NOTICIAS
03/03/2016 08:24 CET | Actualizado 03/03/2016 08:24 CET

'Cien años de perdón': corruptos en ficción que se parecen demasiado a la realidad (VÍDEO)

"Todos están al mismo nivel en cuanto a trampa: tanto los atracadores entre ellos y sus mentiras, tanto el banco y la directora con su plan de hacerse con parte del botín, tanto los políticos con su plan de cada uno quitar el puesto al otro, tanto los policías... Es una película donde todos son tramposos", resume Daniel Calparsoro, director de Cien años de perdón, que se estrena este viernes en cines.

El thriller —con actores de la talla de Luis Tosar, Rodrigo de la Serna, Patricia Vico, Raúl Arévalo o José Coronado— narra el asalto a un gran banco en Valencia, que se complica cuando la directora de la sucursal desvela un secreto oculto y surgen los conflictos entre la banda de ladrones. Las sospechas se extienden hasta el punto de llegar a poner en jaque al Gobierno del país.

"Sobre todo hay un reflejo de una trama de poderes políticos que creo que va a resultar muy familiar", comenta en el vídeo Luis Tosar, que en la película encarna al Gallego, uno de los cabecillas de la banda.

Y lo cierto es que el espectador puede ver con facilidad más de un paralelismo entre ficción y realidad. "Como esto se nos escape de las manos, estamos jodidos todos", dice Ferrán (Raúl Arévalo), jefe del gabinete de la presidenta del Gobierno en el filme. "El diputado que cambió de idea no recibió todo lo que se le había prometido. Amenazó con hablar", replica Cristina (Marián Álvarez), mano derecha de Ferrán.

¿Quiénes son los buenos y los malos? ¿Quién roba a quién? Son preguntas que mantendrán en vilo al espectador de Cien años de perdón.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

RESPONSABLEMENTE