VIRALES
19/01/2018 08:10 CET | Actualizado 19/01/2018 11:59 CET

Ella se moría por sus huesos pero recibe la sentencia final más extraña de la historia de 'First Dates'

El chaval admite ante la cámara que la chica no es lo que buscaba físicamente pero cara a cara da a entender que sí tendría una segunda cita con ella, pero... ¿Sí o no?

CUATRO

Aroa, una esteticista asturiana de 23 años, y Fran, un futbolista de Ferrol de 20, protagonizaron una de las sentencias finales más extrañas y ambiguas de la historia de First Dates. A ver, para ser estrictos, fue Fran quien hizo de ese tenso momento algo difícil de interpretar.

Por Aroa no había duda: el chaval le había encantado y estaba decidida a tener una segunda cita con Fran, sin duda. Ya había dejado claro durante la cena que ella se lo esperaba mucho peor, y que Fran era al 100% lo que ella buscaba: "No pensaba que fueran a acertar tanto", reconoció.

Fran, por su parte, tenía un cacao mental sobre Aroa que, todo hay que decirlo, ha dejado a todos con la boca abierta y sin saber muy bien cómo interpretar lo que acababa de suceder.

Ante la cámara, y en ausencia de Aroa, Fran fue bastante claro: "Su personalidad me gustó bastante, pero no terminó de cuajar en cuanto al físico...".

Cara a cara, en la sentencia final, esa transparencia fue más bien translúcida o, si nos ponemos, casi opaca:

"Yo sí querría tener una segunda cita con Fran para conocernos mejor y a ver lo que puede salir de ahí", afirmó Aroa.

"¿Tú, Fran? ¿Tendrías una segunda cita con Aroa?", le preguntaron.

Con Fran llegó la duda: "Sí, bueno. La verdad es que me sentí muy cómodo, estoy encantado de haberla conocido porque me ha caído muy bien y no tendría problema en tomar algo más con ella".

Pincha aquí para ver el vídeo (en la web de Cuatro) y saca tus propias conclusiones.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

NOTICIA PATROCINADA