INTERNACIONAL
09/01/2018 05:07 CET | Actualizado 09/01/2018 05:07 CET

Maduro acusa a las grandes agencias de noticias, entre ellas EFE, de hacer campaña contra Venezuela

Y carga también contra la Iglesia Católica.

MIGUEL GUTIERREZ/EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha acusado a cuatro agencias internacionales de noticias, entre ellas la española EFE, de hacer "campaña" contra el país y contra su Gobierno.

"La ofensiva mundial contra Venezuela a través de los medios arrancó ya, todos los días noticias negativas. El año pasado metieron 3.800 noticias negativas", ha criticado el líder chavista durante un acto con médicos en Caracas.

Maduro asegura que Reuters del Reino Unido, Associated Press (AP) de Estados Unidos, la francesa Agence France-Presse (AFP) y la Agencia EFE de España "encabezan la campaña mundial contra Venezuela".

"Todos los días plomo, plomo, plomo a nivel mundial. Las 3.800 noticias de campaña diaria por televisión, todos los días, en el mundo (...) porque quieren el petróleo, quieren nuestras riquezas, quieren acabar con la Revolución Bolivariana que es ejemplo de dignidad antineoliberal", opina.

Quieren el petróleo, quieren nuestras riquezas, quieren acabar con la Revolución Bolivariana que es ejemplo de dignidad antineoliberal.Nicolás Maduro

El mandatario ha criticado asimismo que estas agencias "no dicen" cosas positivas sobre Venezuela y cita como ejemplo los alcances de los programas sociales implementados por el chavismo, en el poder desde 1999.

Maduro ha reiterado que el país petrolero, sumido en una profunda crisis económica, no atraviesa una "crisis humanitaria", como alega la oposición para pedir al Ejecutivo que permita el ingreso de alimentos y medicinas que escasean en Venezuela.

TAMBIÉN CARGA CONTRA LA IGLESIA

Maduro ha sostenido también que la cúpula de la Iglesia católica ha impedido la santificación de José Gregorio Hernández, un venezolano conocido como "el médico de los pobres" al que atribuyen cientos de milagros en el país caribeño.

"Pido las bendiciones de José Gregorio, su protección, toda su luz, y pido por la salud de nuestro pueblo al santo del pueblo, al santo de los pobres, a pesar de que la oligarquía de la Iglesia católica no quiere que lo santifiquen", ha lamentado Maduro.

El líder chavista asegura que una "cúpula" del catolicismo, sin especificar nombres, "odia" al "venerable", como le llaman sus devotos, "porque es el médico del pueblo".

"Lo odia, me consta, tengo pruebas de cómo se ha hecho un gran esfuerzo para que (...) en los canales regulares de la Iglesia católica le den su título, (aunque) ya lo tiene, ya se graduó, ya tiene 100 años como santo del pueblo", ha dicho el mandatario, que pide al papa Francisco actuar en este sentido.

Gregorio Hernández nació en 1864 y murió en 1919 atropellado por uno de los pocos vehículos que circulaban entonces por Caracas mientras buscaba medicinas para un paciente pobre, según sus biógrafos.

ESPACIO ECO