POLÍTICA
12/12/2017 19:16 CET | Actualizado 12/12/2017 19:25 CET

El Congreso pide cambiar la ley para que las mujeres de 16 y 17 años aborten sin permiso

La Comisión de Igualdad reclama volver a la legislación anterior con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP

Getty

La Comisión de Igualdad del Congreso ha pedido este martes al Gobierno que cambie la ley para que las menores de 16 y 17 años puedan abortar sin permiso de sus progenitores. Se las equipararía así al régimen aplicable a las mayores de edad, establecido en el Código Civil y, dejaría también en sus manos la decisión de comunicarlo o no a sus padres.

Esta iniciativa de Unidos Podemos, que ha contado con el apoyo del PSOE, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP, pide derogar la Ley Orgánica para reforzar la protección de las menores en la interrupción voluntaria del embarazo; así como modificar la Ley de salud sexual y reproductiva y la Ley básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica.

La portavoz de Igualdad de la formación morada, la diputada de En Marea Ángela Rodríguez, ha denunciado durante la defensa de esta iniciativa que "detrás de negarle a las mujeres el derecho a decidir está una ideología, como es el machismo, que considera que las mujeres no tiene derecho a decidir por sí mismas".

A su juicio, este derecho a decidir es "lo mínimo que se puede exigir" cuando "se entiende el feminismo como una lucha por los derechos fundamentales". Por ello, también reclaman que esta práctica sea "gratuita".

Garantizar el acompañamiento y la información

Para Unidos Podemos son preocupantes los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad que determinan que "más del 80% de los abortos que se practican se realizan en la sanidad privada" debido a que el Sistema Nacional de Salud "no tiene capacidad para atenderlos". Además, la diputada ha asegurado que una gran parte de estos casos son pacientes "no acompañadas ni informadas".

Por eso, la iniciativa registrada, pide al Ejecutivo que se garantice el acompañamiento y la información de todas las mujeres durante los procesos de interrupción voluntaria del embarazo.

Entre los puntos que recoge el texto votado, también destaca la eliminación de los tres días de reflexión antes de la práctica del aborto, formar al personal sanitario implicado en las Interrupciones Voluntarias del Embarazo (IVE), o facilitar que las mujeres sean escuchadas en los Comités Clínicos en todos los casos, también en aquellos en los que hay malformaciones fetales.

Se cuestiona la autonomía de la menor

La propuesta también propone incluir dentro de los Indicadores Clave del Sistema Nacional de Salud una batería de indicadores sobre la interrupción voluntaria del embarazo y crear un grupo de trabajo dentro del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud para recoger los estándares mínimos e ideales a cumplir para la introducción de la prestación de los abortos en la sanidad pública.

La portavoz del PP en esta comisión, María Dolores Alba, ha explicado durante el debate los motivos de su voto en contra que se basan, principalmente, en que consideran "absurdo" que se exija permiso paterno a una menor de 16 años para quitarse una muela o a hacerse un tatuaje, pero no se pida a quienes pasan por un proceso como un aborto. Además, ha recordado a Unidos Podemos que las competencias en materia sanitaria es de las autonomías, y ha invitado a los morados a presentar esta medida en las comunidades que no gobiernan y a aplicarla en aquellas en las que sí.

Por su parte, Ciudadanos se ha abstenido después de que Unidos Podemos haya rechazado una enmienda para elaborar un informe sobre el impacto legislativo que supuso el cambio de autonomía de las menores. Porque, según ha explicado el portavoz naranja, Miguel Ángel Garaulet, la cuestión básica de esta propuesta es la autonomía de la menor a la hora de dar su consentimiento.

EL HUFFPOST PARA HONEST