POLÍTICA
27/11/2017 13:18 CET | Actualizado 27/11/2017 19:23 CET

Iceta garantiza que el PSC no apoyará a un candidato independentista y no forzará la repetición de elecciones

Ve posible gobernar en solitario y hacerlo con estabilidad, como demuestra el caso portugués.

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha garantizado que el PSC no investirá presidente de la Generalitat a ningún candidato independentista y ha asegurado que hará todo lo posible para que no sea necesario repetir unos nuevos comicios si el 21-D arroja un Parlament sumamente fragmentado que dificulte los pactos poselectorales.

'Ningún voto que yo recoja servirá para hacer presidente a un independentista', ha asegurado Iceta en los Desayunos de Europa Press, donde ha reconocido que se ve como el único candidato no independentista capaz de recabar los apoyos necesarios para ser investido presidente de la Generalitat. 'Eso creo yo', ha dicho, abriéndose no obstante a 'contemplar otras posibilidades'.

Iceta ve posible gobernar en solitario y hacerlo con estabilidad, como demuestra el caso portugués. 'En Portugal gobierna el PSOE en solitario, después de alcanzar un acuerdo con el Partido Comunista y Bloco de Esquerda. Luego se ha visto que hay más estabilidad de la que nadie hubiera podido pensar', ha apuntado.

Bajo su punto de vista, si se opta por configurar un Gobierno 'basado en pesos y medidas y ese tipo de juegos', en vez de un Ejecutivo, lo que conformará será 'un sudoku'. Por ello, ha defendido la posibilidad de negociar y llegar a 'grandes acuerdos' en sede parlamentaria.

También ha avanzado que, si es investido presidente, reservará un papel esencial a la figura del conseller en cap, que estaría muy centrado en el día a día de la gestión de gobierno, puesto que el presidente tendría que viajar con frecuencia al exterior para restablecer la imagen de Catalunya, dañada por el desafío independentista.

LOS CONSTITUCIONALISTAS NO SUMAN SÓLOS

Dicho esto, Iceta ha llamado la atención sobre el hecho de que, a fecha de hoy, no ha visto ninguna encuesta que señale que los llamados partidos constitucionalistas, PP, PSC y Ciudadanos suman una mayoría capaz de formar gobierno. Y ha querido dejar claro que, de lo que dependa de él, 'no habrá repetición de elecciones'.

'Catalunya necesita acuerdos, no enfrentamientos', ha advertido antes de poner en valor el pacto alcanzado por su partido con Units per Avançar, fuerza surgida de la escisión de los nacionalistas de centro derecha de Unió, que durante décadas fue parte de la federación de CIU. Un pacto fruto de un 'momento excepcional' para 'impulsar la economía social de mercado' y el pacto social, ha explicado Iceta.

Pero la capacidad del PSC para tender puentes con otras fuerzas no se limita al acuerdo con los herederos de Unió, porque en sus listas ha incorporado a representantes que están más a la izquierda que el propio PSC como es el caso del exfiscal y exeurodiputado de Podemos Carlos Jiménez Villarejo y la activista de derechos de las mujeres y de la infancia Beatriz Silva.

Estos dos fichajes demuestran, según Iceta, que 'la gente de izquierda de verdad tiene claro que la única candidatura de izquierda' que se presenta en las elecciones catalanas del 21 de diciembre no es independentista y es la que el líder del PSC representa. 'Porque poner nuevas fronteras no es de izquierdas', ha subrayado Iceta parafraseando a Silva y antes de recordar que, según los estudios sociológicos, la independencia la desean más las rentas altas que las bajas.

En cualquier caso, Iceta se ha comprometido a que si él está al frente de la Generalitat, intentará que 'nadie se sienta excluido de la política catalana', ni los que quieren retroceder en el autogobierno, donde ha situado a PP y Ciudadanos, ni los que quieren 'romper con todo', como los independentistas.

CONVENCER A LOS INDEPENDENTISTAS

La reconciliación entre catalanes será posible, en opinión de Iceta, si se forja un consenso y un programa de gobierno en torno a tres elementos: el respeto de la ley, de la diversidad y el compromiso de trabajar por el bien común. No se trata de alcanzar un pacto 'para contentar a los independentistas', sino de convencerles de que hay una alternativa más interesante que la independencia unilateral. Y en esa alternativa entraría una reforma constitucional para avanzar hacia un Estado federal que defienden los socialistas.

En este sentido, Iceta ha advertido un 'cierto cambio de perspectiva' en el PP, donde ya no piensan que con el estricto cumplimiento de la ley se soluciona el problema. El líder del PSC no minimiza el compromiso que adquirió el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Pedro Sánchez sobre abrir en 2018 los trabajos en el Congreso para la reforma constitucional.

Y es que, según Iceta, por muy conservador que uno sea, después de comprobar lo que ha pasado y lo que podría haber pasado, uno prefiere abrirse a las reformas que arriesgarse a tirarlo todo por la borda. Por ese motivo no duda del compromiso adquirido por Rajoy con Sánchez.

Al desayuno de Iceta, patrocinado por Altadis, Fujitsu, Ibercaja, YFS, KPMG, Suez y Telefónica, ha acudido la plana mayor de la Ejecutiva Federal del PSOE, así como el secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco; la vicepresidenta del Congreso y presidenta del PSOE andaluz, Micaela Navarro, y el presidente del PSC, Angel Ros, entre otros. También ha estado la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Margarita Robles.

ESPACIO ECO