el cese de las hostilidades por sus estrechos vínculos con el Frente al Nusra, con el que suele actuar sobre el terreno.

EN ALERTA

Algunos de los grupos rebeldes que han aceptado la tregua en Siria afirman que su decisión de respetarla es firme, pero permanecen alerta porque no se fían de las fuerzas del régimen de Bachar al Asad.

Desde la provincia septentrional de Alepo, el portavoz del Ejército de los Revolucionarios, Ahmed Taha, señaló a Efe por teléfono que su organización está comprometida con el cumplimiento del alto el fuego.

"Desde el inicio de la tregua no se disparan proyectiles del tipo tierra-tierra", indicó Taha, quien, no obstante, apuntó que sus combatientes permanecen en sus posiciones porque "¿a dónde van a ir?".

El portavoz rebelde subrayó que el nivel de alerta es máximo y que entre otras medidas su grupo ha erigido barreras y excavado trincheras para protegerse de cualquier posible agresión. "No hay nadie que confíe en Bachar al Asad", aseguró Taha.

ATENTADO DEL DAESH

Por otro lado, en la provincia central de Hama, un coche bomba del EI estalló contra un puesto de control de régimen a la entrada de la población de Salmiya, donde hubo dos efectivos gubernamentales muertos.

En la misma región, las Fuerzas de Defensa Nacional, milicias prorrégimen, se enfrentan desde anoche a combatientes del EI en los pueblos de Mafkar y Al Tiba.

Mientras, en Tel Abiad, en la frontera entre Turquía y la provincia siria de Al Raqa, también hay combates entre el EI y las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdosirias.

El alto en fuego, acordado por Rusia y EEUU, entró en vigor en el territorio sirio la pasada medianoche, después de que tanto el Gobierno de Damasco como la CSN dieran su visto bueno.

Tanto el EI como el Frente al Nusra han quedado excluidos del pacto para el cese de las hostilidades.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

NUEVOS TIEMPOS