INTERNACIONAL
11/01/2018 02:25 CET | Actualizado 11/01/2018 02:25 CET

Un francotirador del ELN asesina a un soldado y pone en jaque el proceso de paz en Colombia

El Gobierno ha suspendido este miércoles el diálogo tras un ataque de la guerrilla.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, junto al Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, durante una alocución en la que comunica el regreso del equipo del Gobierno que negocia la paz con el ELN.
EFE
El presidente colombiano Juan Manuel Santos, junto al Alto Comisionado para la Paz, Rodrigo Rivera, durante una alocución en la que comunica el regreso del equipo del Gobierno que negocia la paz con el ELN.

Un soldado colombiano ha sido asesinado este miércoles por un francotirador del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, ha denunciado el Ministerio de Defensa de Colombia en un comunicado.

El suceso ha ocurrido en Puente Lipa, una zona rural del municipio de Arauquita, y se suma al ataque con una granada de fragmentación contra dos miembros de la Armada colombiana perpetrado este martes en ese mismo departamento.

La víctima es Luis Guillermo Ascencio Alape, del Batallón Especial Energético y Vial No. 16, adscrito a la Décimo Octava Brigada.

"Este vil asesinato fue cometido por un francotirador del Frente Domingo Laín Sáenz del ELN, quien le propinó un disparo mientras desarrollaban operaciones de control territorial", señala el Ministerio.

El asesinato del militar se suma a cuatro ataques perpetrados este miércoles por el ELN contra la infraestructura petrolera, lo que ha llevado al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, a ordenar el regreso al país para consultas de los negociadores de paz con esa guerrilla en Quito.

El expresidente colombiano Álvaro Uribe ha reprochado este miércoles a su sucesor, Juan Manuel Santos, que "se ponga guapo" a estas alturas del proceso de paz suspendiendo el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Uribe ha confesado que no le sorprenden "estos actos terroristas porque, cuando un Gobierno es tan débil y trata al terrorismo con impunidad, ellos abusan, saben que nada les va a pasar".

"La paz no se consigue consintiendo a los terroristas", sino con "autoridad y generosidad", ha sostenido. "Primero la autoridad y después la generosidad. Aquí no ha habido autoridad, aquí ha habido solamente generosidad", ha lamentado.

Uribe es uno de los principales detractores del proceso de paz que Santos ha emprendido con las FARC, con quienes ya ha firmado un acuerdo, y con el ELN. Centro Democrático, el partido de Uribe, ha amenazado con revertir el proceso si gana las elecciones presidenciales y parlamentarias de este año.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE