INTERNACIONAL
23/03/2016 18:04 CET | Actualizado 23/03/2016 18:04 CET

Polonia se niega a aceptar refugiados tras los atentados de Bruselas

OLIVIER HOSLET/EFE

Tras los atentados de París en los que murieron 130 personas en noviembre, algunos líderes políticos tardaron poco en relacionar la llegada de refugiados con yihadistas y cuestionar la política de asilo.

Los ataques de este martes en Bruselas, en los que han muerto 32 personas, han servido a la primer ministra polaca, Beata Szydlo, como coartada para anunciar que Varsovia no acogerá a los 7.000 solicitantes de asilo que se comprometió con Bruselas.

"Después de lo que ha pasó en Bruselas ayer, no es posible que aceptemos ninguna cuota en absoluto", declaró la conservadora Szydlo en televisión.

Como recordó Amnistía Internacional tras el auge de los mensajes xenófobos y racistas que señalaban a los refugiados tras los atentados, es un error confundir y mezclar el aumento del número de refugiados con el terrorismo.

"Son dos cosas distintas, y sólo una de ellas constituye una amenaza. Los dirigentes europeos deben distinguir cuidadosamente entre ambas, y tener claro que lo mejor para la seguridad de Europa no es dar la espalda a una crisis global de refugiados, sino garantizar la entrada ordenada, organizada y humanitaria de personas que huyen de horrores similares", advirtió John Dalhuisen, Director del Programa Regional para Europa y Asia Central de Amnistía.

Photo gallery Explosiones en Bruselas See Gallery

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'