INTERNACIONAL
10/12/2017 19:13 CET | Actualizado 10/12/2017 19:13 CET

Bermudas aprueba una ley que acaba con los matrimonios homosexuales

En 2017.

La bandera de Bermudas.
LouisDiBacco via Getty Images
La bandera de Bermudas.

El gobernante Partido Laboral Progresista (PLP), en el poder desde hace cerca de 5 meses, puso fin a los matrimonios entre personas del mismo sexo en Bermudas tras apoyar la aprobación, gracias a su mayoría, de una ley que acaba con la normativa que permitía estos enlaces.

La nueva normativa, aprobada este fin de semana y divulgada este domingo, no tendrá, sin embargo, efecto retroactivo sobre las parejas homosexuales que se han casado durante este año.

La aprobación de la nueva ley termina con una normativa muy avanzada que permitió que el pasado 3 de junio dos mujeres se casaran en el Registro General de la capital de Bermudas convirtiéndose en la primera pareja homosexual en contraer matrimonio en ese archipiélago, territorio británico de ultramar situado en el Atlántico Norte y miembro de la comunidad del Caribe (Caricom).

El Gobierno asegura que los derechos de las personas homosexuales quedarán intactos

La legislación ahora aprobada para reemplazar el matrimonio entre personas del mismo sexo establece "uniones domésticas" que conceden una serie de derechos, norma que se aprobó en la Cámara de la Asamblea después de un debate de horas.

La normativa fue aprobada con el voto de 24 parlamentarios que respaldaron el proyecto de ley y diez que lo hicieron en contra.

El ministro de Asuntos Internos de Bermudas, Walton Brown, quien presentó el proyecto de ley, dijo que la nueva norma ofrece a las parejas del mismo sexo una serie de derechos legales, pero que pone fin a los matrimonios.

SIN EFECTO RETROACTIVO

"Necesitamos encontrar la forma de que Bermudas abrace plenamente los derechos de todos los miembros de la comunidad", dijo Brown, tras confirmar que la legislación no tendrá efecto retroactivo en los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Durante el debate, el legislador del PLP Lawrence Scott dijo que el proyecto de ley proporciona equilibrio y da a la comunidad LGBT los beneficios que ha estado pidiendo.

"Tal como estaba hasta ahora, podían -las personas del mismo sexo- tener el nombre de matrimonio pero sin sus beneficios. Después de la aprobación de esta ley tienen los beneficios pero no el nombre de matrimonio. Los beneficios es lo que realmente quieren", dijo.

UNA MINISTRA, CONTRARIA A LA LEY

La ministra de Asuntos del Interior, Patricia Gordon-Pamplin, dijo por su parte que no podía apoyar un proyecto de ley que arrebata derechos adquiridos a un colectivo.

El matrimonio entre personas del mismo sexo era posible hasta ahora en Bermudas después de un fallo histórico de su Corte Suprema a favor de las bodas entre personas del mismo sexo, el 5 de mayo pasado.

Sobre el asunto se celebró en junio pasado una consulta -no vinculante- en la que la población de Bermudas rechazó el matrimonio entre personas del mismo sexo, por un 69% en contra frente al 31% a favor.

En la consulta votaron 20.804 de los 44.367 registrados, por debajo del requisito del 50%, lo que provocó que el referéndum no se considerara válido.

EL HUFFPOST PARA HONEST