INTERNACIONAL
05/01/2018 04:40 CET | Actualizado 05/01/2018 04:40 CET

La Casa Blanca prohíbe el uso de dispositivos electrónicos cerca de Trump

Por "motivos de seguridad", aunque los medios apuntan que es para evitar filtraciones a la prensa.

EFE

La Casa Blanca ha prohibido el uso de móviles y otros dispositivos electrónicos en el entorno de Donald Trump. Oficialmente, "por motivos de seguridad", pero los medios estadounidenses apuntan que el objetivo es detener las filtraciones a la prensa de información comprometida sobre su Administración.

El Gobierno de EEUU ha anunciado este jueves que sus funcionarios ya no podrán usar sus teléfonos personales en el Ala Oeste a partir de la próxima semana por "motivos de seguridad".

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, ha explicado en un comunicado que "el uso de todos los dispositivos tecnológicos personales, tanto para los invitados como para el personal, ya no estará permitido en el Ala Oeste", donde se encuentra la oficina de Trump y las de sus asesores.

"El personal podrá trabajar en sus dispositivos entregados por el Gobierno para seguir trabajando duro por el pueblo estadounidense", ha indicado Sanders, que justifica el cambio para garantizar "la seguridad e integridad de los sistemas tecnológicos de la Casa Blanca".

UN DÍA DESPUÉS DEL LIBRO QUE MACHACA SU PRESIDENCIA

Según el diario The New York Times, al personal del Ala Oeste ya se le había advertido poco después de comenzar el mandato de Trump que se les prohibiría el uso de sus propios dispositivos, pero la regla no se había aplicado hasta ahora.

El anuncio llega un día después de que Trump montara en cólera por la aparición de extractos de un libro sobre su presidencia que perfila sus primeros meses en el poder como un caos constante. El Gobierno ha tratado de desacreditar el libro, llamado Fire and Fury, al asegurar que está lleno de "falsas afirmaciones" y de fuentes "que no tienen acceso ni influencia sobre la Casa Blanca".

La publicación le ha costado también su relación con su exjefe de estrategia, Steve Bannon, cuyas declaraciones contra el hijo del presidente recogidas en el diario han motivado que Trump rompa públicamente todo contacto con él.

Además, los abogados de Trump enviaron a Bannon un documento legal para que cese sus declaraciones sobre el gobernante y cumpla el compromiso de confidencialidad que firmó con la Casa Blanca, y están intentando evitar que el libro, cuya publicación está prevista para el 9 de enero, salga a la venta.

NOTICIA PATROCINADA