TENDENCIAS
12/12/2017 09:38 CET | Actualizado 12/12/2017 09:38 CET

Cuando Fellini jugó a ser Don Draper

La exposición 'Fellini. Sueño y diseño' traza un viaje por la mente del director italiano.

Antes de ser cineasta, Federico Fellini quería ser pintor y pese a su revolucionaria incursión en el cine, continuó dibujando toda su vida. "Es una suerte de acto reflejo, de gesto automático, una manía que arrastro desde siempre", confesaba el director italiano sobre esta afición a través de la que podemos entender su forma de trabajar. Entorno a algunos de esos dibujos y a los últimos tres trabajos del director, tres cortos publicitarios para Banca di Roma, se organiza la muestra Fellini. Sueño y diseño, que se puede ver en el Círculo de Bellas Artes de Madrid hasta el 21 de enero de 2018.

Estos tres spots no representaron la primera vez que el director italiano coqueteaba con la publicidad, ya que había creado anuncios para la marca de pasta Barilla y la bebida Campari. Las ideas para todos ellos provienen del llamado Libro de los sueños, en el que Fellini dibujaba todo lo que soñaba y que se convirtió en "un depósito de materiales al que recurría constantemente", explica Juan Barja, director del centro cultural.

La muestra se organiza en varias salas en las que se proyectan los tres cortos, rodados en el año 1993 y que acabó pocos meses antes de morir. Se acompañan de los dibujos que dieron origen a las ideas y de fotografías del rodaje, lo que permite conocer el proceso de trabajo del cineasta de principio a fin. Los cortos, Sueño del túnel, Sueño del déjeuner sur l'herbe y Sueño del león en el sótano, comparten la misma trama y el mismo protagonista. El actor Paolo Villaggio interpreta a un hombre perturbado por sus sueños —un túnel que se derrumba sobre él, un tren que se dispone a atropellarlo mientras permanece atado a las vías y un león que aparece repentinamente en su casa respectivamente—, que acude a visitar a su psicólogo (Fernando Rey) para pedir consejo y termina preguntando qué hacer con su dinero. Se encuentra siempre con la misma respuesta: "Me ocupo de problemas psicológicos, para el resto está la Banca di Roma".

FEDERICO FELLINI, VEGAP, Madrid, 2017.

Estos tres spots poco tienen que ver con la publicidad de la época, pero rebuscan en el universo onírico y surrealista del director italiano, presente constantemente a lo largo de su filmografía en películas como . En los dibujos que se han extraído para la exposición se pueden ver algunas de las ideas que originaron películas como Amarcordy la muestra ofrece la posibilidad de bucear en una réplica del Libro de los sueños. "No nos interesa que sea bonito, nos interesa que se pueda pensar", destaca Barja sobre la concepción de la muestra.

FEDERICO FELLINI, Vegap, Madrid, 2017

Pese a que solo se llegaron a producir tres cortos, Fellini había enviado doce propuestas a la Banca di Roma. Una de ellas habla de un atraco a la caja central del banco, que el ladrón se encuentra vacía. ¿Por qué? Porque habían gastado todo el dinero en pagar a Fellini. Para desilusión de los espectadores esta propuesta no se llegó a realizar, se cree que por el fallecimiento del director.

EL HUFFPOST PARA HONEST