TENDENCIAS
29/12/2016 09:03 CET | Actualizado 29/12/2016 11:06 CET

Debbie Reynolds, en fotos: sus más bellas imágenes en blanco y negro

2016 está siendo un año aciago para el mundo de la cultura, pero esta semana el cine está especialmente de luto. Si la tarde del martes moría Carrie Fisher, eternamente conocida por su papel de la princesa Leia en la saga de La guerra de las galaxias, apenas 36 horas después fallecía su madre. A las tres de la mañana del jueves (hora peninsular española) se conocía la muerte de Debbie Reynolds, madre de Fisher y una de las últimas estrellas del cine clásico de Hollywood.

Reynolds fue célebre (además de por sus escándalos amorosos, especialmente por su matrimonio con Eddie Fisher, que este rompió para casarse con Elizabeth Taylor) por las más de 80 series y películas en las que participó. Comenzó su carrera en el cine en 1948, y su culmen llegó en 1952, cuando compartió escenario y paraguas con Gene Kelly en Cantando bajo la lluvia. No paró de hacer cine durante los años 50 y 60, cuando llegó a estar nominada a un Oscar (en 1965) por su papel en The Unsinkable Molly Brown. Su carrera se ralentizó algo más a partir de los años 70, aunque jamás dejó de trabajar en películas y sobre todo en series, como Rugrats o Will & Grace.

Reynolds fue el epítome del cine clásico: una de esas estrellas que recordaremos en blanco y negro, siempre sonriente, con inmensos vestidos de tul, brindando entre amigos famosos, riendo con las actrices del momento, esposa y matriarca de una dinastía de película.

QUERRÁS VER ESTO:

Lo que hemos aprendido de las chicas de Star Wars

Personajes de Star Wars en portadas de discos famosos