INTERNACIONAL
01/02/2018 00:11 CET | Actualizado 01/02/2018 06:31 CET

La excorresponsal de la BBC que dimitió por la brecha salarial avergüenza a la cadena ante el Parlamento

"Nuestro negocio es la verdad. No podemos operar sin verdad".

AOL

La excorresponsal de la BBC en China Carrie Gracie, que dimitió al saber que su salario era muy inferior al de sus colegas varones en el mismo puesto, ha declarado este miércoles ante el Parlamento británico sobre este tema y ha dejado frases muy duras que dejan en evidencia a la cadena.

La brecha salarial en la cadena pública británica "daña su credibilidad" de manera "inaceptable", opina. Califica la respuesta de la BBC al problema (subirle un poco el sueldo) como un "insulto" y plantea: "Si no estamos preparados para autoexaminarnos honestamente, ¿cómo podemos informar con honestidad?".

"No nos dedicamos a fabricar pasta de dientes ni neumáticos. Nuestro negocio es la verdad. No podemos operar sin verdad", ha sentenciado la reportera.

No nos dedicamos a fabricar pasta de dientes ni neumáticos. Nuestro negocio es la verdad. No podemos operar sin verdad.Carrie Gracie, excorresponsal en China de la BBC

"La BBC vive o muere en base a su reputación por contar la verdad sin miedo, eso es lo que hacemos cada día y lo que nuestros jefes deberían hacer", ha agregado, indignada.

Gracie, a cargo durante cuatro años de la corresponsalía en China de la cadena, ha comparecido ante la comisión parlamentaria sobre Digital, Cultura, Medios de Comunicación y Deportes, que evalúa la situación de la brecha salarial en el Reino Unido, en particular en la BBC.

La periodista ha subrayado que la cadena debe "contar la verdad" sobre el sesgo de salarios en el que incurre, a fin de liderar el camino en otros sectores que afronten problemas similares en Reino Unido.

La BBC vive o muere en base a su reputación por contar la verdad sin miedo, eso es lo que hacemos cada día y lo que nuestros jefes deberían hacer.Gracie

También ha hablado del "doloroso" proceso por el que está pasando, "la tensión de estar inmersa en un conflicto" y los intentos de varios directivos de "destrozar tu autoestima con respecto a tu trabajo".

SÓLO UN EJEMPLO MÁS DE UN PROBLEMA MÁS AMPLIO

Gracie, de 56 años, ha recordado que en julio se llevó un "shock" cuando se enteró del sesgo salarial por género que existía en la BBC, cuando el canal se vio forzado a divulgar públicamente los sueldos de varios de sus periodistas estrella, los que cobraban más de 150.000 libras al año (unos 169.000 euros).

La corresponsal afirma que, cuando se le asignó el puesto en China, "insistió" en que se le pagara un "salario parejo" porque se dejaría "la piel" en ese cargo, donde "desempeñaría el trabajo al menos tan bien como cualquier hombre", lejos de su hijo adolescente y en un país "de partido único y represión".

Si no estamos preparados para autoexaminarnos de manera honesta, ¿cómo podemos informar con honestidad?Gracie

"Pensé que había ganado un compromiso con la paridad salarial cuando me fui a China, por lo que luego me llevé un shock", ha apuntado la informadora. Además, ha remarcado que su caso es "sólo un ejemplo más de un problema más amplio".

"Yo tenía un cargo de responsabilidad y (la BBC) quería que mantuviera ese puesto... Si la BBC no puede resolver mi situación, ¿cómo puede resolver la de otras personas más vulnerables que no tienen un perfil público?", se ha preguntado.

EL DIRECTOR DE LA BBC NO CREE QUE LOS MISMOS PUESTOS DEBAN PAGARSE IGUAL

En una intervención posterior, el director general de la cadena, Tony Hall, ha asegurado que la "calidad y la igualdad con las mujeres" dentro de la cadena son aspectos que le preocupan "sobremanera" y quiere "resolver" y ha recordado que ya se han hecho "progresos hacia el objetivo del 50-50".

"No discriminaremos en base al género, pero hay diferencias en cuanto al trabajo, la cantidad del trabajo, entre EEUU y China", ha considerado. Aunque reconoce que "los rangos (salariales) han sido demasiado grandes", ha resaltado que existen "diferencias" entre las competencias de los corresponsales.

Si la BBC no puede resolver mi situación, ¿cómo puede resolver la de otras personas más vulnerables que no tienen un perfil público?Gracie

Hall considera que sería "completamente atroz" que los sueldos se basaran en el género, pero se muestra en desacuerdo con la idea de que "cada editor, bien aquí o en el extranjero, tenga que percibir exactamente el mismo sueldo".

En el debate ha intervenido también la secretaria general del Sindicato Nacional de Periodistas de Reino Unido, Michelle Stanistreet, quien ha instado a la cadena a abogar por "la completa transparencia de todos los salarios" y ha tildado de "frustrante" el "lenguaje empleado" por la corporación, que utiliza términos como "salario justo, en lugar de salario parejo".

170 TRABAJADORAS DE LA BBC EXIGEN LOS PAGOS ATRASADOS

Un grupo de 170 mujeres que trabajan en la BBC han exigido una disculpa de esta empresa, pagos atrasados y un reajuste de sus pensiones en compensación por la desigualdad salarial existente en la cadena entre hombres y mujeres.

Este grupo, que hace campaña en favor de la igualdad salarial, ha enviado pruebas de esta situación al Comité parlamentario que investiga el asunto: 14 casos en que a las mujeres se les ha pagado menos que a los hombres por hacer el mismo trabajo y tener contratos menos favorables en la BBC.

Entre los ejemplos figura el de Eleanor Bradford, corresponsal de salud de BBC Escocia, que ha revelado que recibió un aumento de sueldo cuando mencionó la importancia de la igualdad salarial, o el de una presentadora de radio, cuyo nombre no se cita, que asegura que un director le dijo que la BBC "no paga por igual" y la criticó por tener una actitud "agresiva" por plantearlo siquiera.

Varias mujeres han experimentado veladas amenazas por plantear la igualdad.Informe presentado por 170 trabajadoras de la BBC ante el Parlamento

También se aportan pruebas de amenazas contra el personal femenino en relación con este asunto. "Si bien algunos directores de la BBC de forma individual han apoyado esto, hay todavía una mentalidad defensiva y las mujeres han experimentado veladas amenazas contra ellas", han detallado.

UN INFORME 'EXTERNO' DICE QUE "NO HAY PARCIALIDAD DE GÉNERO"

Estas pruebas salen a la luz después de que se haya hecho público un informe encargado por la BCC a la auditora PriceWaterhouse Coopers sobre los salarios en la emisora. La conclusión de la empresa es que "la BBC no aplica la parcialidad de género a la hora de decidir los sueldos de sus presentadores".

La firma sí ha hallado ciertas "anomalías" por la "la falta de claridad y sinceridad" sobre los sueldos y observa una brecha salarial por género del 6,8% en los sueldos más altos. En respuesta, la BBC asegura que ya ha resuelto la mitad de los 230 casos planteados y a partir de ahora será "más transparente".

Sí ha hallado "anomalías" por la "la falta de claridad y sinceridad" sobre los sueldos.

El director general de la BBC, Tony Hall, ha señalado que la emisora cree en la "igualdad" y en que "nadie debería ser pagado de manera diferente debido a su género". "El informe de hoy no encuentra pruebas de parcialidad pero muestra que tenemos asuntos reales e importantes que afrontar", reconoció.

La semana pasada, varios presentadores estrella de la BBC decidieron recortar su sueldo en solidaridad con sus colegas femeninas que cobran menos por el mismo trabajo.

A raíz de esta polémica, la BBC ha indicado que se ha marcado cinco asuntos de cara al futuro:

  1. El recorte considerable de los sueldos de algunos presentadores varones.
  2. Un nuevo marco para determinar los salarios de los presentadores, como el que existe entre el resto del personal de la corporación británica.
  3. Los empleados podrán conocer los sueldos de casi todos los puestos de trabajo.
  4. Revisar el progreso y el apoyo a las mujeres.
  5. Acelerar la igual representación de hombres y mujeres entre puestos de presentadores, con el objetivo de cerrar la brecha salarial para el 2020.

NOTICIA PATROCINADA