NOTICIAS
02/02/2017 12:13 CET | Actualizado 02/02/2017 12:13 CET

Los científicos han creado una 'viagra mental' para activar el deseo sexual en el cerebro

PIXABAY

Las personas que sufren problemas psicológicos que afectan a su vida sexual pronto podrán ser tratadas con una pastilla de viagra mental que estimule el deseo sexual en el cerebro.

Los científicos han estado estudiando los efectos de una hormona llamada kisspeptina (o metastina) que el cuerpo humano produce de forma natural durante la pubertad y que se considera responsable del elevado apetito sexual de los adolescentes.

Con esta investigación, llevada a cabo en el Imperial College de Londres (Reino Unido), se trata de descubrir si al suministrar una dosis de kisspeptina a un adulto se puede incrementar las señales de deseo (y amor) en el cerebro.

Los investigadores descubrieron que, con sólo una inyección de esta hormona, el cerebro de los participantes se activaba, haciendo que se sintieran más sexis y románticos.

El papel del cerebro y las emociones en el proceso de reproducción es muy importante y sólo se entiende de forma parcial.

Estos prometedores resultados no sólo se podrían usar para tratar problemas sexuales básicos, sino que incluso podrían ayudar a las parejas a reavivar la llama en una relación fallida, según el principal autor del estudio, el profesor Waljit Dhillo.

Concretamente, esperan que pueda utilizarse con parejas que tienen problemas para concebir.

En palabras de Dhillo: "Hasta la fecha, la mayor parte de la investigación y los métodos de tratamiento para la infertilidad se han centrado en factores biológicos que pueden dificultar a la pareja la concepción de forma natural".

"Obviamente, los factores biológicos resultan clave en la reproducción, pero el papel que tienen el cerebro y los factores emocionales en este proceso es muy importante y sólo se entiende de forma parcial", añade.

En el estudio participaron 29 jóvenes —hombres heterosexuales— a los que se les suministró o bien una inyección de la hormona o bien un placebo antes de ser colocados en un escáner de resonancia magnética y de mostrarles imágenes sexuales y no sexuales de parejas.

Los resultados demostraron claramente que una actividad cerebral potenciada en ciertas partes del cerebro está asociada a la excitación sexual después de recibir la inyección.

2017 se presenta más prometedor con esta información.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este artículo fue publicado originalmente en la edición británica de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook TwitterInstagramPinterest

EL HUFFPOST PARA HONEST