POLÍTICA
03/04/2016 19:31 CEST | Actualizado 03/04/2016 19:41 CEST

Condenado a 8 meses de prisión por matar a patadas a un perro

La ONG proteccionista El Refugio acaba de informar de una victoria judicial contra un maltratador de animales. Una jueza del Juzgado de lo penal nº 3 de Santander ha condenado a una pena de ocho meses de prisión con inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena a Sergio F.A.. Su delito: matar a patadas a un perro llamado Blas en una calle de la capital cántabra.

También lo ha condenado a una pena de inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, un veto que dos años.

Deberá también indemnizar a Marta H. S., la propietaria del perro, con la cantidad de 1.500 euros por el valor de su amigo, y

con 2.500 euros por daños morales, así como el abono de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular y popular.

Esto fue lo que recogieron las actuaciones cuando se inició el juicio:

Sobre las 20:00 horas del 28 de abril de 2014 la dueña procedió desde su domicilio a sacar a pasear a su perro. Momentos después entró a realizar unas compras en el Carrefour Express, en la calle de Rualasal nº 21, dejando a su perro junto a la puerta de entrada del establecimiento, sin amarrar, pues su perro era tranquilo y nada agresivo. No habían transcurrido ni dos minutos, cuando se encontraba esperando en la cola de la caja, escuchó un murmullo procedente de la calle y vio como entraba en la tienda una señora muy asustada y a un grupo numeroso de personas mirando hacia el garaje del edificio de Caja Cantabria, lugar donde un chico de aproximadamente veinticinco años, le propinaba varias patadas muy violentas en el costado izquierdo, al perro de la compareciente. Tras presenciar la agresión, Marta llamó a su perro, al tiempo que se dirigía hacia él. El animal caminó dos metros, desplomándose a sus pies, y tras sufrir varias convulsiones, falleció quedando tendido en la acera.

“Una de las patadas tuvo que ser letal”, declaró uno de los policías que acudieron al lugar.

“Desde El Refugio aplaudimos la sentencia de esta jueza, condenando a ocho meses de prisión al tipo que mató brutalmente al perrito Blas. Esperamos y deseamos que los jueces españoles castiguen cada vez con más dureza casos como éste, para evitar que se vuelvan a producir”, ha declarado Nacho Paunero, presidente de El Refugio.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

PULEVA PARA EL HUFFPOST