NOTICIAS
09/01/2018 18:08 CET | Actualizado 09/01/2018 18:11 CET

Liberadas dos menores que fueron captadas en su instituto de Madrid y obligadas a prostituirse en Toledo

Las dos chicas estudiaban Hostelería y fueron engañadas con una supuesta oferta para trabajar como ayudantes de cocina.

GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil ha liberado a dos jóvenes de 16 años que habían sido captadas mediante engaño cerca de un IES en Madrid, donde estudiaban Hostelería, y estaban siendo obligadas a prostituirse en un club de alterne de Mocejón (Toledo) cuando lo que les habían ofrecido era trabajo para ser ayudantes de cocina.

Según ha informado la Delegación de Gobierno de Castilla-La Mancha, en la operación se ha detenido a dos varones, J.M.G.L. y C.P.T. de 44 y 52 años respectivamente, por un delito de trata de seres humanos. Fueron puestos disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guardia de Toledo, que ordenó su ingreso en prisión.

Fuentes del Instituto Armado han detallado a Europa Press que ambas menores, de nacionalidad española, son vecinas de Madrid y estudiaban en un centro de la capital, donde fueron engañadas por uno de los hombres detenidos que les ofreció supuestamente trabajo. Estuvieron amenazadas durante un mes tanto ellas como sus familias, que no sabían nada.

Durante este tiempo, las jóvenes seguían haciendo su vida normal en Madrid y tenían que buscarse excusas creíbles de cara a su familia cada vez que acudían obligadas y amenazadas al club. Durante el mes que duró la situación las jóvenes sí que consiguieron evitar el contacto físico con los clientes, han informado las mismas fuentes.

En nota de prensa, la Delegación del Gobierno ha explicado que las investigaciones se iniciaron a mediados del pasado mes de diciembre, cuando los agentes recibieron una llamada donde se informaba de la existencia de dos menores de edad en un club de alterne de la localidad de Mocejón que podrían estar siendo obligadas a ejercer la prostitución, por lo que de forma inmediata se envió a una patrulla de la Guardia Civil para comprobar dicha información.

Una vez que los agentes accedieron al local para su inspección, localizaron en su interior a dos chicas de 16 años que, según manifestaron, se encontraban en ese establecimiento en contra de su voluntad y bajo amenazas, por lo que fueron acompañadas hasta dependencias oficiales, desde donde se pusieron en contacto con sus familiares, que desconocían esta situación.

Las dos jóvenes informaron a los agentes de que el pasado mes de noviembre, un hombre se les acercó cuando se encontraban por los alrededores del centro donde estaban estudiando hostelería para ofrecerles trabajo como ayudantes de cocina en un hotel de un pueblo de Toledo.

Este hombre las convenció de que era una buena oportunidad para ganar un dinero trabajando en el mismo sector y que podrían compaginarlo con sus estudios, siendo él mismo quien las recogería para llevarlas y regresarlas a su domicilio, por lo que accedieron a quedar con él y conocer el hotel.

Una vez concertada la cita, las recogió y les acompañó hasta la cocina donde les manifestó que tendrían que esperar unos minutos para conocer y entrevistarse con el "jefe" que les explicaría en que consistiría su trabajo.

DROGARSE Y MANTENER RELACIONES SEXUALES

Cuando llegó este segundo hombre, les informó que su trabajo no estaría en la cocina, sino que tendrían que trabajar en la barra del bar con otras chicas, tomando copas con clientes y que llegado el caso tendrían que consumir drogas y mantener relaciones sexuales con ellos, asignándoles una habitación.

Ante esta propuesta las menores se negaron con rotundidad y manifestaron su deseo de regresar a sus domicilios, ante lo cual este hombre las intimidó mostrando una placa falsa de policía, amenazándolas a ellas y a sus familias.

Estas jóvenes fueron trasladadas en varias ocasiones al club desde sus domicilios, evitando en todo momento cualquier tipo de acercamiento con los clientes.

Una vez recabada toda la información, la Guardia Civil investigó a todas las personas relacionadas con este establecimiento, e identificó a dos hombres, J.M.G.L. y C.P.T. de 44 y 52 años, por lo que se procedió a la detención de ambos. Uno de ellos intentó huir del local cuando iba a ser detenido.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Equipo EMUME (Equipos Mujer-Menor) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo.