NOTICIAS
03/12/2016 18:21 CET | Actualizado 03/12/2016 19:09 CET

Barça-Madrid: Ramos rescata al Madrid en el descuento (1-1)

AFP

De nuevo Sergio Ramos y de nuevo en el descuento. El central del Madrid se ha convertido en un auténtico especialista en salvar a su equipo en el último minuto del partido y esta tarde en el Camp Nou lo ha vuelto a hacer.

Cuando el Madrid perdía por 1-0 gracias al gol de Luis Suárez, el andaluz voló sobre el área culé para poner de cabeza la pelota en el fondo de las mallas de Ter Stegen y salvar dos puntos valiosísimos para los de Zidane, que mantienen la distancia de seis puntos respecto al máximo rival.

Así fueron los goles del partido:

El Barça, que no hizo un buen partido, perdonó al no sentenciar en sus mejores minutos, sobre todo en una clarísima ocasión de Neymar, que mano a mano con Navas, envió el esférico por encima del larguero.

No estaba cómodo el Barça pero dio un giro radical en su estilo pues se adelantó en el marcador en una jugada de estrategia, arma históricamente más blanca que blaugrana. Justo tras la reanudación, en una falta lateral muy bien servida por Neymar, apareció Luis Suárez para adelantarse a Varane y rematar cruzado. El primer disparo limpio a portería del Barça acabó con Navas recogiendo el balón de su red, cambiando por completo el partido.

Además, con la entrada de Andrés Iniesta en el '59, ovacionado, el Barça volvió a asemejarse a aquel con el que la mayoría de barcelonistas se involucran e identifican más. Control, pases y triangulaciones cortas y rápidas, y una mayor presencia en el área rival que se tradujo en varias ocasiones para agrandar la diferencia en el marcador. Las más claras las de Neymar, que no atinó a rematar a portería tras buenas jugadas individuales, o un disparo del propio Iniesta a la red lateral.

El cambio en el guión del partido fue claro tras el descanso, más aún en cuanto el Barça se puso por delante. El Madrid fue más peligroso durante el empate inicial que no cuando debía ir a buscar el empate. El Barça, en cambio, no se conformó con el 1-0 y, de hecho, la ocasión más clara de los últimos minutos fue para Leo Messi, que la cruzó demasiado. Sigue sin marcar el '10' en un Clásico desde la llegada de Luis Enrique al banquillo, y ya van cinco pulsos sin marcar.

Ni la entrada de Asensio ni de Mariano, autor de un 'hat-trick' entre semana ante la Cultural Leonesa en la Copa del Rey, parecieron dar aire y más vocación ofensiva a un Real Madrid que se fue apagando con el paso de los minutos, como si no se viera capaz de igualar el partido y menos de luchar por repetir el 1-2 del año pasado. Aún así, Sergio Ramos tuvo la suya de estrategia, de cabeza, justo antes de volver a rematar y, entonces sí, marcar para dejar congelado el Camp Nou.

TE PUEDE INTERESAR

- Rufián triunfa con este tuit sobre el clásico

- El emotivo homenaje de Neymar al Chapecoense

EL HUFFPOST PARA MEETIC