NOTICIAS
26/12/2017 16:21 CET | Actualizado 26/12/2017 16:35 CET

Miguel Ángel Revilla toma una calle de Santander en dirección prohibida y discute con varios viandantes

El presidente de Cantabria explica que lo desvió la Policía Local y que no ha hecho "nada ilegal".

YOUTUBE

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, está siendo objeto de críticas desde hace unas horas tras hacerse público el vídeo de una supuesta infracción de tráfico cometida por el político en Santander en Nochebuena.

En las imágenes se ve a Revilla circulando con su vehículo y entrando a la calle Peña Herbosa de la capital cántabra, plagada de bares y muy concurrida en las fiestas navideñas, en sentido contrario. Varios viandantes le reprochan su actitud y se produce una discusión:

"Que sople, que sople", corean varios jóvenes, dando a entender que el presidente de la comunidad conduce bajo los efectos del alcohol, mientras este intenta explicar desde el coche el motivo que le ha llevado a realizar la maniobrar que le reprochan.

En declaraciones posteriores, Revilla ha explicado que fue desviado por la Policía Local y que no cree que hiciera "nada ilegal".

El presidente cántabro, Miguel Ángel Revilla, ha explicado que en Nochebuena accedió a la sede del Gobierno en su vehículo particular por dirección contraria, después de que la Policía Local desviara la circulación por ese sentido, al estar cortada la calle donde se ubica el Ejecutivo.

Revilla ha señalado a Efe, en este sentido, que no cree que hiciera "nada ilegal" al realizar esa maniobra de acceso al Gobierno y asegura que su conciencia está "absolutamente tranquila".

No he hecho nada que no haya hecho antes y que tengo que volver a repetir el día de Nochevieja

Ha explicado, además, que accedió con su coche por el otro lado de la calle, desde Puertochico, al garaje del edificio del Gobierno de Cantabria recorriendo en dirección contraria al sentido de la circulación unos "18 metros" sin "ningún problema para los ciudadanos" al estar la calle cortada, ha argumentado.

"Esto es una cuestión que vengo haciendo siempre; y no solamente yo, todos los que están en esa misma situación", ha alegado, quien ha precisado que la "fatalidad" es que en esta ocasión le han grabado, además de increparle, lo que ha opinado que "va en el sueldo" de un político.

"O sea, no hay ningún tema", ha recalcado Revilla, quien ha aclarado que no habló directamente con ningún policía local, sino que, según ha precisado, estaba en una "cola" de coches y los agentes les desviaron a "todos". "No he hecho nada que no haya hecho antes y que tengo que volver a repetir el día de Nochevieja", ha abundado.

ESPACIO ECO