POLÍTICA
11/04/2016 09:49 CEST | Actualizado 11/04/2016 12:36 CEST

Mario Conde, detenido por repatriar dinero de Suiza

La Guardia Civil ha detenido al expresidente de Banesto Mario Conde, a sus dos hijos, Mario y Alejandra, al marido de ésta y a cuatro personas más por delitos de blanqueo de capitales y contra la hacienda pública. Presuntamente, habrían traído a España al menos 13 millones de euros, dinero que provendría de las cantidades apropiadas y no encontradas del caso Banesto.

Conde ha sido detenido en Madrid, en una operación en la que se están practicando varios registros en sus domicilios y sociedades relacionadas a nombre de terceras personas, entre ellas una de cosméticos. La operación está a cargo de la Fiscalía Anticorrupción y del juzgado de instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Santiago Pedraz.

Según fuentes de la investigación, los detenidos llevaban desde 1999 repatriando cantidades moderadas de dinero desde Suiza y Reino Unido a España, procedentes, al parecer, de lo evadido de Banesto que no fue encontrado. El dinero volvía a territorio nacional a través de préstamos, ampliaciones de capital e ingresos en efectivo.

La hija de Conde, que figura entre los detenidos, estaba al cargo de negocios familiares agrícolas y de cosmética. Aparte de la familia del exbanquero, los detenidos son Francisco Javier de la Vega, Francisco de Asís Cuesta, Fernando Guash y María Cristina Álvarez Fernández. La operación se ha convertido en trending topic mundial.

Conde, de 67 años y que hace cuatro años trató de volver a la vida política presentándose a las elecciones gallegas, fue condenado a 20 años de prisión por apropiación indebida, estafa y falsedad por su gestión cuando era máximo responsable de Banesto, cuya presidencia asumió en 1987.

Fue el llamado caso Banesto, un escándalo financiero que estalló en diciembre de 1993, cuando el Banco de España intervino la entidad por el agujero patrimonial superior a 2.700 millones de euros que presentaba.

El exbanquero, que ingresó en prisión en 1998, logró en noviembre de 2005 el tercer grado penitenciario, tras haber cumplido parte de la pena. Desde entonces, ha publicado media docena de libros, reflexiones sobre su paso por la cárcel, memorias e incluso un volumen sobre el taoismo, y ha financiado un documental sobre sí mismo.

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha considerado que, si se ha detenido a Conde, será porque tendrá algún fundamento", dado que existe un proceso de investigación detrás. Ha mostrado su respeto a las autoridades policiales y judiciales, que ahora serán las que tendrán que determinar las responsabilidades penales, si es que las hay.

También ha querido dar su opinión el secretario general de Podemos. Pablo Iglesias ha tildado a Conde de "patriota de pulsera". "Nos estafó con Banesto y pagamos los platos rotos. No devolvió el dinero y vuelven a pillarle", ha censurado en un mensaje en Twitter.