TENDENCIAS
10/08/2017 13:44 CEST | Actualizado 10/08/2017 14:06 CEST

10 planes de interior para no pasar calor

Porque no solo en la costa es posible refrescarse: aquí las escapadas de interior a las que te tendrás que llevar una 'chaquetilla'.

Cristina Arias via Getty Images
El Cañón del Río Lobos visto desde La Galiana.

En verano, la costa suele ser la primera opción que se viene a la cabeza: ¡más agua, por favor! Sin embargo, la playa no es la única opción que existe para refrescarse. En plena naturaleza, visitando ciudades impresionantes o penetrando en el interior de una cordillera, hemos seleccionado los 10 planes de interior que más merecen la pena:

1. Cañón de Río Lobos (Soria-Burgos)

El Parque Natural del Cañón de Río Lobos es toda una delicia en verano. La impactante erosión de la roca caliza forma un cañón de más de 25 kilómetros, además de una enorme sombra, y permite disfrutar de una gran flora y fauna apenas modificada por la mano del hombre. Además, estando como estamos en Castilla y León, no faltarán buenas opciones para comer en los alrededores del Parque.

#cañonderiolobos #ermita #naturaleza #merecelapena #bonito #masbonitotodavia #quesijoer

Una publicación compartida de JOSE DOMINGO FERNANDEZ (@chandler0073) el

2. Hoces del Duratón (Segovia)

Divertirse con canoas y piraguas en las Hoces del Duratón es solo una de las muchas opciones que tendremos en este rincón de la provincia de Segovia. Sin duda, estamos ante uno de los paisajes más bonitos de la Península. Tiene desniveles de hasta 100 metros excavados por el río, formando curiosas curvas y donde viven buitres leonados, águilas reales y halcones peregrinos.

So excited about my next trip! Where will you be going next? #travel #spain #hocesdelduraton #naturephotography #riverisland #postcardstomadrid

Una publicación compartida de Cristina H. (@postcardstomadrid) el

3. Bocairent (Valencia)

Bienvenidos a un pueblo que está literalmente excavado en la roca. Su casco histórico es de los que enamora, manteniendo el gusto medieval de hace siglos, con calles enrevesadas, callejuelas, cuestas... Parte del centro de la ciudad está también insertado en la roca y varios lugares se comunican entre sí mediante túneles.

4. Valle del Arlanza (Burgos)

La comarca del Arlanza es una de las más fotogénicas de Castilla y León, con una gran riqueza cultural. Adentrarse en ella es toda una experiencia para los sentido: desde Lerma, se pueden hacer diferentes excursiones, como la visita a Santo Domingo de Silos, tanto por su monasterio como por el pueblo en sí, con casas de adobe y casonas nobiliarias; o la ruta por el desfiladero de Yecla, una estrecha garganta en la que anidan grandes aves.

5. Monasterios de Suso y Yuso (La Rioja)

Recorrer una de las zonas naturales más bonitas de La Rioja ayudará a aliviar el calor. Cuna de la lengua castellana, los alrededores son impresionantes, con picos nevados, altas cumbres, valles y laderas verdes... y todo salpicado por pequeños pueblos en los que lo difícil será encontrar un restaurante en el que no nos sirvan una buena carne y el mejor vino de la zona.

Photo gallery Pueblos recuperados See Gallery