TENDENCIAS
23/12/2017 11:31 CET | Actualizado 23/12/2017 11:31 CET

Cómo evitar el absurdo desperdicio de alimentos que se genera en Navidad

Si te empeñas en cocinar un plato sólo porque es una tradición anual, aunque nunca funcione demasiado bien, quizás sea mejor borrarlo de la lista.

PIXABAY

Llegó la hora de ponerse manos a la obra con las recetas de Navidad. Eso sí, este año hay que intentar que toda la comida acabe en los estómagos de la gente, no en la basura.

En España cada año se tiran miles de toneladas de alimentos, una práctica que tiene un enorme impacto ambiental. Las Navidades pueden ser una excusa para regocijarnos, pero también tienen algo que nos impulsa a comprar más, cocinar más y, en consecuencia, despilfarrar más alimentos en perfecto estado, sin tener en cuenta la cantidad de gente que tiene problemas para llevar un plato de comida a la mesa y las toneladas de emisiones diarias de gases de efecto invernadero.

"Es una festividad construida en torno a la comida, en lugar de ser la comida una forma más de celebrar la festividad", se lamenta Nicole Civita, abogada, profesora, defensora del consumo ético de alimentos y directora del Food Recovery Project.

Pero concienciarte sobre la cantidad de comida que preparas no tiene por qué estropear tus tradiciones navideñas. A continuación verás cómo puedes saciarte a la vez que evitas contribuir al problema mundial del derroche de alimentos:

Calcula la cantidad de comida que necesitas realmente

Quedarse corto es la peor pesadilla de todo anfitrión, pero avituallarte como si fuera el fin del mundo no es la solución. La organización sin ánimo de lucro Save The Food ha creado una ingeniosa herramienta llamada Guest-imator en la que se puede introducir el número de comensales, la clase de comedores que son, los platos que quieres preparar y cuánto te gustaría que sobrara al final; y entonces la herramienta calcula qué cantidad necesitas de cada ingrediente.

Deja de hacer ese plato típico que nadie quiere probar

bhofack2 via Getty Images

Nicole Civita recomienda hacer un inventario sincero con lo que quieren comer tus familiares, no con lo que es tradición. Si quieres hacer un plato sólo porque es una tradición anual, aunque nunca funcione demasiado bien, quizás sea mejor borrarlo de la lista o, al menos, hacer menos cantidad.

No te pases con los aperitivos

Dado que los entrantes y los platos principales son lo fundamental del menú, será mejor que no te pases con los aperitivos. Si eres muy de aperitivos, entonces conviértelos en la parte importante.

"Al final, se trata de mantener la alegría y la diversión de la celebración", resume Civita.

Tampoco te pases con el consomé

Gustavo Daniel Orozco via Pixabay

Un consomé bien caliente es un entrante típico en muchos hogares del país. La experta recomienda calcular raciones más pequeñas para que los comensales sigan con hambre para los platos de después (y para que desperdicies menos comida).

Que tus invitados se lleven sobras en tuppers

jmalov via Getty Images

Saquear la nevera con las sobras del día anterior es tan tradicional en Navidades como hablar de política con los cuñados. Para asegurarte de que tus invitados disfrutan de las sobras y de que no vayan a la basura, repártelas en tuppers y que se los lleven en bolsas.

"Es un detalle que los invitados también puedan disfrutar de la postfiesta", comenta Civita. Y así tu postfiesta no se alargará durante toda la semana.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Estados Unidos y ha sido traducido del inglés y adaptado por Daniel Templeman Sauco.

¿Qué puedes hacer tú para reducir el despilfarro?

NOTICIA PATROCINADA