POLÍTICA
08/12/2017 17:08 CET | Actualizado 08/12/2017 17:08 CET

Rajoy defiende en Lleida que el voto "útil" es al PP, "no sujeto a ningún cambalache"

"Los partidos que defendemos lo que pensamos todos los que estamos aquí vamos a ganar las elecciones", ha dicho en una intervención en la que ha defendido el 155.

Quique García / EFE
El candidato del PPC a la presidencia de la Generalitat, Xavier García Albiol sopla las velas del pastel de su 50 cumpleaños acompañado del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hoy en Lleida.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado hoy que el voto "útil" en Cataluña es el dirigido a su partido, el PP, porque es además un "voto seguro" que no está sujeto a "ningún cambalache" ni se pondrá al servicio de "ninguna causa" de la que nadie se pueda después "arrepentir".

Una vez más ha defendido Rajoy, en la campaña electoral catalana, su tesis de que el PP es el único partido que ha dejado claro el destino de sus votos en favor de la opción constitucionalista y para evitar que los independentistas gobiernen.

En una comida mitin celebrada en Lleida, Rajoy se ha mostrado convencido de que las fuerzas constitucionalistas ganarán las elecciones autonómicas del 21 de diciembre -"los partidos que defendemos lo que pensamos todos los que estamos aquí vamos a ganar las elecciones", ha dicho- pero ha insistido en distinguir al PP de los socialistas y de Ciudadanos.

El voto al PP es "un voto seguro no sujeto a ningún cambalache, que no se pondrá al servicio de ninguna causa de la que nadie de los que estamos aquí tenga que arrepentirse nunca", ha recalcado el presidente del Gobierno. Y ha añadido que el apoyo a su partido se destinará a empezar una "nueva etapa" centrada en resolver los problemas de los ciudadanos y en "dejar a un lado las ensoñaciones y quimeras" de los independentistas.

Ha insistido Rajoy en que el PP dará "buen uso" de los apoyos que reciba, que irán "a favor de la convivencia, de la normalidad, de la tranquilidad, de la democracia y los valores constitucionales y europeos", así como de la "consolidación de la recuperación" económica, "amenazada por la incertidumbre que algunos han generado".

Rajoy además ha aprovechado su discurso en Lleida para recordar que en esta provincia el PP recuperó en junio de 2016 el escaño en el Congreso que había perdido seis meses antes. Por eso ha pedido a los afiliados y simpatizantes de la provincia el mismo esfuerzo, o incluso mayor, que el que hicieron entonces para recuperar aquel diputado. Los populares también tienen solo un diputado por Lleida en el Parlament, y confían en mantenerlo aunque algunos sondeos lo den por perdido.

Rajoy ha recordado también los efectos negativos que el procés ha tenido en la economía en Cataluña, con ejemplos como la caída de las reservas hoteleras o la marcha de empresas, efectos que también han ralentizado la recuperación del conjunto de España.

Y ha reiterado que si "hay un mínimo de certidumbre y seguridad" la previsión de crecimiento del PIB en España puede pasar del 2,3% actual al 3%.

EL 155 PARA "RECUPERAR LA LEGALIDAD"

Por otro lado, el jefe del Ejecutivo ha vuelto a defender la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña, que ha servido, ha dicho, para recuperar la legalidad. Además ha asegurado que la Generalitat -en manos del Ejecutivo central- se está "gobernando con normalidad", ha "mejorado la confianza" y "se ha serenado la vida política a pesar de los esfuerzos de algunos por seguir enredando".

En definitiva, ha pedido a los militantes y dirigentes populares que traten de convencer a sus vecinos de que fue el Gobierno del PP el que frenó "en seco" el "delirio del independentismo", y que subrayen que este partido es la "mejor garantía" para evitar "historias indeseadas en el futuro".

También les ha instado a que recuerden que "la solución" está en la propia Constitución, que se ha aplicado para restaurar la ley y que garantiza, en suma, la "convivencia en libertad".

"España es la solución. No es un ente abstracto", ha dicho Rajoy, quien una vez más ha criticado a quienes atacan la unidad nacional o cuestionan la imagen del país. "Ya está bien de hablar mal, hablemos bien de España y sintámonos orgullosos de lo que tenemos", ha concluido.

Todo en un acto en el que Xavier García Albiol ha cargado contra el cabeza de lista del PSC, Miquel Iceta, por contemplar la posibilidad de indultar a los 'Jordis' y a los exconsellers si son finalmente condenados y él es elegido presidente de la Generalitat.

"Menos preocuparse de indultos y más preocuparse de 470.000 catalanes que están en paro", ha declarado Albiol, que ha preguntado a Iceta por qué tiene "esa necesidad de estar constantemente intentando agradar a quienes han provocado la principal ruptura de Cataluña con España".

"Le pido que sea capaz de dejar a un lado sus complejos y presente un proyecto que sirva para cerrar la peor etapa de la historia reciente de Cataluña", ha afirmado Albiol, que hoy celebra su 50 cumpleaños.

Más de cuatrocientas personas han asistido a esta comida-mitin celebrada en la Llotja de Lleida, frente a la que se han concentrado medio centenar de personas con banderas independentistas para protestar por la presencia en la ciudad del presidente del Gobierno y los dirigentes populares.

NOTICIA PATROCINADA