NOTICIAS
16/11/2017 11:13 CET | Actualizado 16/11/2017 11:13 CET

Pablo Iglesias: "En España se ha querido contar que un jugador tiene que ser del Madrid, heterosexual y conservador"

Se imagina una Copa del Rey llamada Copa de la Fraternidad en una República presidida por Jordi Évole.

YOUTUBE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este miércoles al futbolista Gerard Piqué y considera "normal" que el defensa del FC Barcelona participase el pasado 1 de octubre en el referéndum sobre la independencia de Catalunya impulsado por la Generalitat.

Según Iglesias, los silbidos a Piqué en diferentes estadios españoles "por participar en la movilización política del 1 de octubre" revelan una 'cultura promovida por las élites' que no reconoce la diversidad de España.

"En este país se ha querido contar que un jugador de fútbol tiene que ser del Real Madrid, heterosexual y conservador, y eso es mentira para el fútbol y para el conjunto de nuestra patria", ha explicado Iglesias durante la presentación de libro Repensar la España plurinacional en un acto celebrado en la Fundación Diario Madrid, donde ha utilizado diferentes símiles futbolísticos para exponer su idea de patriotismo y su visión de país.

"Es normal que en un equipo de fútbol español haya jugadores de derechas, de izquierdas, que se sientan profundamente catalanes, o profundamente vascos, así como jugadores homosexuales y jugadores heterosexuales", ha añadido el secretario general de Podemos, que señala las celebraciones de los éxitos de la selección española de fútbol, donde los futbolistas de La Roja suelen enarbolar diferentes banderas autonómicas, como una muestra de la diversidad de España reflejada en el mundo del deporte.

"Estoy orgulloso de tener una selección de fútbol que celebra con la rojigualda, la senyera, la ikurriña o la que sea, porque expresa la diversidad de nuestro país", ha defendido Iglesias, que califica como "un problema político" que en una final de la Copa del Rey entre el Barça y el Athletic Club de Bilbao los seguidores piten el himno nacional.

Ante ese problema, Iglesias ha propuesto, en tono jocoso, una alternativa: que la Copa del Rey pase a denominarse "Copa de la Fraternindad" y que las finales se jueguen en el campo del Rayo Vallecano presididas por un presidente de la República llamado "Jordi Évole". El líder de Podemos ha asegurado, riendo, que en ese escenario nadie pitaría el himno.

Photo galleryPablo Iglesias See Gallery

ESPACIO ECO