NOTICIAS
28/12/2016 17:16 CET | Actualizado 29/12/2016 11:25 CET

Israel se enfrenta a las grandes potencias por sus asentamientos: ¿por qué ahora?

El mundo le ha dicho al unísono al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que su política de asentamientos está mal. Que está mal a nivel legal, moral y que por si todo eso fuera poco, además entorpece la paz y la seguridad futuras de Israel. Lo irónico es que tanto las potencias internacionales como el propio Netanyahu lo saben desde hace tiempo y no ha sido hasta ahora, con la inminente salida de la presidencia de Barack Obama, cuando se ha dado un pequeño -y más que nada simbólico- paso.

El año en el que parecía que todo podía cambiar fue 2009, cuando Netanyahu y Obama ofrecieron sus respectivos discursos sobre su visión de la tan ansiada paz entre Israel y Palestina. "Creo en dos pueblos libres viviendo lado a lado en esta pequeña tierra, en buenos términos y respetándonos mutuamente, cada uno con su bandera, su himno y su gobierno, sin que ninguno amenace la seguridad ni la existencia del otro", dijo el recién reelegido primer ministro israelí.

Por su parte, Obama dio un discurso desde El Cairo que llegó a calificarse de "histórico" en el que no sólo alabó los logros de la civilización islámica y dijo que "EEUU y el Islam no están en guerra", sino que además emitió una inusual -y acertada- crítica contra la ocupación israelí de los territorios palestinos. La alocución del mandatario norteamericano desde el auditorio de la universidad egipcia supuso una quiebra radical con el estilo que mantenía su antecesor George Bush, que siempre apoyó sin reparo cuantas acciones acometió el gobierno israelí. "La situación de los palestinos es intolerable. Sufren las humillaciones diarias que acompañan a la ocupación", dijo el presidente. Pero hasta ahí. Siete años después nada ha cambiado y el plan de Obama, respaldado por su secretario de Estado, John Kerry, fracasó en 2014.

Desde entonces la frustración del actual presidente de EEUU es una evidencia y las relaciones entre ambos países están peor que nunca. Pero, ¿qué ha pasado? ¿por qué parece que todo ha empeorado de golpe?

¿CUÁNDO EMPEZÓ LA ACTUAL CRISIS?

Imagen de archivo del encuentro entre Netanyahu y Obama

El pasado viernes 23 de diciembre, día en el que, por primera vez en ocho años, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó la resolución 2334 sobre el conflicto entre israelíes y palestinos. En ella le exige a Israel el cese "inmediato y completo" de los asentamientos.

Que saliera adelante dicha resolución fue gracias a a la abstención de Estados Unidos, que abandonó su tradicional veto sobre los asuntos que afectan a la nación judía. Para que una resolución sea aprobada en el Consejo de Seguridad debe recibir al menos nueve votos favorables y ningún veto de los cinco miembros permanentes: Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China.

La aprobación del borrador, elaborado por Egipto junto a las autoridades palestinas, fue recibida con una ovación por los miembros del Consejo de Seguridad al ser la primera resolución sobre el conflicto entre israelíes y palestinos que se aprueba en ocho años.

La resolución declara que los asentamientos de Israel -"potencia ocupante"- en territorios palestinos son "una flagrante violación del Derecho Internacional" y urge al "cese inmediato" de las actividades de construcción y ampliación.

Además, subraya que internacionalmente no se reconocerá ningún cambio en las fronteras establecidas en 1967 que no sea fruto de las negociaciones entre las partes. A este respecto, urge a retomar las conversaciones de paz con los dos estados como solución prioritaria.

El Consejo de Seguridad insta también a las partes a abstenerse de llevar a cabo "provocaciones" que puedan frustrar este proceso y a cumplir sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario, especialmente en lo relativo a la protección de la población civil.

¿CUÁL HA SIDO LA REACCIÓN DE NETANYAHU?

Netanyahu junto a su equipo

El enfado de Netanyahu ha sido evidente. Tanto, que le importó muy poco que fuera el día de Navidad y convocó a los embajadores de los 14 países que han respaldado la resolución 2.334. Además, ha retirado a sus embajadores de Nueva Zelanda y Senegal -dos de los cuatro auspiciantes de la resolución, junto a Egipto y Venezuela- y ha reducido en 7,5 millones de euros los fondos que aporta a instituciones de la ONU.

En lo que a EEUU respecta, Netanyahu ha acusado a Obama de perpetrar una “vergonzosa emboscada” contra su país y directamente ha pasado a decir que espera trabajar con el gobierno del sucesor de Obama, Donald Trump, y sus aliados en el Congreso para mitigar el daño.

¿SIRVE DE ALGO LA RESOLUCIÓN?

Vista general del asentamiento de Ramat Shlomo, Palestina

En realidad no, aunque está cargada de un importante simbolismo. Eso sí, a estas alturas, con el mandato de Obama ya acabando y a punto de llegar Trump al poder, firme aliado de Israel, hasta su simbolismo desaparecerá. La resolución 2.334 es inaplicable. Como ha sucedido hasta ahora, nadie intentará desalojar a los 430.000 colonos israelíes que viven actualmente en Cisjordania o a los 200.000 que ocupan el Este de Jerusalén. Hasta ahora nadie ha conseguido que las autoridades israelíes asuman y apliquen la solución de dos estados, reiterada por Kerry.

Eso sí, es un importante paso del lado de EEUU y ahora la expectación es máxima ya que, después de la resolución de la ONU, este miércoles el Secretario de Estado estadounidense detallará los planes para la paz en Oriente Medio.

¿Y LO DICHO POR KERRY?

Al menos se espera que el discurso que ha dado el secretario de Estado de EEUU este miércoles establezca los parámetros de Washington para un futuro acuerdo entre las partes, unas líneas que la comunidad internacional podría decidir hacer suyas en la conferencia sobre Oriente Medio que se celebrará en París a mediados de enero.

Su discurso ha tenido lugar semanas antes de que Obama sea reemplazado por Donald Trump en la Casa Blanca (el 20 de enero) y en uno de los momentos más tensos en las relaciones entre EEUU e Israel, que teme que las declaraciones de Kerry y la conferencia de París de enero sean el preludio a una nueva resolución del Consejo de Seguridad en la que se fijen unas líneas para la resolución del conflicto y la creación de un estado palestino.

Israel considera que la solución debe proceder de una negociación bilateral entre las partes y no ser impuesta por la comunidad internacional.

¿EN QUÉ PUNTO ESTÁN LOS ASENTAMIENTOS?

Netanyahu en una de las construcciones en territorio ocupado

En lo que va de año Israel ha triplicado los permisos para casas en colonias de territorio ocupado respecto a 2015: se han aprobado planes para 1.506 viviendas, frente a las 775 del pasado año y 395 de 2014, según los datos que ha publicado esta semana el diario Haaretz.

Este crecimiento, señala el rotativo, ha ido en paralelo con el aumento de demoliciones de viviendas palestinas, la mayoría de ellas por no contar con unos permisos municipales que, según la ONU, son prácticamente imposibles de obtener.

Este miércoles Netanyahu ha frenado la aprobación de nuevas viviendas en colonias judías en el territorio ocupado de Jerusalén Este, horas antes del esperado discurso de Kerry. Preguntada por la agencia Efe sobre la suspensión de la reunión de hoy, una portavoz de la Alcaldía de Jerusalén señaló que esta "no ha cambiado su visión de que construir en Jerusalén es necesario y esencial para la ciudad" y que el comité "continuará desarrollando la ciudad, para beneficio de todos sus residentes, sin prejuicios y sin consideraciones políticas".

Alrededor de 300.000 palestinos viven en la parte oriental de Jerusalén -que estos reclaman como capital de su futuro estado-, una zona en la que también residen unos 200.000 colonos judíos en 25 asentamientos, según datos de la ONG israelí Shalom Ajshav (Paz Ahora), que hace un seguimiento del desarrollo de las colonias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

-El Gobierno israelí obliga a retirar una escultura crítica con el primer ministro Netanyahu

-Los ganadores y los perdedores de la política exterior de Trump

Síguenos en Twitter

VODAFONE PARA EL HUFFPOST