VIRALES
31/01/2018 08:15 CET | Actualizado 31/01/2018 08:27 CET

El sorprendente secreto escondido en su piel pone los pelos de punta a su cita de 'First Dates'

Se trataba de un tatuaje del monstruo de las galletas cargado de simbolismo: "Es superimportante para mí. Tuve una infancia complicada".

CUATRO

Cuando todo fluye, cuando hay química entre dos personas, hasta las cosas más (aparentemente) insignificantes se tornan interesantes, casi mágicas... y eso es lo que les ha pasado en First Dates a Claudia, una estudiante madrileña, y a Aaron, un estudiante toledano, ambos de 20 años.

La chica escondía un secreto en su piel, y su pretendiente no ha tardado en reparar en ello: se trataba de un monstruo de las galletas tatuado.

"Es superimportante para mí. Tuve una infancia complicada, y mi madre me compró un peluchito del monstruo de las galletas y ha ido conmigo a todas partes. He tenido un montón de pesadillas, de traumas, y me lo compró por esto, para que fuera mi guardián por la noche y así no me pasaría nada", ha abierto su corazón Claudia, en una muestra inequívoca de confianza.

La tierna historia ha dado pie para que el chico se abriera y desvelara que también guardaba una triste historia que había plasmado en otro tatuaje cargado de simbolismo: el nombre de su madre.

"Me lo hice con 16 años, porque mi madre murió cuando yo tenía 13 años", ha explicado Aaron.

"El gesto del tatuaje, superbonito, superprecioso. La verdad es que es un detallazo", ha reconocido Claudia, emocionada, ante la cámara.

El desenlace esta historia se veía venir:

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard