TENDENCIAS
28/12/2016 12:20 CET | Actualizado 28/12/2016 12:42 CET

Un extrabajador de Versace denuncia prácticas discriminatorias en sus tiendas

Un antiguo empleado de Versace acusa a la firma italiana de moda de aplicar políticas discriminatorias por utilizar un código secreto para alertar al personal de la tienda y de seguridad cada vez que entraba en el establecimiento un cliente negro.

El extrabajador sostiene —a lo largo de las 30 páginas de las que consta la demanda que ha interpuesto— que en una tienda de Versace de San Francisco (Estados Unidos) en la que le contrataron en septiembre de 2016 se utiliza el código D410 para informar de que ha entrado un cliente negro (se utiliza ese código porque es la referencia de las camisas negras de la tienda).

El encargado dio instrucciones al trabajador de decir 'D410' de manera discreta cuando viera que entraba en la tienda un cliente negro.

"El encargado dio instrucciones al trabajador de decir 'D410' de manera discreta cuando viera que entraba en la tienda un cliente negro" para "avisar a los compañeros", reza la demanda que se presentó el mes pasado en el Tribunal Superior de California.

Según la revista TMZ, el empleado fue despedido semanas después de decirle a su encargado que era afroamericano.

De acuerdo con la demanda, le dijeron que había perdido el trabajo por no haber "vivido una vida lujosa".

En consecuencia, el trabajador ha denunciado a la firma por los daños causados y los sueldos que no se le pagaron. Versace niega las alegaciones y ha presentado una petición de sobreseimiento de la demanda.

La demanda fue presentada en nombre del propio trabajador y de otros "en situaciones similares y el público en general".

Una foto publicada por Versace (@versace_official) el


Es la segunda ocasión en la que se acusa a Versace de racismo este año. Además, la marca también sembró la polémica por fomentar el embarazo adolescente: hubo duras críticas en el mes de junio contra un anuncio en el que aparecía la top model Gigi Hadid, de 21 años, dando un paseo junto a un hombre negro y dos niños; el problema era que uno de los niños parecía tener más de cinco años, cosa que indicaría que la madre se había quedado embarazada siendo muy joven. Mientras unos elogiaban que se representara a una pareja interracial, otros le colgaron al anuncio la etiqueta de "Embarazada a los 16: Edición Versace".

En respuesta, Donatella Versace defendió el "atrevido" anuncio y la "fortaleza de carácter" de Hadid sin hacer alusión a la polémica del embarazo adolescente.

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.