POLÍTICA
12/12/2016 21:53 CET | Actualizado 12/12/2016 21:53 CET

Trump se plantea cambiar una ley para incluir a su familia en el Gobierno

MIKE SEGAR/REUTERS

Donald Trump está tan impresionado con su "talentosa" hija Ivanka y su marido, Jared Kushner, que al presidente electo le "encantaría" verlos en su Administración.

"Ahora mismo estamos intentando resolverlo", ha contado Trump este domingo a Fox News.

Ambos son "personas con mucho talento", ha afirmado. "Me encantaría lograr que ellos formen parte. Creo que tendremos que ver qué dicen las leyes". Y añadió: "Si miras a Ivanka, ves lo fuerte que es con la cuestión de las mujeres y el cuidado de los hijos, como sabes. Hay muchas cosas en las que sería muy buena. Nadie puede hacerlo mejor que ella. Sólo tengo que ver si podemos o no hacerlo. A ella le gustaría mucho".

En referencia a su yerno Kushner, Trump ha dicho: "Me encantaría tener a Jared para que nos ayude en los acuerdos con otras naciones y ver si podemos conseguir la paz en Oriente Medio y esas cosas".

La CNN ha revelado que la pareja ha estado buscando casa en Washington D.C. preparándose para una posible mudanza con sus tres hijos desde Nueva York.

LA LEY ANTI-NEPOTISMO LO IMPIDE

Lo que Trump está intentando "resolver" es cómo meter a la pareja en su Administración sin violar una ley federal contra el nepotismo que impide que los funcionarios públicos, incluido el presidente, contraten a miembros de su familia. La legislación también se aplica a los familiares políticos.

No obstante, el republicano Newt Gingrich reconoció el mes pasado que podrían cambiar algo en la legislación.

"Creo que tendrían que hacer una exención a la ley anti-nepotismo", contó Gingrich a Fox News. "Puede que sea un poco complicado, pero pienso que si trabajan en ello, podrían lograrlo".

El mes pasado, el The New York Times informó de que Kushner había hablado con un abogado sobre la ley de nepotismo. Cree que si renuncia a un salario y si traslada su patrimonio inmobiliario y el periódico que tiene en propiedad (The New York Observer) a un fideicomiso ciego, podría formar parte de la Administración Trump.

SE DISPARA LA PREOCUPACIÓN POR UN CONFLICTO DE INTERESES

Introducir a la pareja en el Gobierno podría despertar aún más preocupación por un posible conflicto de intereses. Trump ha afirmado que puede que deje el control de todos sus negocios a sus hijos para evitar un conflicto de intereses por su parte. Pero si sus hijos también forman parte del Gobierno, entonces existe el mismo problema. (En cualquier caso, los expertos opinan que trasladar el control de los negocios a los hijos de Trump, que seguirán beneficiándose de las actividades de su padre en la Casa Blanca, no evita el problema de conflicto de intereses, especialmente si se limita a reclamar los beneficios cuando abandone la Casa Blanca).

Actualmente, Ivanka Trump es la vicepresidenta ejecutiva de desarrollo y adquisiciones de la Organización Trump, además de administrar su propia marca de moda.

En noviembre, en una entrevista para el programa 60 minutes, explicó que no formaría parte del Gobierno y que simplemente iba a ser "la hija", aunque le "interesan ciertos temas" por los que ha prometido "luchar".

Parecía que Trump había dado marcha atrás en sus planes de ofrecer a su familia puestos de trabajo después de que se le criticara por intentar obtener presuntamente autorizaciones de seguridad para sus hijos.

Sin embargo, Trump eligió a Ivanka y a Kushner para que formaran parte de su equipo de transición (junto a sus hijos Eric y Donald Trump Jr.). Poco después de las elecciones, Trump habló de contar con Kushner para las negociaciones de paz en Oriente Medio.

Kushner ha desempeñado un papel importante en la toma de decisiones de transición. Se le considera responsable de impedir que el gobernador de Nueva Jersey, el republicano Chris Christie tuviera un puesto en el futuro Gobierno de Trump. Antes de ser gobernador, Christie era abogado y demandó (con éxito) al padre de Kushner (Charles Kushner, promotor inmobiliario) por evasión de impuestos.

Hace poco también se cuestionó el hecho de que Ivanka estuviera presente en la reunión de Trump con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, y de que participara en la conversación telefónica de su padre con el presidente argentino, Mauricio Macri.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene de Andrés y Marina Velasco

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

SOMOS LO QUE HACEMOS