INTERNACIONAL
23/03/2016 09:39 CET | Actualizado 23/03/2016 09:39 CET

Obama defiende la democracia y los derechos humanos ante el Gobierno de Cuba

Barack Obama, ha dejado atrás Cuba tras plantar la semilla de una nueva era de relaciones con la isla, donde ha lanzado mensajes y gestos a favor de la reconciliación, la apertura democrática y el respeto a los derechos humanos.

El primer presidente de EEUU en activo que ha visitado la Cuba castrista ha cumplido con su propósito de certificar el deshielo, dejando atrás "los últimos vestigios de la Guerra Fría en las Américas" y tendiendo "una mano de amistad", según aseguró en un abarrotado Gran Teatro de La Habana y ante miles de televidentes.

"Creo en el pueblo cubano", proclamó en español Obama en un vibrante discurso dirigido directamente a los habitantes de la isla y que pronunció en presencia del presidente, Raúl Castro.

Obama ha subrayado, también en español, que "el futuro de Cuba está en manos del pueblo cubano", ha reconocido que la política de aislamiento que practicó su país durante más de cinco décadas fue fallida y ha señalado al Gobierno cubano que no debe temer que el pueblo cubano "se reúna, hable o vote".

"No debe temer una nueva amenaza de EEUU y, por su compromiso con la soberanía y la autodeterminación, tampoco debe temer las voces diferentes del pueblo cubano", aseguró directamente a Castro. A esas voces dedicó Obama una parte importante de su visita, al reunirse en la embajada de EEUU con destacados disidentes, de los que elogió su "coraje extraordinario".

DERECHOS HUMANOS, PRESOS POLÍTICOS Y EMBARGO

El tema de los derechos humanos ha estado muy presente durante la visita de Obama. Durante la conferencia de prensa conjunta con Raúl Castro, el cubano rechazó la existencia de presos políticos en la isla, y desafió a un periodista estadounidense a presentarle un listado de nombres para soltarlos.

Tampoco han faltado referencias reiteradas al embargo: Castro ha vuelto a exigir el fin de esa política, aunque ha valorado los repetidos llamados del presidente de EEUU al Congreso para ponerle fin. Obama se ha mostrado convencido de que el bloqueo terminará.

La Primera Dama norteamericana ha tenido, por su parte, una discreta agenda en Cuba. Michelle Obama ha dedicado al pueblo cubano dos árboles de magnolias, la flor que adorna los jardines de la Casa Blanca, y un banco de madera como recuerdo del momento histórico que viven ambos países.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Photo gallery Obama en Cuba See Gallery

ESPACIO ECO