VIRALES
09/01/2018 19:12 CET | Actualizado 09/01/2018 19:24 CET

El mensaje inspirador de una víctima de cáncer que tiene casi 100.000 compartidos en Facebook

Holly Butcher, de 27 años, dio una lección de vida a todos aquellos que han leído su última carta.

FACEBOOK

Holly Butcher murió hace unos días víctima de un cáncer de huesos poco común. Tenía 27 años y no pudo llegar a hacer muchas de las cosas con las que había soñado, pero unas horas antes de morir dejó en Facebook una "lección de vida" que se ha convertido en un fenómeno viral, con casi 100.000 compartidos y cientos de miles de comentarios y reacciones.

Butcher explica en su último mensaje en su perfil, que ahora aparece como página tributo, que siempre se imaginó "envejeciendo, arrugada y gris, rodeada de una hermosa familia con muchos niños". Sin embargo, tuvo que hacerse a la idea de morir: "No quiero irme. Amo mi vida. Estoy feliz gracias a mis seres queridos. Pero está fuera de mi control".

La joven australiana repasa entonces algunas de esas preocupaciones que nos roban el tiempo y la alegría en el día a día: problemas con nuestros hijos, un atasco, la celulitis, el mal hacer del peluquero... "Deja ir toda esa mierda. Te juro que no pensarás en esas cosas cuando llegue tu hora... todo eso es tremendamente insignificante cuando miras tu vida como un todo".

Con una gran lucidez, Holly aconseja a todos aquellos que lean su mensaje que trabajen duro "para encontrar la felicidad mental, emocional y espiritual. De esta forma es posible que te des cuenta de lo insignificante que es tener ese estúpido y perfecto cuerpo para las redes sociales".

"Di a tus seres queridos que los quieres cada vez que puedas, y ámalos con todo lo que tengas a tu disposición", dice Butcher, tras insistir en la necesidad de centrarse en lo importante: "Simplemente, intenta disfrutar y vive los momentos en lugar de grabarlos con el móvil. Escucha música y abraza tu perro, echaré mucho de menos eso. No te dejes llevar por la presión de lo que otras personas creen que es una vida satisfactoria".

Si puedes, comienza a donar sangre regularmente. La donación de sangre me ayudó a mantenerme con vida un año más.

"Ten agallas para cambiar", escribe Butcher en la última parte de su mensaje: "Si algo te hace sentir mal, tienes el poder de cambiarlo. En el trabajo, en el amor o donde sea". "Una última cosa", añade, "si puedes, comienza a donar sangre regularmente. La donación de sangre me ayudó a mantenerme con vida un año más; un año que estaré eternamente agradecida de haber pasado junto a mi familia, a mis amigos y a mi perro".

EL HUFFPOST PARA 'MATAR O MORIR'