VIRALES
11/12/2017 13:07 CET | Actualizado 11/12/2017 13:07 CET

La indignación de un padre por la excursión sexista que organizó el colegio de su hija

¿Cambiarán las cosas algún día?

Getty Images

Cuando Ruby Callaghan salió esa mañana de casa para ir al colegio era 2017. Sin embargo, cuando regresó por la tarde, estaba en 1968.

Su padre, Stephen Callaghan, lo cuenta así en una carta que escribió al director de la escuela pública Dubbo West de Wongarbon (Australia) y que el martes 6 de diciembre compartió con gran éxito en su perfil de Twitter.

En su indignado texto, que escribió después de que su hija de 12 años se quedase sin poder visitar la cadena de bricolaje Bunning en el Día de los niños y niñas y tuviese en su lugar que ir a la biblioteca a arreglarse el pelo y maquillarse, pide al máximo responsable del centro que "rectifiquen" ese tipo de medidas y que Ruby y "las otras niñas de la escuela puedan volver a este siglo, en el que las actividades escolares no se separen por sexos".

Según publica BoredPanda, los alumnos del centro sabían con antelación en qué consistía el proclamado Día de los niños y de las niñas y conocían que las actividades estaban separadas por sexos. Un responsable de la escuela asegura que aún así cada niño podía elegir el plan que quisiese, pero el padre de Ruby insiste que su hija, que sueña con ser ingeniera, le pidió a la profesora "si podía ir a Bunnings y ésta le contestó que era solo para niños".

"Siento que la escuela tiene la responsabilidad de romper con estas divisiones", asegura Callaghan a este medio. Como padre de tres niñas, le afecta especialmente el tema, y asegura que le gustaría que sus hijas tuviesen la confianza de hablar si se sienten discriminadas por ser mujeres.

Antes de la viral carta, Stephen Callaghan resumió los hechos en Twitter e hizo una pregunta: "¿Cambiarán las cosas alguna vez?"

EL HUFFPOST PARA HONEST