VIRALES
21/12/2017 08:00 CET | Actualizado 21/12/2017 09:33 CET

Esta chica acude a 'First Dates' en busca de "un culo perfecto" y se topa con una grata sorpresa

"¡Está bien el chico!", ha afirmado Sonia, después de que Carlos Sobera le permitiese tocar cualquier parte del cuerpo de su cita antes de conocerle y con los ojos vendados.

CUATRO

"Me gustaría encontrar una persona especial, que de físico esté más o menos bien y que tenga el culo perfecto, bien redondito que se pueda coger". Esta es la tarjeta de presentación de Sonia, una camarera de Mallorca, de 30 años y de madre tailandesa, en First Dates —de Cuatro—.

La verdad es que la chica ha acudido al programa con las ideas muy claras desde un primer momento. "Aunque parezca que estoy loca, no, no, no... sé lo que me hago", ha defendido Sonia, quien ha reconocido que "gracias a mi madre los rasgos que tengo llaman la atención... mujeres, hombres, se giran para mirarme, la verdad".

La cita de Sonia se llamaba Benja, un chico de 27 años muy exigente.

Sobera ha premiado la claridad de ideas de Sonia con un privilegio sin precedentes: le ha permitido tocar cualquier parte del cuerpo de su cita antes de conocerle y con los ojos vendados. Como ya había advertido, la chica fue directa al trasero: "¡Está bien el chico!", ha afirmado Sonia.

CUATRO
"Si me gusta lo que toco me pongo hasta cachondilla, la verdad", ha reconocido.

La cena entre ambos no fue nada mal, con momentos picantes incluidos como el que ha permitido una almeja: "Chupa, chupa, que se ha quedado", le ha animado Sonia a Benja.

Antes de la sentencia final, la pareja se ha besado apasionadamente en el reservado.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

NOTICIA PATROCINADA