INTERNACIONAL
13/01/2018 20:10 CET | Actualizado 13/01/2018 20:17 CET

Susto en Hawai: una alarma de misil interrumpe la emisión de televisión

"Busquen un refugio inmediatamente".

TWITTER: TIMOTHY BURKE

Imaginen que están viendo la tele tranquilamente y les cortan la emisión para anunciarles una amenaza de ataque con misiles.

Pues eso mismo les ha pasado a los ciudadanos de Hawaii, el quincuagésimo estado de Estados Unidos situado en pleno Océano Pacífico.

Este es el mensaje que ha podido verse y escucharse en televisión:

"El Mando del Pacífico ha detectado una amenaza de ataque con misiles a Hawai. Un misil puede impactar en la tierra o en el mar en cuestión de minutos. ESTO NO ES UN EJERCICIO. Si se encuentra a cubierto, manténgase a cubierto. Si no, busque refugio inmediatamente en un edificio. Manténgase a cubierto y alejado de las ventanas. Si está conduciendo, apártese a un lado y busque refugio en algún edificio o túmbese en el suelo. Les haremos saber cuando la amenaza haya terminado. Tome medidas inmediatamente. ESTO NO ES UN EJERCICIO. Tome medidas inmediatamente".

Una alerta que ha sido descartada poco después por parte de la Agencia de Emergencias hawaiana: "No hay alerta de misil".

También el senador demócrata por Hawai Tulsi Gabbard aseguró a través de su cuenta de Twitter que no había 'ningún misil llegando Hawai' y aseguró que había confirmado dicha información con el Gobierno hawaiano.

El portavoz del Comando del Pacífico de Estados Unidos, el comandante David Benham, dijo en un comunicado que nos se ha detectado 'ninguna amenaza de misiles balísticos a Hawai', y que el mensaje "se envió por error".

"El estado de Hawai enviará un mensaje de corrección lo más pronto posible", agregó.

La falsa alarma se produce en medio de las tensiones entre EEUU y Corea del Norte tras las continuas pruebas de misiles balísticos y el desarrollo del programa nuclear que está llevando a cabo Pyongyang.

La periodista de The New York Times Sydney Ember se ha mostrado muy crítica con este fallo y ha recordado que la alerta aseguraba en mayúsculas que no se trataba de un ejercicio. "La gente se estaba escondiendo en los sótanos. Había gente llorando y abrazándose a los demás. Ha sido aterrador".

NOTICIA PATROCINADA