TENDENCIAS
16/12/2016 08:30 CET | Actualizado 16/12/2016 08:30 CET

El generoso gesto de un conductor de autobús escolar para que los niños no pasen frío

PEXELS

En el estado de Washington (Estados Unidos) los inviernos son muy duros. Y John Lunceford, conductor de un autobús escolar, lo supo bien cuando vio que uno de los alumnos que esperaba el bus lloraba por el frío, según cuenta el periódico local Tri-city Herald.

El jueves 8 de diciembre, Lunceford paró su autobús frente a un niño y, al subir, el conductor se dio cuenta de que estaba llorando por el gélido frío. "Soy abuelo", contó el hombre, "y nadie quiere ver a un niño sufrir así".

El estudiante tenía las manos y las orejas totalmente rojas. El conductor, que lleva tres años en ese puesto, es un veterano del Ejército de Estados Unidos y, al ver al niño de esa manera, le dio sus propios guantes e intentó calmarlo. Al salir del autobús, el pequeño le devolvió los guantes.

"YO ME OCUPARÉ DE VOSOTROS"

La historia no acaba ahí. Cuando el chófer terminó su jornada, decidió acudir a una tienda solidaria y volvió al colegio del niño con 10 gorros y 10 pares de guantes. Un conserje le ayudó a encontrar al pequeño, que estaba en la biblioteca y recibió con los brazos abiertos el cálido regalo.

Entonces, el conductor dijo a los demás alumnos presentes en la biblioteca que si alguien subía a su autobús sin gorro ni guantes tenía que ir a hablar con él. "Yo me ocuparé de vosotros", añadió.

Enseguida, una niña respondió a su propuesta pidiéndole un gorro. "Yo cuidaré de ti, pequeña", contestó el conductor. Así lo ha contado la propia web de la escuela en una publicación de Facebook, que ya cuenta con más de 11.000 me gusta.