TENDENCIAS
15/12/2017 17:17 CET | Actualizado 16/12/2017 11:24 CET

Juanes: "No comprendo cómo actualmente hay países que se quieran separar"

El colombiano se encuentra de gira con su disco 'Mis planes son amarte'.

Carlos Pina

Seguramente nadie sabría decir quién es Juan Esteban Aristizábal Vásquez. Pero al decir Juanes todo cambia. Lo primero que se viene a la cabeza al hablar del colombiano son sus grandes éxitos: La camisa negra, A Dios le pido, Me enamora, Fotografías... Lleva ya 17 años en triunfando en solitario, desde que con 28 lanzó su primer éxito, Fíjate bien, y hasta el momento es el artista latino con más premios Grammys: 25.

Tras siete álbumes de estudio, asegura que busca motivaciones para poder hacer cosas diferentes en cada nuevo proyecto. Este domingo 17 de diciembre se sube al escenario del Wizink Center de Madrid acompañado de artistas como Pablo López, Bebe o Manuel Carrasco, pero antes ha tenido tiempo de sentarse con El HuffPost. Se muestra tranquilo y cercano, de buen humor. Viene de grabar los primeros programas de La Voz (Telecinco), donde participa como coach.

En la entrevista le acompaña Esteban, un pequeño astronauta que se ha convertido en su alter ego "políticamente incorrecto". Ese concepto espacial le acompaña en todo su último disco, Mis planes son amarte (2017), desde los sonidos electrónicos, a los videoclips e incluso, la portada del álbum.

En Mis planes son amarte has introducido nuevos sonidos y has apostado por la electrónica, ¿a qué se debe ese cambio?

En mi primer disco que saqué hace 17 años [Fíjate bien] había hecho algo similar. Mezclé elementos electrónicos con la guitarra, ahora quise retomarlo porque es algo que me ha gustado siempre. Me gusta mucho la música electrónica y lo que está pasando con la música actual. Además, en cada álbum intento buscar algo que me motive a seguir haciendo música.

Ahora mismo la música latina está en auge y Despacito es muestra de ello. ¿Te atreverías a lanzar un hit así, con influencias del regueatón?

Creo que el éxito depende más de la canción, porque no te pones a pensar en hacer un tema así. Eso es muy difícil. Hay que dejar que salga natural. Ni [Luis] Fonsi sabía lo que le iba a pasar con esa canción. Intento hacer una música con la que yo me sienta bien, más que seguir una tendencia específica.

¿Y te gustaría tener un éxito así?

Es más importante ser feliz que el éxito. Muchas veces encuentras personas con mucha fama y un canción superpopular, no es feliz. Para mí lo más importante es estar conectado con lo que he estado haciendo y, en mis propios términos, llegar lo más lejos que pueda.

Igual que aprendimos inglés con Los Beatles y Los Rolling Stones, hoy en día también se utiliza la música para aprender español"

También en este disco has incluido por primera vez una canción íntegramente en inglés, Goodbye for now, ¿es señal de un cambio hacia la lengua anglosajona?

No, no. Me gusta hacer el experimento de hacer una canción en inglés o en spanglish, una o dos, pero meterme en la idea de hacer todo un álbum en inglés no. Además, creo que no es necesario hacerlo en este momento de la vida, ni de la música. Creo que el español tiene un lugar muy especial, la música latina está triunfando. Ahora mismo se está equilibrando más la balanza entre lo anglosajón y lo español. Es un buen momento para seguir reforzando eso.

Eso también sirve para que en todo el mundo reconozca la lengua e incluso puedan llegar a aprender con canciones.

Muchísimo, de hecho sé de muchas escuelas que ponen canciones en español de muchos artistas para aprender el idioma. Yo pienso que, igual que aprendimos inglés con Los Beatles y Los Rolling Stones, hoy en día también se utiliza ese recurso para aprender español.

Has participado recientemente en varias series como Jane the Virgin y en tu nuevo álbum has hecho videoclips que parecen más short films. ¿Te atreverías a participar en una serie como actor?

La verdad que la actuación es algo que me gusta. Nunca lo he hecho seriamente, aunque en este disco he trabajado en los vídeos que son como películas y me he divertido mucho. También he puesto la voz para uno de los personajes de la película Ferdinand, pero nunca he tenido un rol pequeño en una película chévere. Aunque me lo pensaría. No me importaría el género, me gusta el drama, la comedia, la acción, el suspense, la ciencia ficción... Este vídeo álbum tiene un marcado carácter futurista y espacial. Fue algo que surgió después de la música, presentar como una película acorde con los sonidos del disco.

Carlos Pina

¿Y Esteban?

Esteban es un muñequito que nos regaló un fan en Chile y nos pareció demasiado divertido. Empezamos a bromear con él y se convirtió en un alter ego mío. Él dice todo lo que no puedo decir, siempre está de mal genio y es muy divertido, es políticamente incorrecto (risas) y nos divertimos con eso.

Durante el proceso de paz vivido en Colombia, fuiste muy activo en redes sociales diciendo que era un momento que llevabas esperando toda tu vida. ¿Cómo lo viviste?

Fue un momento de contrastes. Por un lado la emoción de que al fin había llegado ese momento y, por otro, la frustración de su dureza. Es un momento de división interna en Colombia. Hay una polarización del país muy fuerte, pero es parte del proceso para superar el postconflicto. Sin embargo, soy bastante positivo con respecto a eso. Es mejor eso que la guerra que vivimos hace 15 años.

Y ahora que estás pasando más tiempo en España, ¿cómo ves la situación de Cataluña?

Es difícil meterme en un tema tan profundo de vuestro país. Aunque sea un tema ideológico o económico, no comprendo cómo en actualmente en el mundo hay países que se quieran separar. Es lo contrario, hay que pensar en cómo podemos trabajar juntos en lugar de construir muros y separaciones.

La música latina está triunfando y es un buen momento para seguir reforzando el idioma"

También escribiste un artículo para El HuffPosthace cinco años en el que hablabas sobre la tenencia de armas en Estados Unidos. ¿Cómo lo ves después de tanto tiempo y del reciente tiroteo en Texas?

En esos días busqué ese artículo y lo volví a leer. La verdad es que estaba muy mal escrito, pero las ideas estaban ahí. Sigo pensando lo mismo y realmente no salgo del asombro de cómo en Estados Unidos se pueden tener armas tan libremente. Hace unos días hubo un discurso del presidente Trump en Florida (EEUU) y acababa celebrando que la gente pudiese tener armas. Eso está fuera de mi alcance, no lo entiendo. Un arma es para hacer daño, también para defenderse, pero no puedes dejar que todo el mundo pueda tener acceso a ese tipo de cosas. Es mi opinión.

¿Y la situación de la comunidad latina en Estados Unidos?

Es muy fuerte cómo están, cuando tienes un líder que no te inspira, la gente se divide mucho. Pasa igual que en Colombia, hay gente que está de acuerdo con Trump y gente que no. Todos los días hay escándalos y el día a día se convierte en un circo. Es muy duro vivir con eso y con la incertidumbre que crea con respecto al futuro. Para la comunidad hispana y los inmigrantes esto hace que no tengan un camino claro hacia dónde ir.

Carlos Pina

Sin embargo, aunque eres un artista muy comprometido, no sueles escribir demasiadas canciones sociales.

Esas cosas tienen que salir de forma natural, a veces me han salido canciones sociales y las he metido en mis álbumes pero no quiero forzarlo para una temática concreta. Si lo siento, yo lo hago naturalmente.

De hecho, este año la Fundación Mi Sangre recibió el Premio CILSA al Compromiso Social Internacional. ¿Cómo surgió la idea de crear una fundación solidaria?

La Fundación salió hace 11 años y en un principio buscaba inspirar a la gente a través de la música. Viene de una canción que compuse en mi primer disco como solista, viajé por Colombia y aprendí muchas cosas de la realidad del país. Me impresionó que Colombia fuese el país con más víctimas por minas después de Camboya. No me cuadraba. Empecé a escuchar las historias de la gente y a hablar con las víctimas. Me impactó y quise sumarme a la causa y eso fue la entrada para que la Fundación Mi Sangre empezara y hasta el día de hoy, que seguimos trabajando con adolescentes y jóvenes víctimas de la violencia generalizada, pero siempre mediante la cultura: el arte, la música. Queremos poder empoderarlos y que sean líderes en su comunidad.

El pasado año falleció Juan Gabriel, alguien muy cercano a ti y a quién homenajeaste con la interpretación de su canción Querida. ¿Cómo viviste su pérdida?

Fue muy triste porque además fue inesperado. Dos semanas antes habíamos estado juntos en Miami (EEUU) cantando en unos premios. Le pregunté cómo estaba y cómo se sentía y me dijo que feliz, que estaba muy bien. La partida de un ser humano siempre te impacta demasiado y, sobre todo, cuando es alguien tan cercano como él. Pero al final ha dejado su legado, su música y sus canciones y siempre se le recordará por eso.

La incertidumbre en Estados Unidos hace que la comunidad hispana y los inmigrantes no tengan un camino claro hacia dónde ir"

El próximo 17 de diciembre actúas en el Wizink Center rodeado de amigos. ¿Te has planteado alguna vez hacer un álbum solo de duetos?

Todavía no lo he pensado, pero sé que es algo que es muy común. Algún día me gustaría intentarlo. Hacer algo como lo que ha hecho Miguel [Bosé], que me parece muy divertido, pero la verdad que no lo he pensado mucho. Hoy día es muy común, todo el mundo hace duetos, tríos, etc. Por eso hay que ser muy sutil con esto. Pero a su vez es muy chévere poder compartir tu música con la gente. Cuando trabajas con otras personas aprendes mucho y esa fricción que se genera cuando tratas con alguien distinto es interesante.

15 años después de tu primer éxito en España, A Dios le pido, y con 25 Premios Grammys bajo el brazo, ¿qué le pedirías hoy a Dios?

Para mí seguir viviendo, seguir saludable. Hay que ser agradecido por eso primero, aunque por todo. También por seguir haciendo música con todas las ganas del mundo.

Ahora que eres coach en La Voz (Telecinco) y que tratas con jóvenes cantantes, ¿qué le dirías a quien empieza en la música?

Lo más importante es que crean ellos y que no se dejen intimidar por nadie, ni por nada, y que busquen en lo más profundo de su interior para ser fieles a ellos mismos y poder seguir adelante.

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'