TENDENCIAS
25/12/2016 10:13 CET | Actualizado 25/12/2016 10:16 CET

Ideas para una mesa de Navidad decorada al estilo nórdico

Aunque es apta para todas las edades, la decoración de este mesa de Navidad es ideal para una pareja joven que está pensando en celebrar una comida navideña con amigos. El objetivo es conseguir algo fresco, diferente y divertido, pero delicado y bonito a la vez.

Probablemente la mayoría no disponga de todos los elementos propuestos, pero no pasa nada. Basta con quedarse con aquellas ideas que gusten y entren dentro del presupuesto de cada uno. En esta ocasión, la mayoría de los objetos se pueden adquirir en internet.

En primer lugar, y para que la decoración resulte atractiva, nada mejor que apostar por una paleta colorista. No hace falta que se renuncie a los tonos típicos de la Navidad, como el rojo, el verde y el blanco, pero ¿por qué no salirse un poco de los tópicos y poner también unos tapetes individuales redondos de color rosa? Puede parecer que la combinación del rosa y el rojo es arriesgada, pero funciona a la perfección. Además, como en este caso la mesa es de color blanco, eso da más juego para utilizar diferentes colores.

Mesa de Navidad de estilo nórdico


Otro bonito detalle son los típicos bastoncillos navideños de colores. Se pueden usar como regalo para los comensales. Son un elemento clave para dar un look nórdico a la mesa. Hacer la mesa divertida y original con pequeños obsequios comprados o hechos a mano y personalizados es clave para acertar con el estilismo.

Para crear ciertos golpes de efecto, es conveniente incluir elementos a diferentes alturas. Aquí, unas jaulas antiguas para perdices dispuestas al final de la mesa, aportan un toque teatral al conjunto. Si la mesa no acaba en la pared, como sucede en este caso, se pueden poner en el centro piezas de distintas alturas. También se puede hacer en la parte izquierda del plato de cada comensal, incluyendo un cuenco para el pan o un vaso que contenga una flor o una vela.

Mesa de Navidad de estilo nórdico


No hay que olvidarse nunca de los muebles que están junto a la mesa porque o bien pueden servir como punto de apoyo —perfectos para colocar vajilla o comida—, o bien hacen que el conjunto de la decoración resulte mucho más armonioso. En este caso, se ha optado por unos tonos más neutros, con piezas decorativas en blanco y madera, más un puntito de color muy ligero en color verde. Y como de ninguna manera puede faltar el árbol de Navidad, se ha optado por uno pequeñito de madera con el que el ambiente no resulta demasiado cargado. La guinda la ponen estos originales soldaditos blancos.

Mesa de Navidad de estilo nórdico


Otra diferencia la marca la corona que sirve de centro de mesa tiene dentro unas velas y unas bolas de cristal. También se puede llenar de manzanas rojas o de piñas.

¿Y qué tal si se incluye algo totalmente inesperado como una pareja de cerditos? Desde luego, una buena mesa nunca debe adolecer de falta de detalles y este gracioso par de madera seguro que saca una sonrisa a más de uno.

Mesa de Navidad de estilo nórdico


No hay que olvidarse que para poner una mesa de este estilo ayuda mucho que el entorno sea blanco: paredes, mesa, aparador… Además, es buena idea colocar distintos tipos de sillas: algunas de madera y otras en colores suaves. Eso sí, todas ligeras para no recargar el ambiente.

Mesa de Navidad de estilo nórdico


Y como remate final a esta atmósfera nórdica, no puede faltar un reno. Basta decorarlo con detalles propios de un árbol de Navidad… y ¡a cenar!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

ESPACIO ECO