TENDENCIAS
14/01/2018 10:14 CET | Actualizado 14/01/2018 12:02 CET

'Operación Triunfo 2017', las claves de un éxito inesperado

Desde la primera edición del concurso no se recuerda un seguimiento como este.

RTVE

El 22 de octubre de 2001 los concursos cambiaron para siempre. Televisión Española estrenaba Operación Triunfo, un programa musical en el que 16 jóvenes desconocidos trabajaban por convertirse en artistas dentro de una Academia. ¿El premio? Asistir al festival de Eurovisión, que ese año se celebraba en Tallin (Estonia).

De ahí salieron Rosa López, David Bustamante, Chenoa y David Bisbal, que a pesar de quedar en segunda posición fue el gran triunfador del talent musical llegando a ganar un Grammy Latino.

12,8 millones de personas —68% de share— vieron a Rosa de España ganar el programa y 12,7 siguieron su paso por Eurovisión. La andaluza quedó en séptima posición, todo un éxito para ella y para el propio concurso, que se consolidaba como formato.

El éxito de la primera edición se repitió en la segunda —7,8 millones de personas vieron a Ainhoa Cantalapiedra ganar el concurso—, pero a partir de ahí ya nada sería igual. Hasta que llegó Operación Triunfo 2017, que en tres meses ha conseguido hacerse con la noche de los lunes y cuyos directos en YouTube congregan a casi 50.000 personas.

Antes de esta edición, OT había visto como su audiencia había caído en picado. En 2005, el concurso pasó a Telecinco y duró hasta 2011, cuando el espacio televisivo tuvo que terminar de forma prematura después de poco más de un mes debido a las bajas audiencias: de 12,8 millones en 2001 a 2,5.

OPERACIÓN TRIUNFO 2017

A principios de 2017 se anunció que habría una nueva edición del talent show. En palabras Tinet Rubira, responsable de la productora Gestmusic, el nuevo programa tendría "puntos de anclaje con lo que fue OT 1" y "algo de renovación".

El concierto reencuentro de los primeros triunfitos —al que precedieron cuatro programas en TVE— puso la semilla y parece que 2017 era el momento exacto para resucitar uno de los formatos más exitosos de Gestmusic.

Además, se ha producido un fenómeno muy curioso, los espectadores parece que sólo se acuerdan de la primera edición, como si entre 2001 y 2017 no se hubiesen emitido otras siete. Aesto se suma toda una generación de jóvenes y adolescentes que no vivieron el bombazo de fue OT 1 (eran demasiado pequeños o no habían nacido) y estaban necesitados de un talent show con el que identificarse y unos triunfitos a los que idolatrar.

A principios de diciembre, los concursantes que quedaban en la Academia salieron a firmar discos y desbordaron todas las previsiones: 3.000 personas en Madrid, 2.000 en Valencia y otras 2.000 en Barcelona fueron a conocerlos.

�GTRESONLINE
Un grupo de personas espera a los concursantes de OT en Barcelona.

Estas imágenes reflejaban lo que los datos de audiencia mostraban cada martes: un aumento semana tras semana.

Estas son las claves que han hecho de Operación Triunfo 2017 un formato de éxito.

LOS CONCURSANTES

Son la principal clave del éxito del programa. 16 jóvenes de entre 18 y 30 años con talento y con la única pretensión de cantar entran en la Academia. Simplemente eso, chicos y chicas cuya única preocupación es demostrar lo que saben hacer. Un casting muy bien hecho, con personalidades dispares y que han sabido complementarse unos a otros.

En estos tiempos es raro encontrar en pantalla a jóvenes normales que lloran como Aitana cuando se fue su mejor amigo, que presumen de no depilarse como Amaia o que directamente hablan de temas escatológicos mientras comen. Ver a gente buena haciendo cosas buenas es algo extraño en la parrilla televisiva actual, tan llena de grandes hermanos y de viceversos.

GTRESONLINE
Los concursantes durante la segunda gala.

LOS PROFESORES

La irrupción de los directores de cine Javier Calvo y de Javier Ambrossi como profesores de interpretación ha supuesto un soplo de aire fresco para el concurso. Clases en las que los triunfitos abren sus sentimientos y muestran cómo son sirven para acercar a los chicos y chicas a la audiencia.

Manu Guix y Noemí Galera se han convertido en los padres de todos ellos y su papel dentro del concurso es indispensable para que todo salga bien. Ver a los alumnos recibiendo clases ha servido para que la audiencia también tenga cariño por los docentes y aprendan lo duro que es convertirse en un buen cantante.

Todos los fans del programa ya conocen de sobra a Joan Carles Capdevila, Magali, Vicky Gómez, Mamen Márquez y a Laura Andrés.

GTRESONLINE
Los profesores de 'OT 2017' durante la presentación del programa.

CANAL 24 HORAS EN YOUTUBE

Otro de los pilares del éxito de esta edición es su canal de YouTube, en el que cuentan con 255.000 seguidores y más de 215 millones de visualizaciones. Miles de personas siguen las actividades que realizan diariamente los concursantes y sirven para que el público esté entretenido y quiera saber lo que sucede dentro de la escuela. Para no perder detalle, la propia cuenta comparte a primera hora el planning diario.

El canal ha llegado a conseguir hitos históricos, como que 20.000 personas miren cómo se abre la puerta de la habitación en la que duermen los triunfitos.

Es imposible no comparar lo que sucede en el directo de Operación Triunfo con lo que sucede en el de Gran Hermano (Telecinco). Conectar con el canal 24 horas del programa de Jorge Javier Vázquez pierde todo el interés después de ver como Aitana deja sin palabras a Manu Guix, Noemí Galera llora tras meter la pata con Alfred y Nerea habla de cuando sufrió bullying por sus dientes.

MULTIPLATAFORMA

Las redes sociales han servido para consolidar esta edición ya que las nuevas generaciones no consumen televisión como hace 16 años. "La gala no es el elemento central de su experiencia OT, sino el seguimiento de las clases o los ensayos, la parte del aprendizaje y la convivencia. Es un concepto muy distinto; para empezar, porque un grueso del público probablemente está desconectado de la experiencia de ver televisión convencional", asegura Concepción Cascajosa, Profesora de Comunicación Audiovisual en la Universidad Carlos III de Madrid.

El programa ha entendido que se dirige al público joven y que las estrategias del concurso deben estar orientadas a sus modos de consumo. Por eso, la gala televisiva es parte de un engranaje donde son igualmente importantes el directo de YouTube, que ellos van desgranando en Twitter; lo que los seguidores cuentan en esta red social y las canciones de las galas, que se comparten en iTunes y Spotify. Una medida que beneficia a los concursantes ya que hay más formas de acceder a lo que hacen en el concurso.

La gran mayoría tiene su base de seguidores gracias a las redes sociales. Todos han sabido encontrar su hueco en un mercado muy amplio. Además, la productora ha sabido sacar partido a estas redes para emitir publicidad con ingeniosas campañas de gran impacto. Telepizza, Olympus y hasta El Corte Inglés han sido algunas de las marcas que han aprovechado el tirón del concurso para hacer novedosas campañas.

LA APERTURA DE TVE

La cadena pública fue muy aplaudida en la quinta gala por mostrar en prime time un beso entre una de las concursantes, Marina, y su novio transexual, Bastian. El papel de Televisión Española debería ser este: buscar formatos que trabajan por la visibilización y la normalización del colectivo LGTBI, por lograr que haya personas que se sientan representadas por el contenido que se emite en la tele pública.

Una semana después volvió a cosechar alabanzas por otro beso en directo, el de Raoul y Agoney mientras cantaban Manos Vacías, de Miguel Bosé y Rafa Sánchez: un nuevo ejemplo de visibilidad

FENÓMENO AMAIA DE ESPAÑA

Si hay una concursante que se ha ganado un hueco en la historia del concurso es Amaia Romero. La joven de Pamplona ha cautivado a los espectadores con su descomunal talento y su sencillez.

El vídeo de su interpretación de Shake it out, de Florence and the machine, ha conseguido tres millones de visitas en dos semanas y su dúo con Alfred —en el que interpretaron City of Stars— 3,7.

La pamplonica parece no tener techo ni pelos en la lengua. Muchos la consideran la ganadora del concurso desde casi el inicio. Además, ha sido la favorita del público en tres ocasiones y nunca ha sido nominada por el jurado.

"Me gusta mirar los aspersores", "pero qué rollo surfero si soy de Pamplona" y su ya famoso "uf, qué horror" son algunas de las frases que se han incorporado al vocabulario popular. Incluso los hay que han hecho camisetas con ellas.

EL PRESENTADOR

Roberto Leal es una de las grandes sorpresas de Operación Triunfo 2017. El presentador que venía de las tardes de La1 era una de las apuestas más arriesgadas de la productora y se ha convertido en uno de sus grandes aciertos.

Cercano con los triunfitos, gracioso, centrando el foco en los concursantes y no en sí mismo, Leal ha conseguido que las galas sean amenas y sin la caspa de Carlos Lozano o la inexperiencia de Pilar Rubio, que llevó a OT a su mínimo histórico en Telecinco.

LOS MIEMBROS DEL JURADO

La elección de los miembros del jurado tampoco era tarea fácil. En un concurso tan exitoso su papel es el más complicado de todos: proponer para la expulsión a chicos y chicas que ya tienen una amplia base de seguidores fuera del programa.

Joe Pérez-Olive, Mónica Naranjo y Manuel Martos son profesionales, sin estridencias, duros cuando tienen que serlo y no hacen sangre de forma gratuita, como hacía Risto Mejide en otras ediciones. Si en otros OT el foco estaba sobre en las valoraciones, ahora está sobre los concursantes.

El cuarto miembro de la mesa es rotativo y numerosos artistas y destacadas personalidades del mundo de la música como David Bustamante, Tony Aguilar, Wally López y Sole Giménez han pasado por el plató para juzgar las actuaciones de los cantantes.

GTRESONLINE
Manuel Martos, Monica Naranjo y Joe Perez-Orive durante el programa una gala del programa.

REDES SOCIALES EN LA ACADEMIA

Una de las revoluciones más sonadas del programa es que los concursantes tienen acceso a Instagram. De esta forma, la audiencia puede ver lo que sucede dentro de la Academia de mano de los propios triunfitos: qué hacen, qué comen, qué sienten...

Sus perfiles de Instagram sirven para saber cuál cuenta con más seguidores y hay un caso paradójico. Amaia Romero con solo cuatro publicaciones tiene más de 233.000 seguidores.

Desde la organización controlan todo lo que publican los concursantes y no tienen acceso a la red, es decir, no pueden ver qué se dice de ellos. La información del exterior era nula hasta que llegó Manu Tenorio y metió la pata con Cepeda.

APOYO DE FAMOSOS EN REDES

"Cómo cambian las cosas. Es muy guay ver cómo ahora es cool y moderno ser fan de Operación Triunfo. Hasta los artistas 'más' grandes de este país, medios... se declaran 'fans' en las redes y se entregan a un formato que en su día criticaron y repudiaron". Estas palabras pertenecen a Nika, concursante de Operación Triunfo 2 y no le falta razón.

Ahora comentar las galas en Twitter está de moda y no es raro ver a artistas como Zahara, Manu Tenorio, Antonio Orozco, Pastora Soler, Macarena García, India Martínez, Alejandro Sanz y hasta la youtuber Dulceida valorando las actuaciones.

Artistas como Miss Cafeína, Arkano, Carlos Baute y extriunfitos como Soraya, Lorena Gómez, Pablo López y Beth han charlado con ellos y han contado lo duro que es sobrevivir en el mundo de la música.

El éxito de Operación Triunfo 2017 ha coincidido además con la debacle de Gran Hermano, dos concursos que empezaron prácticamente a la vez. Ahora con el programa de Telecinco en horas bajas, tras la edición menos vista de su historia, este OT puede hacer que las cadenas se replanteen la forma de hacer realities.

La receta del éxito de OT 2017 parece clara: jóvenes talentosos y naturales que están viviendo con ilusión una de las oportunidades más importantes de su vida. Nada de malos rollos, de envidias, de rencores... Simplemente chicos y chicas normales persiguiendo su sueño.

Concursantes OT 2017