INTERNACIONAL
11/12/2017 10:11 CET | Actualizado 11/12/2017 10:17 CET

Maduro arrasa en las elecciones de alcaldes y amenaza a la oposición de cara a las presidenciales

"Partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones no puede participar más", ha dicho Maduro.

EFE

El chavismo ha arrasado en los comicios municipales de este domingo, al ganar "más de 300" de las 335 alcaldías venezolanas, su último test electoral antes de las presidenciales de 2018.

En un proceso del que se han marginado los principales partidos opositores, el oficialismo ha triunfado en al menos 20 de las 23 capitales regionales y en la gobernación del estado Zulia, cuya elección se repitió, según ha informado el Consejo Nacional Electoral (CNE).

"Hemos ganado más de 300 alcaldías del país, de las 335. Han votado 9.340.000 votantes, récord en una elección municipal, a pesar de los llamados de abstención", ha anunciado por su parte el presidente Nicolás Maduro en un mítin en el centro de Caracas.

El CNE ha indicado que el partido opositor COPEI triunfó en la ciudad de San Cristóbal, capital del estado Táchira (oeste). No se ha informado aún de los resultados en las capitales de Mérida y Nueva Esparta. Además, ha precisado que la participación fue de 47,32%, superior a la de las municipales de 2013 (42%).

Maduro ha confirmado que la oposición ha mantenido el control de los municipios de Chacao, El Hatillo y Baruta, sus bastiones en Caracas. En la capital el gobierno también ha retenido por cuatro años más el municipio de Libertador, donde se ubican el palacio presidencial de Miraflores y las sedes de los poderes públicos.

Este resultado se suma al triunfo electoral del pasado 15 de octubre, cuando el chavismo ganó 18 de 23 gobernaciones, a las que se suma Zulia.

La victoria vino acompañada de un pase de factura de Maduro a los partidos de la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por negarse a participar en las municipales: quedaron excluidos de la carrera presidencial, anunció.

"PARTIDO QUE NO HAYA PARTICIPADO, NO PUEDE PARTICIPAR MÁS"

"Partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones no puede participar más. Ese es el criterio que la Asamblea Nacional Constituyente ha esgrimido (...) y yo los apoyo", ha dicho el mandatario junto a Delcy Rodríguez, presidenta de ese órgano. En una rueda de prensa posterior, Rodríguez ha señalado que la Constituyente analiza el caso.

"Algunos partidos intentaron boicotear la participación (...). Estamos estudiando los mecanismos para incentivar, estimular y promover la participación política de los partidos", ha sostenido.

"FRAUDE"

Las agrupaciones de Henrique Capriles, Leopoldo López -en arresto domiciliario- y Henry Ramos Allup se marginaron tras denunciar un "fraude" en las regionales del 15 de octubre.

No obstante el anuncio del mandatario, Capriles no puede optar a la presidencia porque fue inhabilitado por la Contraloría, mientras López cumple una condena a casi 14 años por incitar a la violencia en protestas ocurridas en 2014.

Maduro ha llamado a alistarse "desde ya" para las presidenciales, en las que planea buscar la reelección. "Este pueblo tiene que prepararse para grandes victorias en 2018", dijo triunfalista.

En las votaciones de alcaldes compitieron otros opositores por cuenta propia, agravando las fracturas en una oposición que en los comicios de gobernadores movilizó dos millones de personas menos que en 2015, cuando arrasó en los legislativos. "Si no quieren elecciones, ¿para dónde van?, ¿cuál es la alternativa?, ¿las armas?, ¿la guerra?", ha censurado Maduro.

"NO VOTAR ES UN ERROR"

La ausencia de partidos opositores y el desánimo por el agravamiento de la crisis económica allanaron el camino para un nuevo triunfo del chavismo.

"No votar es un error, en vez de ir para adelante, vamos para atrás como los cangrejos", dijo a la AFP Carmen León, de 78 años, tras sufragar en Chacao.

Las presidenciales están previstas para fines de 2018, pero según opositores y analistas podrían ser adelantadas al primer trimestre para que Maduro aproveche la división de sus adversarios.

El mandatario sostuvo que esa decisión corresponde a la Constituyente, integrada únicamente por oficialistas.

Desconocida por varios países, ese órgano fue elegido en medio de protestas opositoras que dejaron unos 125 muertos entre abril y julio, y amplió el vasto poder institucional de Maduro, que incluye a los militares.

La aprobación del presidente subió así de 24,4% a 31,1%, según una encuesta de la firma Venebarómetro realizada entre octubre y noviembre.

Garantizar "condiciones justas" de cara a las presidenciales es la prioridad de la oposición en las negociaciones emprendidas con el gobierno la semana pasada para resolver la crisis política.

NOTICIA PATROCINADA