NOTICIAS
02/02/2018 12:38 CET | Actualizado 02/02/2018 13:41 CET

La conclusión de Jabois que no hará gracias a algunos españoles después de que 'The Times' nos ponga verdes

 "A ver si resulta que andamos por la calle susurrando y llegando antes a los sitios, que esa es otra", afirma el periodista.

THE TIMES

"Vivimos en un tiempo en el que si llevas despierto una hora y no te ha dolido algo en el alma no eres persona". El periodista Manuel Jabois ha publicado una interesante reflexión —en su columna Torpes, plastas, testarudos, en la Cadena Ser—, tras el revuelo provocado por el periodista Chris Haslam del rotativo británico The Times, quien escribióun breve manual sobre "cómo ser español" en el que, ni corto ni perezoso, explicaba que en España hay "un gran desprecio por la puntualidad" (hasta el punto de que llegar a la hora acordada se considera "bastante grosero"), no hace falta decir "gracias" ni "por favor" y que el español no es un idioma hablado, sino "gritado". El artículo forma parte de un especial sobre España como destino turístico.

Afirma Jabois que "una de los deportes de riesgo más practicados en España es darle importancia a lo que la prensa extranjera dice de nosotros", y que "en ese deporte de riesgo lo más habitual es enfadarse, porque nunca el enfado tuvo tanto prestigio como ahora".

"Hay que ofenderse con The Times porque la mejor subfamilia de los ofendidos es la del ofendido patriótico", escribe el periodista, antes de sentenciar: "A ver si resulta que andamos por la calle susurrando y llegando antes a los sitios, que esa es otra".

Pincha aquí para escuchar el audio y sigue para leer el texto completo

The Times se ha montado un artículo satírico o lo que sea diciendo que los españoles somos gritones, maleducados e impuntuales. Y naturalmente se han movilizado los insultados. Una de los deportes de riesgo más practicados en España es darle importancia a lo que la prensa extranjera dice de nosotros. De nosotros dos también. Y en ese deporte de riesgo lo más habitual es enfadarse, porque nunca el enfado tuvo tanto prestigio como ahora. El estereotipo habitual con que nos miran los extranjeros es el de la siesta, los toros y el flamenco; los que se ofenden con ese retrato son los mismos que, cuando tienen que recordarle a Puigdemont y Forcadell que son españoles, los dibujan de torero y bailaora. Hay que ofenderse con The Times porque la mejor subfamilia de los ofendidos es la del ofendido patriótico. Vivimos en un tiempo en el que si llevas despierto una hora y no te ha dolido algo en el alma no eres persona. Antes no eras persona si no te tomabas un café: ahora se necesita un agravio para remontar el día. Antes se leían los periódicos para informarse, ahora para buscar qué es lo que más te puede dañar. "Es que se han metido con los españoles". Pues se han metido con los españoles, son 40 millones, no es una minoría históricamente oprimida: fuimos un imperio. ¿Los conoces a todos? A ver si resulta que andamos por la calle susurrando y llegando antes a los sitios, que esa es otra.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE