INTERNACIONAL
23/01/2018 18:11 CET | Actualizado 23/01/2018 18:50 CET

La Asamblea Constituyente de Venezuela acuerda que haya elecciones presidenciales antes del 30 de abril

El Tribunal Supremo fijará la fecha exacta.

AFP
Un cartel durante las protestas en el exterior de un encuentro de ministros de exteriores del Grupo Lima, en Santiago de Chile,celebrado para hablar sobre la crisis de Venezuela.

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, controlada por los chavistas, ha acordado este martes que se celebren elecciones presidenciales antes del 30 de abril, a la espera de que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) fije la fecha concreta de una convocatoria que ya se da por sentado en el seno del chavismo.

"La Constituyente acuerda convocar para el primer cuatrimestre de 2018 el proceso de elecciones presidenciales", ha anunciado el diputado Diosdado Cabello, número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), al leer el decreto, según el periódico El Nacional'

El chavismo acudirá a la cita con Nicolás Maduro de nuevo como candidato, mientras que la oposición se encuentra dividida por los diferentes criterios que han surgido en estos últimos meses sobre el camino a seguir para hacer frente al Gobierno.

Los comicios presidenciales estaban previstos para fin de año, pero analistas y opositores advertían que el gobierno los adelantaría para aprovechar la crisis de credibilidad y divisiones que sufre la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

"Si el mundo quiere aplicar sanciones, nosotros aplicaremos elecciones (...) Poderes imperiales y poderes fácticos han desatado una campaña sistemática y de odio contra Venezuela", agregó Cabello desde la tribuna del hemiciclo parlamentario.

El lunes, la Unión Europea aprobó sanciones contra siete altos funcionarios venezolanos, entre ellos Cabello, lo que el gobierno venezolano calificó de un "golpe al diálogo" que ha mantenido desde el 1 de diciembre con la MUD en República Dominicana.

Al justificar su propuesta, Cabello también argumentó que la oposición se "retiró" del diálogo con "excusas futiles", dijo al referirse a la ausencia de la MUD en la cuarta ronda que estaba prevista para el pasado jueves, y a la cual faltó señalando que no iban a acudir cancilleres facilitadores.