ECONOMÍA
21/12/2016 12:33 CET | Actualizado 22/12/2016 08:25 CET

Gastar, invertir o ahorrar: ideas con cabeza para fundirse el Gordo

Flickr

Te ha tocado el Gordo y no sabes qué hacer con el premio. No te creemos, ¿vale? Pero, aún así y si fueras la excepción de la Ley de Murphy, te lo vamos a poner fácil. ¡Eso sí! ¡Los nuestros son consejos con cabeza! Aquí no vale lo de “coge el dinero y corre”. Tres cuartas partes de los ganadores acaban con menos dinero en el bolsillo del que tenían antes del premio, según datos de la delegación en España de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera Patrimonial (EFPA).

La primera recomendación si te toca la lotería es esperar unos meses antes de gastar o invertir el dinero para no dejarte llevar por la euforia, caer en gastos innecesarios, hacer malas inversiones o incluso endeudarnos, explican desde la EFPA.

¡De cabeza! Contrata un asesor. La mallorquina que ganó el mayor premio de lotería en España en el Euromillón así lo hizo. Durante los dos años siguientes a recibir 126.231.774 euros, siguió con su vida sencilla. Mantuvo su trabajo y el mismo gasto austero de una joven mileurista de 25 años, sola y con un hijo. Todo para no levantar sospechas. El empresario que hizo la transacción le aconsejó que acudiera a un abogado para asesorarse. Y que callara.

(Sigue leyendo después del gif)

Callar y colocar el décimo a buen recaudo. Acudir a un notario para acreditar la titularidad del boleto. Como este año el 22 de diciembre es jueves, los agraciados pueden depositar el décimo en su entidad bancaria y, una vez asegurado, ir a celebrarlo. Hay que revisar los números lo antes posible, ya que el plazo máximo para retirar los premios es de tres meses. Atención: aquellos superiores a 2.500 euros no pueden cobrarse en efectivo.

Muérdete la lengua y deja a los profesionales el trabajo duro. “Un ejercicio de planificación financiera nos puede ayudar mucho para evitar los derroches o las malas inversiones, dado que si tenemos un objetivo claro y trazamos el plan para conseguirlo, utilizaremos el dinero como una herramienta para nuestro fin, determinando qué gastos nos conviene hacer o no y qué cartera de inversión se ajusta más a dicho objetivo”, aconseja Paula Satrústegui, directora de Planificación financiera de Abante y experta de la EFPA.

De acuerdo a los resultados del estudio Conocimiento y valoración de los asesores financieros en España, realizado por el Instituto de Estudios Bursátiles (IBE) a finales de 2011, el 54,2% de los españoles que se asesora en temas financieros lo hace a través de las entidades bancarias, pero ya hay cerca de un 35% que usa los servicios de asesores financieros independientes.

La mayoría de la gente piensa en comprar una casa o un coche mejor, en pagarse un viaje

La mayoría de la gente piensa en comprar una casa o un coche mejor, en pagarse un viaje… “Pero invertir ese dinero en ladrillo o bienes duraderos tal vez no sea la mejor opción”, desaconseja Pilar Salústregui. Habría que echar cuentas para determinar si nos compensa liquidar la hipoteca o si es preferible mantenerla e invertir el dinero a través de otro tipo de activos. “Le convendrá mantener la hipoteca siempre que la rentabilidad de sus inversiones financieras sea superior al coste de financiación”, recomienda la experta de la EFPA.

Según las estadísticas de la organización, tres cuartas partes de los ganadores de la lotería tienen mucho menos dinero cinco años después del premio. Por eso es muy importante pensar primero y gestionar bien el dinero. “El ejercicio de planificación financiera nos dará la rentabilidad que debemos buscar para nuestro dinero: partiendo de nuestros objetivos vitales, cuantificar su coste, determinar cuál es nuestra situación de partida (qué tengo en la actualidad, previsión de ingresos y gastos, capacidad de ahorro) y qué necesitamos”, insiste Paula Satústregui quien recomienda, “en líneas generales, una cartera de fondos diversificada, equilibrada, consistente y adecuada al perfil y necesidades del inversor".

SÉ RACIONAL, AMIGO

En la historia del Gordo hay gente que ganó mucha pasta y se la gastó y gente que habló de más y la perdió en manos de otros. A José Muñoz le llovieron 125.000 euros en un sorteo de la Organización Impulsora de la Discapacidad (OID), una lotería no reconocida legalmente. En marzo de 2013, presentó huelga de hambre ante la delegación de la Agencia Tributaria, que le reclamaba 72.000 euros por el premio, un tercio del mismo lo empleó en pagar un abogado. Muñoz está en la ruina.

La administradora de Servianuncio ideó desde 2009 un sorteo que consistía en la venta de papeletas con los mismos números que los de la lotería, a un precio de diez euros. El premio era un Audi A3, un automóvil valorado en más de 27.000 euros. Para ganar el coche hacía falta haber adquirido una boleta cuya numeración coincidiera con los cuatro últimos números del Gordo de la Lotería de Navidad. Pero la administradora no vendió las suficientes papeletas, dinero con el que pensaba respaldar el premio, y así le fue. El juez pidió cárcel.

¿DÓNDE INVERTIRLO?

Productos financieros

Las entidades bancarias ofrecen un amplio abanico de planes, normalmente con rentabilidades bastante buenas que, sin embargo, no deben nublar la vista a la hora de valorar las comisiones de gestión, que te pueden hacer llorar. Los más seguros son los planes garantizados, que ofrecen una rentabilidad media del 4%, aunque hay otros adaptados a distintos perfiles de riesgo.

Los expertos recomiendan combinar inversiones en renta fija y variable. Esta posibilidad le permitirá sacar una rentabilidad razonable a su dinero y poder recuperarlo en poco tiempo. Hay depósitos a un año que ofrecen hasta un 4,75 % de interés para grandes cantidades, normalmente a partir de 50.000 euros. Otros rentan en torno a un 4 % en tasa anual equivalente (TAE) y pueden suscribirse desde 5.000 euros. Aquellos que tengan algo más de paciencia o que hayan obtenido un premio menos cuantioso pueden contratar un depósito a más de doce meses, que ofrecen rentabilidades de hasta el 4,5 %.

Si te va la marcha, lo tuyo es la Bolsa

Pero si te va la marcha y te gusta el riesgo, lo tuyo es la Bolsa. Sensaciones fuertes y rentabilidades muy atractivas. La deuda pública también es una opción, especialmente para la inversión a largo plazo, que es la que en estos momentos ofrece un interés mayor.

Ladrillo

Con el fuerte apego de la cultura española del ladrillo, los premios Gordos dan para un pisito o dos. El pellizco de la Lotería puede ser el empujón definitivo para invertir en el mercado inmobiliario, los precios han caído un 32,4% de media en España durante los últimos 10 años, un 17,7% en los últimos cuatro años, según el índice Idealista.

Con los precios desinflados, parece un buen momento para adquirir viviendas de lujo en zonas exclusivas, que hoy se venden mucho más baratas que hace cuatro años, o para hacer una inversión en la costa a la que poder sacarle una jugosa rentabilidad en el futuro, ya que en 2017 se aventura un encarecimiento de la oferta. Alquilar sigue siendo más caro, con una subida de 23% en 2016.

Aquellos que ya hayan estado tanteando el terreno inmobiliario o que sean lo suficientemente rápidos como para decidirse a comprar antes de que acabe al año, podrán beneficiarse además de importantes ventajas fiscales que, según los expertos, pueden permitir un ahorro de hasta 34.000 euros.

Dejar de trabajar

Para empezar, el gran mito: lo primero que hacen los ganadores de la lotería es ir a la oficina, cantarle las cuarenta al jefe, decirle todo aquello que han callado durante años y marcharse con un portazo. Algo de esto hay. Según un estudio, realizado por los expertos de Oxford Economics y publicado por el diario británico Daily Mail, el 80% de aquellos a los que les ha tocado más de un millón de dólares en premios ha dejado de trabajar, pero uno de cada cinco sigue haciéndolo. Quizá el dato más curioso es que uno de cada tres premiados realiza trabajos de voluntariado social después de ganar el premio.

Autocomplacerse

Según los datos del informe, de los 8,5 billones de libras que han ganado los 3.000 millonarios de la lotería británica se han gastado 4,74 billones y se han invertido o ahorrado los 3,74 billones restantes para lo que pueda venir. Es decir, los afortunados serán más o menos caprichosos, pero gastan más de lo que ahorran.

La británica Vivian Nicholson ganó el equivalente a dos millones de euros en 1961. Famosa porque dijo que iba a “gastar, gastar y gastar”, murió con una pequeña pensión de menos de cien euros. El musical Spend Spend Spend basado en su vida es una pieza de éxito.

A Evelyn Adams le tocó la lotería dos veces, en 1985 y 1986. Lo reinvirtió todo en juegos de azar y ahora vive en una caravana en New Jersey. La suerte no siempre llama tres veces.

Michael Carroll ganó 11 millones de euros en 2002 cuando solo tenía 19 años. Compró cuatro casas en Reino Unido, una en España para venir de vacaciones, dos BMW, dos Mercedes y unas cuantas acciones del Glasgow Rangers. Lo ha perdido todo. Solo ha ganado peso.

A José Manuel Calvo Vaz, un funcionario ourensano, le cayeron más de nueve millones de euros en la Primitiva. Seis años después se suicidó de un tiro en la cabeza. Tras ganar el premio, se dedicó a montar negocios que fracasaron, comprar coches de lujo, dilapidar dinero… Hasta que lo pierde todo.

Y es que, según la realidad de muchos de los afortunados, para que el dinero dé la felicidad parece importante gastar menos de lo que se tiene. "El ahorro es esencial para una buena vida". Lo dijo Rockefeller. Apuntado queda.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La versión 'The Walking Dead' del anuncio de Lotería de Navidad 2016.

- Un grupo de mayores acusa de "falta de respeto" al anuncio de la Lotería de Navidad.

- 19 momentos que vas a vivir (quieras o no) esta Navidad.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'