VIRALES
23/01/2018 10:08 CET | Actualizado 23/01/2018 10:08 CET

Un hotel de Dublín veta a 'influencers' después de que una 'youtuber' le pidiese cinco noches gratis

"Querida 'influencer'. Gracias por tu correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de publicidad...".

YOUTUBE

Un hotel de Dublín ha tomado una medida drástica después de que una influencer quisiese pasar cinco días en su establecimiento gratis a cambio de publicidad.

The White Moose Caféha vetado a instagramers y youtubers en su local después de que la británica Elle Darby, con 87.000 suscriptores en YouTube y 76.000 en Instagram, contactase con Paul Stenson —el dueño— para ofrecerle una colaboración: cinco noches de hotel gratis a cambio de mostrarlo en sus redes sociales y para ello mandó el siguiente mail:

"Trabajo como influencer en redes sociales, sobre todo en temas como estilo de vida, belleza y viajes. Mi pareja y yo estamos planeando ir a Dublín para pasar el fin de semana de San Valentín, del 8 al 12 de febrero, y conocer la zona. Mientras buscaba lugares para hospedarme, encontré su impresionante hotel y me encantaría enseñarlo en mis vídeos de YouTube y en mis historias y publicaciones de Instagram para llevar clientes a su hotel y recomendarles a otras personas que hagan reservas en su establecimiento. A cambio me gustaría disfrutar de alojamiento gratuito".

Y su respuesta fue:

"Querida 'influencer'. Gracias por tu correo electrónico en busca de alojamiento gratuito a cambio de publicidad. Se necesitan pelotas para enviar un correo electrónico como ese. Si te dejo dormir aquí a cambio de salir en un vídeo, ¿quién va a pagarle al personal que cuida de ti? ¿Quién va a pagar a las camareras que limpian tu habitación? ¿A los que te sirven el desayuno? ¿La recepcionista que te registra? ¿Quién va a pagar por la luz y el calor que usas durante tu estancia? ¿Tal vez debería decirle a mi personal que aparecerán en tu vídeo en vez de pagarles por el trabajo que hacen mientras estás en la residencia? Mis mejores deseos.

PD:. La respuesta es no".

Después de la publicación, la influencer publicó un vídeo de 17 minutos en YouTube en el que hablaba de cómo se sentía tras lo ocurrido y aseguró que había contactado con el dueño sin mala intención. "Soy una chica de 22 años que dirige su propio negocio desde su casa, y no siento que haya hecho nada malo. No sé cuál fue su intención pero fue malvado", aseguró.

Tras el vídeo de Darby, el dueño ha tomado la decisión de prohibir la entrada a todos los bloggers al hotel.

BALLANTINE'S PARA EL HUFFPOST