NOTICIAS
08/01/2018 09:56 CET | Actualizado 08/01/2018 11:56 CET

El director de la DGT pasa de autocrítica tras el caos y culpa a la concesionaria, al tiempo y a los conductores

Gregorio Serrano reconoce que estaba en Sevilla durante la operación retorno de Navidad y que no piensa en dimitir.

EFE

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, quien asegura que no ha pensado en dimitir tras el caos provocado por la nieve en la AP-6, ha reconocido —en el programa Hoy por hoy, de la Cadena Ser— que se encontraba en Sevilla durante la operación retorno de Navidad, desde donde gestionó los "cientos de miles de carreteras donde, afortunadamente, no hubo ningún problema".

En referencia a la AP-6, donde se produjo el caos con miles de personas atrapadas en sus coches por la nieve, Serrano ha matizado que "la decisión de la gestión interna de la AP-6 no corresponde a la DGT", sino a la empresa concesionaria.

Pincha aquí para escuchar la entrevista

Según Serrano, los motivos de que la autovía se convirtiera en una ratonera no tienen que ver con ningún error del Gobierno, sino por por culpa de la citada empresa concesionaria de la vía, las condiciones meteorológicas y los propios conductores, que "sabiendo las características de la nevada excepcional que iba a caer en esa zona, se aventuraron a viajar sin cadenas ni neumáticos de invierno a unas horas donde la noche se iba a echar encima y podía traer problemas".

"LA GESTIÓN CORRESPONDE A ABERTIS"

"La gestión de a la AP-6 corresponde a Abertis y ella tendrá que explicar lo que ha sucedido para convertirse en una ratonera", ha dicho Serrano quien ha reiterado que en el caos vivido en la vía tuvo que ver la decisión "poco acertada" de conductores de ponerse en circulación pese a las advertencias de la DGT, aunque ha precisado que fue un cúmulo de "múltiples causas".

"No solo fue la copiosa y excepcional nevada que cayó esa noche y la coincidencia de la operación retorno de Navidad, sino que también dentro de las múltiples causas está la decisión poco acertada de algunos conductores que, sabiendo y teniendo información de la nevada, se pusieran a viajar sin cadenas ni neumáticos de invierno y a unas horas donde la noche se iba a echar encima e iba a traer problema", ha indicado Serrano.

Asimismo, ha rechazado las acusaciones de falta de información sobre la situación por parte de la DGT y ha explicado que, desde el jueves, "se empezó a informar sobre la importante nevada que iba a caer el sábado y el domingo; se lanzaron más de 4.000 mensajes en paneles de información sobre cómo planificar el viaje y de no circular por determinadas vías, y 500 boletines de radio".

En cuanto a la gestión por parte de Abertis, la empresa concesionaria de la AP-6, ha remitido al expediente informativo abierto por el Ministerio de Fomento para esclarecer lo sucedido. "La DGT tiene la competencia de controlar miles de kilómetros de carreteras, la AP-6 es una autopista de peaje que tiene su propio centro de gestión y en ese sentido el Ministerio ha abierto expediente informativo".

Serrano ha indicado que dentro del plan invernal de esa autovía, Abertis debe garantizar que tengan las quitanieves adecuada, además de la sal y fundentes preparados previamente a las nevadas y "la gestión ante una avalancha de vehículos es una cuestión que corresponde al operativo diario de ellos", ha añadido.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

ESPACIO ECO