TENDENCIAS
03/12/2017 11:04 CET | Actualizado 25/02/2018 12:02 CET

El antes y el después de estos bebés prematuros es la viva imagen de la fortaleza

"Lo más importante que me ha enseñado es a no darme por vencida".

Emmett, de 4 años, aún tiene una cicatriz en la parte posterior del brazo como recordatorio de la dura lucha que tuvo que afrontar como bebé prematuro.

Su madre, Kirby Corbey, sufrió una ruptura uterina cuando llevaba 32 semanas de embarazo, por lo que Emmett tuvo que nacer por cesárea sin apenas alcanzar los dos kilos. El útero roto comprimió tanto el brazo del pequeño que acabó con una cicatriz.

Pero su caso no es único. Cada año nacen 15 millones de niños prematuros en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Y para celebrar su fortaleza, la edición estadounidense del HuffPost pidió ayuda a los lectores para que compartieran sus experiencias.

"Su brazo derecho y parte de la placenta atravesaron la ruptura uterina y el útero se contrajo en torno a él, así que estuvo cinco horas sin que le llegara la circulación al brazo, pero al menos así se taponó el orificio y evitó hemorragias internas", explica la madre de Emmet.

Kirby Corbey

Emmett "tenía azul y negro por todo el cuerpo" la primera vez que Corbey vio a su hijo. Su brazo derecho estaba el doble de hinchado que el izquierdo y al principio le colgaba en peso muerto, pero va a fisioterapia desde entonces y el resultado ha sido bueno. "Por sorprendente que parezca, es diestro", cuenta la madre.

Emmett sufrió convulsiones durante los primeros cinco días de su vida. Tras 69 días en la unidad de cuidados intensivos para neonatos (UCIN), por fin pudo salir del hospital para ir a casa. Eso sí, tras una gastrostomía endoscópica percutánea (la introducción de una sonda en el estómago a través de la pared abdominal para ayudarle a comer). Un mes después, ya le pudieron retirar el tubo. También tuvo que ser ingresado en el hospital infantil justo antes de su primer cumpleaños debido a una meningitis vírica que hizo rebrotar las convulsiones.

Corbey describe a su hijo como un niño "feliz, sano e inteligente" al que le encantan las capas y las máscaras de superhéroe, así como jugar con los perros.

La madre quiere dar un consejo a los padres que están ahora mismo sufriendo en la UCIN viendo cómo luchan sus bebés: "Alegraos por los pequeños avances. Vuestro bebé está luchando con todas sus fuerzas y hasta el progreso más pequeño le supone mucho esfuerzo a un cuerpo tan pequeñín. Enorgulleceos de vosotros mismos y de vuestro bebé por cada logro que realice".

El testimonio de Corbey y muchos más quedan recogidos a continuación, junto con la increíble transformación de estos niños reflejada en fotos de cómo eran cuando nacieron y cómo son ahora.

  • Sarah Kennelty
    "Este es mi hijo de 5 años, Luca, un tontorrón endiabladamente listo que está obsesionado con los trenes. Es guapísimo (me tiene enamorada). Nació en la semana 28 y pesaba poco más de kilo y medio.

    De la nada, empecé a sangrar en el trabajo. Me tuvieron que anestesiar, me hicieron una cesárea y me llevaron a otro hospital antes de que se pasara el efecto y me despertara. Abrir los ojos y ver que no tenía a mi bebé a mi lado fue horrible. A los cinco días, me dieron el alta y pude ir a verlo. Lo mirara por donde lo mirara, era perfecto. Durante los 60 días que estuvimos en la UCIN tuvimos que enfrentarnos a muchos desafíos. Con cuatro meses le tuvieron que operar de tres hernias y estuvo hasta los tres años recibiendo terapia ocupacional y del habla.

    Estamos muy orgullosos de su travesía, de él y de su fortaleza. Aunque recientemente han surgido otros desafíos que tendremos que afrontar, estamos seguros de que también los superaremos.

    Nunca conseguiremos agradecer suficientemente al personal médico de la UCIN el trabajo que hicieron. Muchísimas gracias por cogerlo y darle amor cuando nosotros no pudimos estar con él".

    -- Sarah Kennelty
  • Emerald Lee
    "Estas son dos fotos de mi hijo Trey, que ahora tiene dos años y medio. Nació con dos meses de adelanto, el 1 de marzo de 2015, poco después de un viaje desde Nueva Orleans hasta Milwaukee para celebrar su próximo nacimiento. Tuvo que estar ingresado 23 días en la UCIN del Hospital St. Joseph. Mami se quedó en Milwaukee mientras papi volvía al trabajo en Nueva Orleans. En el hospital lo conocían como 'el precioso bebé Eddie' y no se perdía ni un solo detalle de lo que pasaba en la UCIN.

    Como aseguraron en la UCIN, su personalidad sí que cambió. Es un pequeño muy espabilado. Mami sigue intentando irse a la cama a las 8".

    -- Emerald Lee
  • Jennifer Samojlenko
    "Esta es nuestra hija, Quinn. Llegó al mundo por sorpresa el 20 de septiembre de 2015 por cesárea en la semana 31. Pesó 1,8 kilos y tuvo que estar ingresada en la UCIN antes de poder ir a casa. ¡Ahora ya tiene 2 años y está en el percentil 85!".

    -- Jennifer Samojlenko
  • Rykeila Campbell
    "Mi hija, Aliyah, nació con 31 semanas y 6 días. Mi fecha prevista aproximada era el 13 de enero y nació el 17 de noviembre con algo más de 2 kilos. Estuvo tres semanas en la UCIN. Esta semana va a celebrar su primer cumpleaños. Si no la hubierais visto cuando nació, ni sospecharíais que fue prematura. Es mi grandullona".

    -- Rykeila Campbell
  • Melanie K.
    "Mi hijo Ryleigh nació con 32 semanas debido a complicaciones en el embarazo. Cuando nació pesaba poco más de un kilo y mi brazo era tan largo como él o más. Tuvo que pasar dos largos meses en la UCIN en Elmira, Nueva York, y luego lo trasladaron al Hospital Infantil Janet Weiss, en Pennsylvania, porque le habían diagnosticado atresia biliar. Tuvieron que hacerle una biopsia de hígado y limpiárselo bien. Luego descubrieron que es portador de la enfermedad de alfa-1 antitripsina. Estuvo casi un mes ahí. Ahora es un niño de 3 años muy sano y feliz.

    Le encanta leer libros y componer sus propias canciones. Lo que más le gusta es ver La Patrulla Canina, jugar con camiones de bomberos y con trenes. No tengo palabras para describir lo mucho que agradezco todo lo que hicieron por mi pequeño en las dos UCIN".

    -- Melanie K.
  • Crystal Gonzales
    "Esta es Khloe, mi hija. Nació con 24 semanas y con solo medio kilo de peso. A día de hoy es una niña de 8 años muy inteligente y sana y, aunque todavía es pequeñita, no es ningún obstáculo para que consiga todo lo que se propone".

    -- Crystal Gonzales
  • Haley Lundsten
    "Estas son un par de fotos de mi hijo pequeño, Emmett. Nació con 30 semanas, con menos de kilo y medio. Sufrió un colapso pulmonar después de nacer y tuvo que estar intubado durante una semana o así. Estuvo unos dos meses en el hospital. Ahora tiene 3 años y no le queda nada de prematuro. Es un personaje y tiene una risa supercontagiosa".

    -- Haley Lundsten
  • Meighan Zieske
    "Esta es mi hija Norah, que nació el 15 de enero de 2017 con 35 semanas. Un mes después de nacer, dejó de respirar por sí sola. Tuvieron que tratarla con CPAP (terapia de presión respiratoria positiva continua) y la intubaron hasta que pudo volver a respirar. Ahora tiene 10 meses y se encuentra de maravilla".

    -- Meighan Zieske
  • Stephanie May
    "Evelyn nació con 31 semanas y pasó 54 días en la UCIN. Para diciembre cumplirá dos años y es una pequeñaja adorable, divertida y escandalosa".

    -- Stephanie May
  • Haley Larson
    "Kash nació con 35 semanas y media. Yo sufrí preeclampsia y me tuvieron que provocar el parto. Kash pesó dos kilos y tuvo que pasar dos semanas y media en la UCIN. Kash también nació con labio leporino y paladar hendido. Ha cumplido un año hace poco y está genial".

    -- Haley Larson
  • Kim Blackburn
    "Sirius Wayne nació seis semanas antes de tiempo por una cesárea de urgencia debido a que yo sufría preeclampsia. Pesaba casi dos kilos y medía 46 centímetros, lo que, según los médicos, estaba muy bien. Estuvo tres semanas en la UCIN y solo necesitó respiración asistida durante 24 horas, pero no engordaba. Estuvo casi todo ese tiempo con un tubo de alimentación, una situación que fue muy dura para mí, porque yo estaba en condiciones de darle el pecho y no veía la hora de llevármelo a casa.

    Todo el mundo me dijo que un día, de repente, mejoraría y podría comer sin ese tubo de alimentación. También me decían que algún día nadie se daría cuenta de que fue un niño prematuro. Por entonces me resultó difícil de creer, ¡pero resulta que tenían razón!".

    -- Kim Blackburn
  • Brenna Flannery
    "Calvin nació el 29 de octubre de 2016 con solo 26 semanas y 4 días. Tras 79 días ingresado en la UCIN, cuando ya pesaba kilo y medio, lo llevamos a casa. La segunda foto es él actualmente. Ya tiene 10 meses y pesa 6 kilos.

    Nos ha enseñado lo que es tener agallas y verdadera fortaleza. Tanto el año pasado como este hemos celebrado el Día Internacional del Niño Prematuro en el hospital en el que nació".

    -- Brenna Flannery
  • Heather Asunskis
    "Sydney nació el 21 de abril de 2013 y pesó kilo y medio. Es una líder nata, inteligente, intuitiva, curiosa, amorosa, amable, valiente y graciosa. Soy incapaz de imaginarme a mi familia sin ella. Quiere mucho a sus hermanas mayores, a sus amigos y a su familia. Es una de las mejores personas que he conocido en la vida y cada día es mejor".

    -- Heather Asunskis
  • Mary Peyton Grissett
    "Eli nació el 25 de junio de 2011 a las 34 semanas debido a mi preeclampsia. Pesó dos kilos. Luchó duramente y solo tuvo que estar nueve días en la UCIN. Ahora tiene 6 años y va a primero. Le encantan las ciencias, Star Wars y ser el hermano mayor".

    -- Mary Peyton Grissett
  • Gabriele Ogoley
    "Elliot Tighe con un día de vida (nació con ocho semanas de adelanto) y otra foto reciente, con tres años, en su primer día de infantil".

    -- Gabriele Ogoley
  • Jennifer Short
    "Ingresé en la semana 22 de mi embarazo con una dilatación de tres centímetros y con el saco amniótico abultado. Estuve ocho días en la sala de preparto, donde me dieron esteroides y magnesio que se suponía que le iban a venir bien al desarrollo de mi bebé. Dos días después, ya en la semana 24, di a luz a una niña que solo pesaba medio kilo y medía 30 centímetros. Estuvo cuatro meses luchando y por fin la pudimos llevar a casa con 3 kilos y 400 gramos.

    Doy gracias a Dios por el maravilloso equipo que nos tocó en la UCIN. Guardamos un vínculo especial con ellos. Es más, la enfermera de mi hija asistió a nuestra boda. En diciembre cumplirá 6 años. Ya va a primero de primaria, y sumando. Ahora pesa 15 kilos y mide casi un metro. Estamos hasta las narices de oír lo pequeñita que es, pero yo simplemente doy gracias a Dios por habernos bendecido con ella".

    -- Jennifer Short
  • Gloria Guzman
    "Este es Danny. Nació a las 33 semanas con kilo y medio. Pasó un mes en la UCIN, los días más duros y agotadores emocionalmente de mi vida. Ahora ya tiene 4 años y es la bola de energía más cariñosa, dinámica y sensible de mi mundo. Cada día supera nuestras expectativas y nos hace reír continuamente. Es un superviviente".

    -- Gloria Guzman
  • Danielle McClintock
    "Mi hija Ellie nació en 2010 seis semanas antes de tiempo. Tuve problemas para darle el pecho e incluso para darle el biberón porque mi hija no tenía suficiente fuerza, así que le tuvieron que meter una sonda de alimentación, una situación terrorífica y descorazonadora. También padeció ictericia, pero lo superó y pudimos volver a casa unas tres semanas después de nacer y ahora es una muchacha fuerte de 7 años.

    Es la mejor de su clase en Mates y Lengua. Además, es una de las niñas más altas de su edad, juega a fútbol y a softbol y le encanta cocinar y ayudarme con su hermanito pequeño. Le decimos que nació muy pronto porque tenía muchísimas ganas de conocer a todos y de ver mundo. Es una chica muy sociable, curiosa y siempre va a su bola".

    -- Danielle McClintock
  • Kim Blasengame
    "Este es mi hijo, Jace. Nació a las 31 semanas de embarazo con un kilo de peso. En la semana 30, me diagnosticaron preeclampsia grave y en el hospital lograron controlarlo con medicamentos y mandándome reposo absoluto, pero en la semana 31 detectaron en una ecografía que había un problema con el flujo sanguíneo sistólico del bebé, que le estaba debilitando rápidamente. Me practicaron de inmediato una cesárea de emergencia y, durante la operación, yo sufrí un desprendimiento prematuro de la placenta. Tenemos suerte los dos de seguir vivos.

    Estuvo en la UCIN durante 42 días y ahora es un muchacho de 4 años rebosante de vitalidad. Tiene autismo y otros retrasos en el desarrollo (justo ahora está empezando a hablar) y también sufre un DSV (defecto septal ventricular), un orificio en el tabique del corazón que separa el ventrículo de la aurícula. Lo más importante que me ha enseñado es a no darme por vencida".

    -- Kim Blasengame
  • Tiffany Deniz
    "Este es mi pequeño Miles. Nació con 34 semanas. Estaba yo en una consulta rutinaria cuando me diagnosticaron preeclampsia grave. Me dijeron que me tenían que hacer la cesárea inmediatamente. Yo llevaba desde la semana 19 en reposo y ya sabíamos que probablemente vendría al mundo antes de tiempo, pero aun así la situación daba miedo. Nació dos días después, en mi aniversario de boda, con 2 kilos y 40 centímetros. Tuvo que estar 17 días ingresado en la UCIN.

    Sus primeros 2 años de vida fueron complicados. Tenía la cabeza deformada por haberse quedado atascado en mi pelvis y tuvo que llevar una banda ortopédica craneal durante un tiempo. También le diagnosticaron hipotiroidismo, que acabó remitiendo a los 2 años. Ahora, con 4, es un niño muy sano, le encanta el cole y tiene un gran corazón".

    -- Tiffany Deniz
  • Laura Westman
    "Mis trillizos prematuros nacieron con 31 semanas y 5 días en 2009. Ahora son tres niños sanos y llenos de energía. Somos unos afortunados".

    -- Laura Westman
  • Lindsay Cole
    "Rosemary nació a las 32 semanas con menos de 2 kilos. ¡Ahora ya tiene 16 meses!".

    -- Lindsay Cole
  • Lauren Jackson
    "Mi hijo Blake nació el 18 de octubre de 2014, nueve semanas antes de lo previsto. No pesaba ni un kilo y medio y medía 37 centímetros. Nació por cesárea debido a mi preeclampsia. Estuvo siete semanas en la UCIN y todo el personal médico se portó maravillosamente. Ahora Blake tiene 3 años y está estupendo".

    -- Lauren Jackson
  • Nathania
    "Mis gemelos, Elliot y Camryn, nacieron el 8 de septiembre de 2015 con 32 semanas y 2 días. Estuvieron 57 días ingresados en la UCIN. Actualmente son dos niños sanos y felices".

    -- Nathania
  • Crystal Diehl
    "Adam Robert Diehl nació en un parto prematuro a las 34 semanas de embarazo. Pesó 3 kilos. En la UCIN, desarrolló SDRN (síndrome de dificultad respiratoria neonatal) y tuvo que estar intubado tres días. Tras 19 días, pudimos llevarlo a casa. Hoy es un niño de 5 años listo, cariñoso y sano".

    -- Crystal Diehl
  • Crystal Diehl
    "Audrey Jean Diehl nació a las 25 semanas pesando solamente 350 gramos. Padecía RCIU grave (restricción del crecimiento intrauterino) y yo padecía preeclampsia grave. Tras 93 días en la UCIN, por fin pudo ir a casa en perfecto estado. Hoy es una niña de 7 años totalmente sana que va a segundo y hace genial todo lo que intenta. Es una bendición".

    -- Crystal Diehl
  • Dayna
    "Este es mi hijo Taylor. Nació en la semana 27 con 800 gramos. Yo estaba grave con el síndrome HELLP. Estuvimos en la UCIN durante 4 meses (luchando contra muchos obstáculos) y ahora ya tiene 10 años. Tuvimos mucha suerte.

    Está entre los mejores de su clase en notas, juega a hockey, forma parte del club de corredores y del consejo de estudiantes y es un maravilloso hermano mayor con su hermanita. Ojalá este testimonio pueda servir de ayuda a todos los padres que tienen a un hijo microprematuro en la UCIN. A mí me aliviaba mucho ver fotos y oír historias de superación de otros niños prematuros cuando Taylor era un recién nacido".

    -- Dayna
  • Stacie
    "Oliver nació seis semanas antes de tiempo y tuvimos la suerte de que su ingreso en la UCIN fuera más breve de lo esperado. Actualmente es un niño de 4 años feliz, sano, amoroso y lleno de energía. ¡No para de moverse!".

    -- Stacie
  • Jacqueline Smith
    "Me enorgullece ser la madre de Chantal, un bebé que pesó 460 gramos cuando nació. Nos permitieron ir a casa cuando pesaba 1600 gramos porque su único problema es que tenía que engordar. Contrajo una infección por estafilococo en uno de los ojos y decidieron que estaría mejor en casa.

    No tuvo problemas de visión, aunque la llevamos con frecuencia al oculista. Sí que tuvo problemas para incorporarse y girarse en la cama, pero los superó con fisioterapia.

    Desde entonces, ha crecido y yo no podría estar más orgullosa de ella. Está en el penúltimo año de carrera, participa en diversas actividades del campus y es una ávida lectora que lleva una media de un libro al día".

    -- Jacqueline Smith
  • Cassandra Onorato
    "Tras intentarlo sin éxito, mi marido y yo probamos la fecundación in vitro y funcionó. En la primera ecografía, dos palabras lo cambiaron todo: "¡Ahí están!". "¿Están?". Sabía que era posible que pasara, pero oírlo fue algo de locos.

    Sin razón aparente, me puse de parto en la semana 24 y 3 días y nacieron mi hija Lauren (720 gramos) y mi hijo John (590). Estuvieron 91 días en la UCIN y recibieron la mejor atención médica posible".

    -- Cassandra Onorato
  • Melissa and Aric Straub
    "Este es Landon. Aparece sujetando una fotografía del día en que nació. Se adelantó más de ocho semanas y pasó sus primeros 31 días de vida en la UCIN. Mi hermano pequeño nació seis semanas antes de tiempo y mi tío se adelantó ocho semanas allá en los años 50, pero no sobrevivió. Cada generación de mi familia ha tenido un bebé prematuro. Landon es nuestro pequeño milagro y nunca podremos agradecer lo suficiente a los médicos y enfermeros de la UCIN por salvarle la vida. Ahora tiene ocho años y está perfectamente sano".

    -- Melissa and Aric Straub
  • Rachel Rose
    "Este es mi hijo Bodhi. Nació con 25 semanas en enero de 2015 y estuvo casi tres meses en la UCIN. Ahora es un niño de dos años feliz al que le encanta dibujar, bailar, cantar y estar al aire libre".

    -- Rachel Rose
  • Piper L. Hall
    "La de la izquierda es una foto de mi hijo, que nació con 36 semanas, en 2010; y la de la derecha es una imagen de él el pasado octubre sujetando a su nuevo hermanito".

    -- Piper L. Hall
  • Shauna
    "Este es Maverick. Rompí aguas a las 26 semanas e ingresé en el hospital para hacer reposo absoluto hasta que naciera. A las 31 semanas, vino al mundo. Estuvo tres semanas en la UCIN y ahora ya tiene dos meses. Pesaba 2 kilos cuando nació y ahora ya 4 kilos 200 gramos, dentro de los estándares de su edad".

    -- Shauna
  • Jules B. of The Bergham Chronicles
    "Mi hija es mi milagro. Tuve que pasar todo mi embarazo en reposo absoluto porque había un riesgo extremadamente alto para mí. Tenía que pasar entre dos y cuatro consultas médicas semanales. Estábamos bajo la continua supervisión de cuatro especialistas. No estoy segura de si alguien creyó de verdad que mi hija lo lograría. Lo que sí que tengo claro es que nadie pensó que mi hija crecería mínimamente sana. De hecho, nos dieron una buena pila de papeles que advertían de todos los problemas médicos que probablemente sufriría. Sabíamos que nacería de forma prematura, así que simplemente me propuse alargar el embarazo lo máximo posible. Yo estaba muy enferma, pero logré llegar hasta la semana 30 como me había propuesto. Hasta la semana 33, de hecho, algo que me aseguraron que no conseguiría. Nació con 2 kilos de perfección.

    En el parto, la sala estaba abarrotada de especialistas que le hicieron un chequeo al poco de salir mientras mi médico me estabilizaba. Uno a uno, los especialistas salieron de la sala conforme le fueron dando el visto bueno. Era pequeñita, pero matona. Les demostró a todos que se habían equivocado. Ahora tiene 4 años y es increíble. Es lista, divertida, obstinada, fuerte y resistente. Quiere ser doctora astronauta en un hospital espacial. He aprendido a no subestimarla, así que no me sorprendería que lo consiguiera. Se llama Whitlee y nació de forma prematura en junio de 2013".

    -- Jules B. of The Bergham Chronicles
  • Kayla Rivard
    "Esta es la señorita Molly Reagan. Nació por cesárea de emergencia en la semana 34 debido a mi preeclampsia grave. No pesaba ni 2 kilos y tuvo que pasar 23 días en la UCIN. Ahora es una niña de dos años que disfruta jugando al aire libre con la tierra. Le encantan las películas de Disney y está obsesionada con cuidar a sus bebés de juguete. Tiene muchísimas ganas de convertirse en la hermana mayor para mayo de 2018. Nuestra pequeña es especial y no hay palabras para describir cuánto la queremos".

    -- Kayla Rivard
  • Angela Fry
    "Después de más de dos años intentando quedarme embarazada, tratamientos de fertilidad incluidos, mi marido y yo, de acuerdo con el médico, decidimos que la fecundación in vitro era nuestra mejor opción. Mi embarazo se confirmó menos de dos semanas después de la implantación del embrión. En la primera ecografía, tras un largo silencio, el médico dijo cuatro palabras que jamás olvidaré: 'Creo que hay tres'. Rompí a llorar y el corazón casi me estalla. Nos programaron otra cita una semana después y nos confirmaron que esperábamos trillizos.

    En la semana 29 y 5 días, nació Jase con 38 centímetros y un pelín más de un kilo. Segundos después, nació Henley con 1 kilo justo y 30 centímetros. Sadie fue la última, con algo menos de 1 kilo y 33 centímetros. Después de 76, 103 y 108 días en la UCIN, respectivamente (con la montaña rusa emocional que eso supone), pude llevarme a mis bebés a casa. Cuatro años y medio después, aquí estamos en esta familia de cinco, saliendo adelante. A veces aún me sorprendo de haber tenido trillizos y esas cuatro palabras ('Creo que hay tres') empiezan a sonar en bucle en mi mente".

    -- Angela Fry
  • Mandie Anderson Tippets
    "Mi pequeño y perfecto milagro de 35 semanas (con restricción del crecimiento intrauterino). Pesó 1,75 kilos y ahora, con un año, pesa 10,5".

    -- Mandie Anderson Tippets
  • "Esta es Paisley Faith, nacida en la semana 33. Fue una luchadora desde el primer momento. Ahora ya tiene 5 años y es una bendición, guapa e inteligente".

    -- Debbie Simmons
  • Casey Ball
    "Estuvimos 4 años intentando concebir. Tras múltiples intentos fallidos, incluso con tratamiento médico, recurrimos a la fecundación in vitro y concebimos gemelas. En Año Nuevo, noté que algo no marchaba bien e ingresé en el hospital. El 16 de enero de 2015 nacieron mis dos hijas con solo 31 semanas de gestación.

    Violet, la más grande, pesaba kilo y medio y tuvo unos primeros días de vida complicados. Tenía un neumotórax y le tuvieron que conectar varias sondas por el pecho y un ventilador de respiración asistida. Más o menos una semana después de nacer, en una ecografía rutinaria, le detectaron hemorragia intraventricular grado 3 y leucomalacia periventricular (muerte del tejido cerebral). Nos dijeron que tendría retrasos del desarrollo y, probablemente, una parálisis cerebral que se caracteriza por la rigidez de las extremidades. A los 3 años, el neurólogo infantil le dio el alta y ahora es una niña en pleno desarrollo. Es una de las pequeñas más charlatanas del mundo y está llena de vitalidad. No deja de sorprendernos día a día.

    -- Casey Ball

Algunos testimonios han sido editados por motivos de claridad y estilo.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Prematuros: entonces y ahora

ESPACIO ECO