INTERNACIONAL
25/01/2018 03:20 CET | Actualizado 25/01/2018 03:29 CET

Trump quiere que Theresa May sea "el Churchill de su generación" y su "Maggie"

¿Cómo se llevan el presidente de EEUU y la líder de Reino Unido?

GETTY

Donald Trump ha animado a Theresa May por teléfono a convertirse en "el Churchill de esta generación", según informa The Telegraph, citando fuentes de sus dos gobiernos.

El 19 de diciembre, ambos líderes hablaron y Trump aprovechó para revelar que había visto El instante más oscuro, el biopic del político británico que gobernó Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial. Y le recomendó a May que la viera.

Según una fuente del Telegraph, el millonario sacó el tema después de que May mencionara que Churchill había sido elegido "el mejor británico" en una encuesta de la BBC en 2002.

El diario británico apunta que se desconoce cuál fue la reacción de May.

Ambos líderes han chocado frecuentemente por las decisiones y acciones de Trump (retirarse del Acuerdo de París, exigir reformas en el pacto nuclear con Irán, retuitear vídeos islamófobos, hacer acusaciones sin sentido) pero el magnate se deshace en elogios hacia la primera ministra por el Brexit.

Según fuentes del Gobierno de May, ella y Trump tienen una relación "sorprendentemente cálida". En sus llamadas normalmente exceden el tiempo acordado, aunque la británica tiene problemas para comunicar sus puntos de vista porque el magnate se embarca en monólogos con frecuencia.

TRUMP NO VA A LONDRES PORQUE LE DAN MIEDO LAS CRÍTICAS... EN INGLÉS

Trump y May se verán las caras en el foro de Davos, días después de que el magnate cancelara una visita a Londres. Según fuentes británicas del Telegraph, en Reino Unido creen que es porque tiene miedo a las críticas. Le afectan más las de los británicos que las de otros países europeos porque son en inglés.

Bloomberg añade a la lista de problemas entre ambos líderes la sugerencia de Trump de elegir a Nigel Farage, el racista eurófobo, como embajador de Reino Unido en Washington, y el inmediato rechazo del equipo de May. A pesar de ello, apunta que se mostró encantado cuando ella aceptó visitar EEUU.

"Será mi Maggie", dijo, en referencia a Margaret Thatcher, amiga íntima del presidente de EEUU que dio alas a la economía neo-conservadora, el republicano Ronald Reagan.

Y asegura que el millonario ha asegurado que no visitará oficialmente Londres hasta que se le prometa una cálida bienvenida, imposible al ver lo que opinan de él los medios británicos.

En breve será la boda del príncipe Enrique y Meghan Markle y volverá a estar la cuestión sobre la mesa... Pero los que seguro que irán serán los Obama, con los que la pareja real se lleva muy bien.