NOTICIAS
01/12/2017 12:37 CET | Actualizado 01/12/2017 12:37 CET

La interesante reflexión de Jabois sobre las caídas de WhatsApp que dan mucho que pensar

"Cuando alguien escucha que se ha caído whatsapp piensa inmediatamente en que estamos incomunicados", afirma.

EFE

"Cuando se va cinco minutos hay escenas de pánico". El periodista Manuel Jabois ha publicado una interesante reflexión —titulada Caídas mundiales, en la Cadena Ser—, tras la noticia de que este jueves hubo una caída general del WhatsApp, la segunda en un mes.

"Pero fíjate el colapso y el impacto de la noticia: puedes escribir sms, puedes enviar un mail (en el móvil) e incluso se puede hacer la locura de llamar", reflexiona Jabois, quien matiza —no obstante— que "va todo tan a lo grande que cuando alguien escucha que se ha caído whatsapp piensa inmediatamente en que estamos incomunicados".

"Es un servicio lujoso, pero es un servicio del que se podría prescindir mañana mismo si desapareciese", sentencia.

Pincha aquí para escuchar el comentario y sigue para leer el texto completo

"Hay que darse cuenta de una cosa: cuando se va la luz en casa hay que salir al rellano para ver el alcance del apagón. Es solo en tu casa, pasó en el edificio, se ha ido en tu calle o se ha apagado en toda la ciudad, con lo cual lo más probable que fuese el Joker. Whatsapp, sin embargo, se cae en todo el mundo. Hace un rato puse caída de whatsapp en Google y son todas "mundiales". No hay una caída que afecte a los vecinos de Burgos, por ejemplo. No puedes dejar de responder un mensaje un día y decir: se nos ha caído el whatsapp entre tú y yo. Pero fíjate el colapso y el impacto de la noticia: puedes escribir sms, puedes enviar un mail (en el móvil) e incluso se puede hacer la locura de llamar. Pero va todo tan a lo grande que cuando alguien escucha que se ha caído whatsapp piensa inmediatamente en que estamos incomunicados. Dan ganas de ponerle cadenas al coche. Es un servicio lujoso, pero es un servicio del que se podría prescindir mañana mismo si desapareciese. Y sin embargo cuando se va cinco minutos hay escenas de pánico yo creo que no por la incomunicación, sino por los emoticonos. Por perder contacto con ellos: no saber cómo están y no saber cómo estamos nosotros mismos, al no poder expresarlo con dibujitos".

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO