POLÍTICA
12/04/2016 09:25 CEST | Actualizado 12/04/2016 09:25 CEST

'Banksters'

GETTY

El nombre de Mario Conde reaparece esta mañana en la apertura de los diarios, como ya sucediera a mediados de los 90, cuando ingresó en prisión; pero esta vez, además, pone de manifiesto la impunidad de la que disfrutan los protagonistas de delitos económicos en España...



Son los banksters. Fusión de banquero y gángster que utilizó en los años 30 el fiscal norteamericano Ferdinand Pecora para definir a los banqueros que contribuyeron con sus prácticas a la Gran Depresión. Así nos lo recuerda Ernesto Ekaizer en un extenso artículo en su blog Analítica. Los diarios de ésta mañana tienen algo de déjà vu, de aquello de "estaba cantado", porque "la realidad -como señala El País en su editorial- es que el exbanquero lleva años engañando a la justicia; y finalmente, la paciencia y el buen hacer de los agentes de la Guardia Civil y de la Fiscalía Anticorrupción han conseguido detectar sus operaciones fraudulentas".

El Mundo, por su parte, señala las lagunas legales en los delitos económicos y propone que "no debería haber redención de la pena sin devolución del dinero robado". Porque, como se recuerda esta mañana por, entre otros, Ángeles Gonzalo en Cinco Días, Conde, en los 80 admirado por las clases medias por su ascenso a un Olimpo reservado a los clanes familiares, no llegó a cumplir los 20 años de cárcel a los que fue condenado. 



Esta operación policial contra el blanqueo de dinero tiene lugar en plena marejada por los llamados papeles de Panamá...



Que cada día aportan uno o varios nombres nuevos. El último, en El Confidencial, es Bertín Osborne: el cantante "reactivó una empresa en Panamá en octubre de 2015, apenas un mes después de poner en marcha en Televisión Española su exitoso programa En tu casa o en la mía". El presentador justifica la reactivación para poder avalar un crédito con el que pagar las deudas que entonces mantenía con el fisco. 

Entre tanto, como señala El Correo, "la aparición del ministro Soria en los papeles de Panamá abre otro frente a Rajoy. Es de desear que Soria sea capaz de sostener su desmentido en el mar de irregularidades que afloran desde Panamá".  



Ya en terreno político, las nuevas elecciones parecen inevitables... 



"Los partidos preparan una campaña electoral más barata". Así lo señala El País, que ha puesto a su sección de Nacional a echar cuentas sobre unos posible comicios que hace algo más de tres meses supusieron un gasto de 300 millones. El secretario general socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, escribe una tribuna en este diario en la que defiende que los electores no están contra unas nuevas elecciones porque estiman que es mejor solución que una mala coalición de gobierno. 

De cara a esa nueva cita electoral, Enric Juliana, en La Vanguardia, advierte al PSOE sobre lo que pude ser "un vacío narrativo", después de "haber homenajeado a Ciudadanos con el pacto Gran Centro... Ha roto con Podemos y no comunica con el PP. Los vacíos narrativos son peligrosos en la era de la hiperconectividad".   



La reunión de primavera  del Fondo Monetario Internacional comienza en Washington, y con ella se amplifica la controversia sobre la política de tipos del Banco Central Europeo...
 


"Berlín culpa al BCE del auge populista de Alemania", resume El País los argumentos empleados por el ministro de finanzas, Wolfgang Schauble, contra la política de Mario Draghi. Y no le faltan aliados. El conservador Le Figaro alerta esta mañana en un editorial sobre "la trampa del dinero fácil" porque, si beneficia a los negocios de particulares y empresas, inquieta a los banqueros y hace temer el surgimiento de nuevas burbujas especulativas.

Financial Times, sin embargo, se posiciona a favor en otro editorial, en el que considera que aquellos que se oponen a los tipos de interés negativos "deben ofrecer una alternativa". 


En Alemania, la opinión pública está más centrada en la polémica demanda del presidente turco contra un humorista...



El humorista se llama Ene Bomermann y trabaja para la ZDF, que ya ha retirado el poema satírico sobre Erdogan. Una decisión que critica el conservador Frankfurter Allgemaine, que defiende la sátira como medio para la libertad de expresión.

El progresista Süddeustche señala que el artículo que ha utilizado Erdogan para presentar una demanda por difamación es del siglo XIX, se hizo para proteger el honor de los dignatarios extranjeros, y debería ser suprimido porque es un remanente de tiempos autoritarios y monárquicos.



El tuit de esta mañana nos remite a un mítico punteo de guitarra...


La introducción del Stairway to Heaven, que muchos hemos intentado reproducir a la guitarra sin éxito y que un tribunal de Los Ángeles acaba de considerar que se inspira demasiado en otro que el grupo Spirit introdujo tres años antes en su canción instrumental Taurus... El juicio sobre plagio empezará el 10 de mayo.

#CuandoElDescansoEsUnSueño